*

X

La verdad sobre el coronavirus y la probabilidad de que desate una pandemia

Salud

Por: pijamasurf - 01/22/2020

En China surgió un virus desconocido que afecta las vías respiratorias y ha provocado ya la muerte de 9 personas

Como es sabido, en días recientes el mundo ha entrado poco a poco en un estado de preocupación importante al respecto de un coronavirus que surgió en un mercado de mariscos en la ciudad china de Wuhan, al centro del país, a inicios de año, y que para este momento se ha esparcido ya a distintos puntos del planeta, incluyendo países cercanos como Japón y Tailandia, y otros un tanto más distantes como Estados Unidos y México (este último con un par de personas cuya infección todavía está por confirmarse).

 

¿Qué es un coronavirus?

Los coronavirus son, de hecho, viejos conocidos de la humanidad, pues en sus distintas variantes son virus caracterizados por afectar las vías respiratorias del ser humano, provocando desde un simple resfriado hasta enfermedades más severas como el síndrome respiratorio agudo severo, SRAS, que en 2002 también tuvo en vilo a la humanidad.

En este caso, sin embargo, dado que se trata de un tipo totalmente nuevo de coronavirus, hasta ahora no se tienen formas efectivas de combatirlo. Recordemos que, por su estructura (a medio camino entre la vida y la no-vida), los virus no pueden ser enfrentados con los medios tradiciones como los antibióticos u otros tratamientos médicos similares, sino sólo con retrovirales, pero estos tardan un tiempo considerable en desarrollarse, ponerse a prueba, perfeccionarse y finalmente presentarse como un remedio válido. 

En vista de su novedad, los efectos de este coronavirus no han podido definirse del todo, pues mientras que algunas personas contagiadas han caído gravemente enfermas, en otras los efectos han sido más bien menores. En los peores casos todo indica que, luego del contagio, el virus da pie a una neumonía capaz de conducir a la muerte.

 

¿Cómo se transmite este coronavirus?

Al inicio se creía que este coronavirus no se transmitía entre seres humanos, pero para mediados de enero las autoridades sanitarias chinas confirmaron el contagio de cuatrocientos cuarenta personas, nueve de las cuales fallecieron. Desde entonces, los gobiernos de Tailandia, Corea del Sur, Taiwán, Japón y Estados Unidos dieron a conocer que en sus países había también personas portadoras del virus. Su transmisión ocurre por vía del contacto corporal o contacto con los fluidos de personas infectadas.

Según reporta el diario inglés The Guardian, un modelo predictivo elaborado por especialistas de la Organización Mundial de la Salud que laboran en el Imperial College de Londres sugiere que actualmente podría haber ya unas cuatro mil personas contagiadas con el coronavirus, cálculo cuyos márgenes se encuentran entre mil y nueve mil setecientos. Con todo, la interrogante que al respecto tienen los especialistas de la salud mundial es cuántas de las personas contagiadas podrían terminar en el hospital, pues en casos anteriores se ha observado que virus que se esparcen con facilidad tienden a tener un impacto reducido en poblaciones amplias.

Asimismo, los expertos temen un brote exponencial de la enfermedad ahora que en China se celebran las fiestas por el año nuevo lunar (a partir del 24 de enero), fechas que la población suele aprovechar para salir de vacaciones.

 

¿Hay motivos reales para preocuparse? ¿Existe posibilidad de una epidemia mundial?

La respuesta a estas preguntas podría ser sí y no, aunque con énfasis en el no. Sí es, en efecto, un virus con efectos graves, pero cabe hacer notar que dicha gravedad se debe en buena medida a su novedad. Dado que este coronavirus nunca había afectado a seres humanos y, por consiguiente, no se tenía conocimiento ni noticia de él, sus primeros efectos son mucho más severos de lo que seguramente serán de aquí a unas semanas. El genoma del virus ha sido ya secuenciado por científicos chinos, quienes a su vez lo pusieron a disposición de la comunidad científica internacional; esto sin duda contribuirá a desarrollar pronto un remedio a la enfermedad que provoca.

Asimismo, es importante mencionar que la posibilidad de cura depende mucho de la fortaleza del sistema inmunológico de la persona contagiada. Todas las personas fallecidas tenían un estado general de salud débil antes del contagio.

En cuanto a las probabilidades de una “epidemia mundial”, en realidad son más bien menores. Los abundantes tratos comerciales y de otro tipo con China explican que el virus haya salido relativamente pronto del país, pero en el fondo se trata de un esparcimiento totalmente normal y hasta esperado.

En conclusión: puedes seguir tu vida normalmente, sin temor a que la población humana comience a ser diezmada por una extraña enfermedad incontrolable. Come frutas y verduras, haz ejercicio, aliméntate sanamente y toma las precauciones necesarias para preservar tu salud.

 

También en Pijama Surf: Descubre cómo cuidar tu cuerpo según la edad que tengas