*

Nada de besos: la zona roja de Ámsterdam regresa con medidas sanitarias inéditas

Sociedad

Por: pijamasurf - 07/19/2020

La zona roja de Ámsterdam vuelve abrir las puertas después de la cuarentena

La famosa zona roja de Ámsterdam está de regreso. Holanda ha sido uno de los países con medidas más relajadas, haciendo lo que llamaron una "cuarentena inteligente" y desde hace un par de semanas la zona roja –y, con ello, la prostitución– ha reabierto, adelantando fechas (se tenía pensado abrir hasta septiembre). 

Aunque en primera instancia esto puede parecer algo polémico, por lo menos en un sentido de contagio es menos problemático abrir una casa de prostitución en la que se toman medidas sanitarias permanentes y en la que hay interacción cercana mayormente entre dos o tres personas, que una discoteca o un bar.

De cualquier manera, las cosas no son iguales, y una de las medidas que las trabajadoras y trabajadores sexuales holandeses están tomando es prohibir los besos. Según reporta The Guardian, algunas prostitutas holandesas habían vivido tiempos difíciles durante el periodo de aislamiento, pero ahora han visto una especie de boom de clientela. Al parecer, había muchas personas hambrientas de sexo esperando la oportunidad para obtener algún tipo de satisfacción o alivio sexual. Esto pese a que se temía que la falta de turistas tuviera efectos negativos, ya que Holanda ha prohibido la entrada a muchos países por la pandemia.

Resultan llamativas las formas en las que el sexo en general y la prostitución deberán adaptarse a los tiempos de la "pandemia". En primera instancia vemos que se prohíben los besos, pero, ¿deberán también usarse no sólo preservativos sino tapabocas? De acuerdo con The Guardian, al parecer no se implementará el uso de tapabocas durante las sesiones. Otras medidas incluyen lavar las sabanas cada sesión, usar desinfectante y lavarse las manos constantemente.

Asimismo, también se interrogará al cliente para ver si tiene síntomas o si vive con alguien que los tenga.

Curiosamente, según una trabajadora sexual entrevistada, en general ellas ya están acostumbradas a una "emergencia sanitaria", pues, dice, han tenido que lidiar con virus "mucho peores que el corona".

 

También en Pijama Surf: La distancia social podría mantenerse hasta 2022, afirma estudio de Harvard