*

X

El presidente de El Salvador da órdenes y despide a funcionarios desde su cuenta de Twitter

Política

Por: pijamasurf - 06/07/2019

Nayib Bukele demuestra su poder a través de Twitter

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, quien se considera orgullosamente el presidente "más cool del mundo" y ciertamente el más joven de América, utiliza su cuenta de Twitter como despacho.

A sus 37 años Bukele ha causado sensación luego de que en su primera semana en la presidencia ha empezado a emitir órdenes en su cuenta de Twitter, incluyendo despidos, publicando los salarios y demás. Las respuestas diligentes y a veces cómicas de su gabinete son publicadas por el mismo presidente. Hace un par de días despidió a 3 personase en 15 minutos. Bukele evidentemente está haciendo pública su campaña de "limpiar" la corrupción heredada. Y luego de que se convirtiera en una sensación mundial por su estilo, el presidente ha sido el primero en celebrar esta mención, acaso bajo la máxima de que le permitirá conseguir más seguidores.

El presidente no es tímido en dar "retweet" a cualquier seguidor y refocilarse en el hashtag #SeLeOrdena. Evidentemente esto también le ha ganado críticas, pero el mandatario se muestra impávido a ellas y sigue utilizando su cuenta de Twitter de manera nunca antes vista para un mandatario, acaso sólo comparable a Donald Trump, quien ha saludado a Bukele, quizá reconocido a un espíritu afín

Bukele se suma a la tendencia marcada de hacer política en Twitter, que es no sólo la nueva plaza pública, sino también la oficina pública, y a esa otra tendencia de mezclar la política con el entretenimiento y el marketing.

Lee también: La psicología de masas de Twitter: la tiranía de la ignorancia y  los linchamientos modernos

Te podría interesar:

Documento oficial del gobierno de México anuncia plan para legalizar las drogas

Política

Por: pijamasurf - 06/07/2019

El Programa Nacional de Desarrollo establece el plan para legalizar drogas durante el sexenio, en un posible pacto con Estados Unidos

El Programa Nacional de Desarrollo, un documento de casi 300 hojas que detalla la política estatal mexicana del sexenio, plantea la importancia de levantar la prohibición de sustancias ilícitas, sin explicar bien cuáles, con el fin de reducir la violencia y establecer un nuevo paradigma de tratamiento.

La estrategia prohibicionista es insostenible, declara, por lo cual se buscará la legalización en una estrategia en conjunto con Estados Unidos e incluso con la ONU, en un paquete multilateral. Este pacto deberá negociarse y no hay fecha determinada para establecerlo. Por lo cual esto no significa que México haya legalizado las drogas, como afirman algunos medios a vuelapluma, sino que se propone y buscará la legalización, algo que, por otro lado, ya se sabía.

El Plan Nacional de Desarrollo señala:

El modelo prohibicionista criminaliza de manera inevitable a los consumidores y reduce sus probabilidades de reinserción social y rehabilitación.  

La alternativa es que el Estado renuncie a la pretensión de combatir las adicciones mediante la prohibición de las sustancias que las generen y se dedique a mantener bajo control las de quienes ya las padecen mediante un seguimiento clínico y el suministro de dosis con prescripción.

El gobierno de AMLO sostiene que la "guerra contra las drogas" implementada por presidentes como Calderón y Fox ha escalado hasta el punto de crear un problema de seguridad nacional, el cual buscará combatir, entre otras cosas, a través de la legalización.