*

¿Por qué Alemania tiene un porcentaje tan bajo de muertes por COVID-19?

Salud

Por: pijamasurf - 04/01/2020

En la pandemia actual provocada por el coronavirus COVID-19, Alemania tiene un porcentaje de menos de 1% de fatalidad

La pandemia del COVID-19 se ha agudizado en varios países en los últimos días, con un total de 905 279 contagios confirmados en todo el mundo al día de hoy (01 de abril). China hace ya varios días que dejó de ser el país con mayor número de contagios y, en cambio, este lugar estuvo ocupado durante un par de semanas por Italia, donde la enfermedad ha sido especialmente cruenta y difícil de controlar. Desde el fin de semana pasado, sin embargo, la crisis sanitaria ha alcanzado a Estados Unidos, país que suma actualmente 199 092 personas contagiadas, con 4 361 decesos, siendo la ciudad de Nueva York la que concentra el mayor número de incidencias (44 915 casos, con 1 139 fallecimientos), Todo esto según datos compilados por Centro de Recursos sobre el Coronavirus de la Universidad Johns Hopkins.

En este contexto, Alemania es uno de los países más afectados en casos totales, ocupando el quinto lugar mundial de contagios confirmados de COVID-19, en total 76 544 personas contagiadas, lo cual representa el 8% del total mundial, y se encuentra obviamente en una zona problemática, en la vecindad de al menos tres países con un elevado número de contagios: la ya mencionada Italia, España (donde la infección también se ha convertido en un problema difícil de contener, con 102 136 contagios confirmados) y Francia (con 52 870). Pese a esto, a la fecha en Alemana han fallecido únicamente 858 personas, lo cual representa el 1.12% del total.

Dicha tasa de mortalidad contrasta notablemente con la que el coronavirus tiene en Italia, país que se convirtió rápidamente en el epicentro del problema y tiene actualmente una tasa de mortalidad del 11.89% (13 155 decesos en un total de 110 574 personas contagiadas).

La razón por la cual Alemana tiene cifras tan bajas de muertes es, según los expertos, que ha hecho pruebas médicas a su población de manera masiva. Esto sugiere también que Alemania tiene mucho menos casos no reportados.

Según el doctor Dietrich Rothenbacher, el director de epidemiología de la Universidad de Ulm, en Alemania, en otros países solamente los casos con síntomas evidentes de contagio están siendo examinados. Esta hipótesis resulta razonable cuando se toma en cuenta que Corea del Sur, otro país que ha realizado pruebas masivamente, tiene una fatalidad del 1.67% (165 muertes en 9 887 contagios confrmados). Así pues, es probable que las cifras de Italia sean un tanto engañosas y la fatalidad del COVID-19 sea menor de lo que parecería si se centra el análisis en países como Italia o España. Dicho eso, las cifras de Alemania también podrían ser demasiado bajas para lo que se puede esperar en otras partes del mundo. 

Para formar una evaluación más completa quedan factores a considerar como el estado general de salud de la población, las enfermedades más recurrentes y que pueden ser factor de riesgo al contagiarse de coronavirus (hipertensión, obesidad y diabetes, entre las más señaladas), la distribución demográfica de la población (particularmente en sus sectores de edad; al parecer Italia y España han sido particularmente afectados debido a la longevidad de sus habitantes), así como el estado de los servicios médicos de cada país. Un análisis serio de la fatalidad del virus debe tomar en cuenta estos y otros elementos, los cuales deben ser considerados para determinar la fatalidad del virus.

Italia es uno de los países más longevos del mundo, aunque Alemania no está lejos. El promedio de edad de los casos en Italia es muy superior al de Alemania actualmente; no obstante, esto también se puede explicar por las pruebas más exhaustivas que ha hecho Alemania. Otro hecho que podría elevar las cifras de Alemania, si bien ciertamente no al nivel de Italia pero sí acercándolo más a Corea del Sur o a Estados Unidos, es que se encuentra en una fase más temprana de la epidemia y muchos actualmente enfermos podrían morir. 

Alemania se beneficia además de que es un país líder en el sector farmacéutico internacional y, por ello, una parte importante de las pruebas médicas que se han desarrollado para el COVID-19 se fabrican en su territorio.

 

También en Pijama Surf: La guía de supervivencia de Pijama Surf para el coronavirus COVID-19