*

X
El célebre historiador cree que esta es la mejor manera de protegerse para un futuro incierto

El historiador israelí Yuval Noah Harari se ha convertido en uno de los escritores que más libros venden en el mundo. En esencia, sus obras cuentan la historia de cómo todo el devenir de la humanidad converge en el momento actual, en el que la tecnología parece producir un cambio radical en el ser humano. Aunque Harari no habla de una "singularidad" (como sí lo hacen Ray Kurzweil y otros transhumanistas) sino de un proceso más gradual, de varios pasos, su narrativa está alineada con la posición dominante de Google y otras empresas de Silicon Valley que creen que la tecnología es la única posibilidad que tiene el ser humano de cumplir sus sueños perennes, como la felicidad permanente y la inmortalidad (o al menos la longevidad), y de resolver los predicamentos que enfrentamos actualmente como civilización.

Aunque Harari no es tan optimista como algunos de los ejecutivos de Silicon Valley, en última instancia se inclina por pensar que los beneficios que ofrece la tecnología son superiores a muchos otros que haya podido tener el ser humano a lo largo de su historia. Según el historiador israelí, es cierto que nos encontramos en un punto en el que la tecnología nos roba nuestra privacidad y puede poner en peligro nuestra agencia, pero él cree que de todas maneras las ventajas que puede tener para nuestra salud son suficientes para seguir adelante, acelerando y buscando mayor desarrollo de la inteligencia artificial. Permitir que algoritmos tengan acceso a nuestras señales biométricas y sepan lo que sentimos y pensamos nos puede parecer algo temible, pero cuando lo comparamos con el placer y el bienestar que puede traer esto cuando seamos modulados por estímulos neurales o fármacos a la medida, Harari cree que nos inclinaremos a pensar que es buena idea.

De cualquier manera, el futuro será muy diferente y será inevitablemente dominado por la tecnología. Harari cree que uno de los aspectos más importantes que debemos tomar en cuenta es que el mercado laboral será radicalmente distinto y que actualmente no podemos predecir realmente cuáles serán las habilidades que debemos buscar. Por ello, en una entrevista reciente, este pensador recomendó desarrollar sobre todo dos habilidades o destrezas. En lugar de invertir en una profesión determinada, invertir a cambio en "inteligencia emocional y equilibrio mental, y en esta clase de habilidades sobre cómo continuar cambiando, cómo seguir aprendiendo". Harari cree que debemos ser capaces de seguir "actualizando nuestro sistema" y desarrollar flexibilidad mental. En esta propuesta, mezcla ideas tomadas de la meditación, la psicología, el marketing y la informática. 

Por supuesto, son consejos sensatos. Pero debemos observar que se encuentran muy cercanos al movimiento del mindfulness que ha sido cooptado por las corporaciones, en donde se usan técnicas ancestrales tomadas de las religiones para ponerlas en práctica con fines de aumentar la productividad o soportar la alienación propia del capitalismo. O, dicho de otra manera: aprender a mantener la calma mientras las computadoras nos dicen qué es lo mejor para nosotros. No te preocupes demasiado, fluye con la ola de la información, pronto seguramente lograremos hackear tu sistema para que no vuelvas a sentir ansiedad o estrés.

Sea como fuere, Harari nos insta a ser resilientes y flexibles y cultivar estrategias emocionales para no estresarnos y no entrar en pánico, a la vez que estamos abiertos a los cambios y que somos capaces de responder creativamente a ellos. 

 

También en Pijama Surf: 10 razones por las que las crisis y los cambios son grandes oportunidades de vida

 

Imagen de portada: Yuval Noah Harari, profesor del Departamento de Historia de la Universidad Hebrea de Jerusalén (Israel), hablando durante la sesión "¿Será el futuro humano?", en la Reunión Anual de 2018 del Foro Económico Mundial en Davos, 24 de enero de 2018. Derechos de autor del Foro Económico Mundial / Ciaran McCrickard (CC BY-NC-SA 2.0, Flickr)