*

X

Esta ciudad instaló jardines en las paradas de autobuses para atraer a las abejas

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 01/07/2020

En Utrecht, Holanda, las autoridades locales instalaron cientos de refugios verdes en las paradas de autobús como regalo para las abejas polinizadoras

En años recientes, la mala calidad del aire ha sido uno de los factores más importantes para el desarrollo de una buena calidad de vida. En relación con esto, derivado de circunstancias como el uso de combustibles fósiles o la mala planeación vial que provoca embotellamientos, muchas de las grandes ciudades en todo el mundo no cumplen con un estándar mínimo de aire limpio.

En este sentido, los Países Bajos es una nación pionera en la implementación de políticas medioambientales. Como se sabe, se trata de uno de los países donde más se usa la bicicleta cotidianamente, tanto para trayectos locales como para otros de mayor distancia; y más allá de eso, desde hace varios años su gobierno se ha abocado a crear una sociedad más responsable respecto de la naturaleza y el entorno.

Hace unos días se dio a conocer la implementación de una política que aunque podría parecer menor, tiene sin embargo un gran impacto. Se trata de la instalación de techos verdes en las paradas de autobús.

Esta medida comenzó específicamente en la ciudad holandesa de Utrecht, al centro del país y, grosso modo, consiste en que los techos de trescientas dieciséis paradas de autobús han sido cubiertos con plantas.

Más allá del ornamento que esto podría suponer para el mobiliario público, la política es una suerte de regalo para las abejas mieleras y polinizadoras de esta ciudad, a las cuales se buscó beneficiar especialmente.

Como se sabe, las abejas son las responsables de aproximadamente 70% de la polinización de las plantas necesarias para la continuidad de la vida, de ahí que se consideren la especie más importante del mundo. Los pequeños jardines ayudan a que las abejas se desarrollen para que después puedan cumplir su función como polinizadoras.

Por otro lado, estos pequeños refugios, además de proteger y fomentar la biodiversidad de la ciudad, también captan el polvo más fino y sirven como sistemas de captación de agua de lluvia. 

Los jardines no son el principal atractivo de las paradas, pues en ellas también están instaladas luces LED de muy bajo consumo y bancas hechas de bambú. 

Esta es sólo una medida de las muchas que el gobierno de Utrecht ha implementado en la apuesta para mejorar la calidad del aire. Otras medidas incluyen el fomento del uso de la bicicleta para la movilidad en la ciudad. 

¿Qué te parece? ¿Te gustaría que en tu ciudad se implementaran medidas similares? No dudes en compartirnos tus comentarios en esta nota o a través de nuestros perfiles en redes sociales.

 

También en Pijama Surf: Rudolf Steiner predijo hace casi 100 años que nuestros métodos artificiales acabarían con las abejas