*

X
Un peculiar gesto de Pornhub que recuerda el clásico renacentista que emergió de la peste negra

Entre los varios efectos que ha desatado en días recientes la pandemia del coronavirus COVID-19, sin duda uno de los más peculiares es el anuncio hecho por Pornhub (uno de los sitios legalmente establecidos de pornografía en línea más importantes de Internet) sobre el acceso gratuito a su contenido prémium para las personas residentes en Italia durante todo el resto del mes de marzo.

Esta concesión es en cierto modo extraordinaria porque Pornhub la hizo para paliar de algún modo el confinamiento en que viven actualmente los habitantes de Italia, hasta ahora el país europeo más afectado por el coronavirus (con 12 462 casos confirmados al 12 de marzo).

Pero lo cierto es que la peculiaridad no acaba ahí, pues tanto el gesto de Pornhub como las condiciones en que ocurre recuerdan un clásico de la literatura italiana y, de hecho, una de las primeras obras literarias en ser escritas en dicho idioma: el Decamerón, de Giovanni Boccaccio, que narrativamente está estructurado como una colección de cien historias contadas a su vez en el marco de una situación: la de un grupo de siete mujeres y tres hombres que se recluyen voluntariamente en una villa a las afueras de Florencia para intentar aislarse y escapar de la peste negra (el mayor azote epidémico de la Europa medieval). Boccaccio, de hecho, concibió su proyecto literario poco después de que la enfermedad azotó Italia, hacia el año 1348, y lo culminó en 1353. 

Si a partir de la oferta hecha por Pornhub hablamos de un “moderno Decamerón” es porque en las narraciones del clásico italiano el componente erótico y sexual es una constante, como si la cercanía de la muerte hubiera despertado una fuerte inclinación al desenfreno y la liberación de los apetitos (característica que puede constatarse en otras obras de la época).

Y si bien los videos de Pornhub guardan cierta distancia con las narraciones del Decamerón, esta cierta semejanza cultural llama de algún modo la atención, como si en el fondo sugiriese que el ser humano, pese a todo, no ha cambiado a lo largo de los siglos tanto como creemos.

 

También en Pijama Surf: Esta reflexión te ayudará a enfrentar mejor la crisis por el coronavirus

 

Imagen de portada: montaje sobre ilustración de Rockwell Kent