*

X

Los números arábigos no deberían enseñarse en las escuelas, según estadounidenses

Sociedad

Por: pijamasurf - 05/19/2019

Esta encuesta reveló una peculiar opinión de la población estadounidense sobre los números arábigos

De acuerdo con una encuesta realizada en Estados Unidos por la empresa consultora CivicScience, más de la mitad de la población considera que los números arábigos no deberían enseñarse en las escuelas de dicho país. Esta opinión llama la atención porque, como podemos ver, denota a la vez una gran ignorancia en general y un gran prejuicio en contra de todo lo que esté asociado con la cultura árabe.

La casa encuestadora le preguntó directamente a 3 mil 624 personas si los números arábigos deberían formar parte del currículum de las escuelas de Estados Unidos. De entre ellas, cerca del 55% respondió categóricamente que no, 29% respondió que sí y 15% dijo no tener opinión.

Como sabemos, los llamados números arábigos no son otros más que los símbolos que usamos todos los días en la cultura occidental para indicar las cifras, del 0 al 9, y son sin duda una de las invenciones más geniales del ser humano. Esta notación no es netamente arábiga (todo indica que se originó más bien en la India), pero fue gracias a su uso extendido en los países musulmanes como los números llegaron a Europa y a partir de entonces pasaron a formar parte indiscutible de la expresión matemática.

En ese sentido, es posible que si la opinión mayoritaria de la población encuestada por CivicScience se hiciera realidad, los alumnos y maestros de las escuelas de Estados Unidos se verían en un serio problema, pues no parece fácil pensar en un remplazo tan efectivo para las matemáticas como la notación arábiga.

Los resultados de esta encuesta también pueden aprovecharse para poner en perspectiva y valorizar todos los aportes de la cultura árabe a la cultura occidental o, acaso sería mejor decir, a la civilización humana. 

Además de la notación llamada arábiga, las matemáticas también deben a las universidades y los estudiosos de origen árabe disciplinas como el álgebra o elementos matemáticos hoy en día fundamentales como los algoritmos. Asimismo, buena parte de la filosofía occidental antigua (especialmente la de autores de la Grecia clásica) fue rescatada del olvido gracias a las traducciones hechas en universidades musulmanas. Otros elementos de nuestra cultura como el café, la higiene corporal (desconocida en Europa durante toda la Edad Media) o diversos avances en el conocimiento de la medicina y la anatomía, también se deben a su cultivo en el seno de la civilización árabe.

 

También en Pijama Surf: 9 razones que hacen del islam una de las culturas más refinadas y valiosas

Te podría interesar:

Este niño perdió su pierna en la guerra; una pierna prostética le devolvió la felicidad

Sociedad

Por: pijamasurf - 05/19/2019

Un emotivo testimonio en donde se combinan los horrores de la guerra y la alegría de la recuperación

De todos los horrores que los seres humanos han creado para infligirse sufrimiento mutuamente, quizá ninguno tan doloroso como la guerra. Salvo un corto período en el amanecer de los tiempos, no ha habido momento de nuestra historia en el que no nos hayamos matado unos a otros, cada vez de maneras más ingeniosas, y sin distinción de ningún tipo. Eventualmente, todos sufren los horrores de la guerra: hombres, mujeres, ancianos, niños.

Ese fue el caso de Ahmed Sayed Rahman, un niño de apenas 5 años de edad que hace 8 meses perdió su pierna durante un fuego cruzado entre un grupo armado talibán y otro del gobierno de Afganistán. El pequeño recibió una bala y como consecuencia de ello, los médicos de la zona tuvieron que amputarle la pierna derecha.

Con todo, Ahmed contó con el apoyo del Comité Internacional de la Cruz Roja, el cual administra en Kabul un centro ortopédico que, entre otras acciones, asiste con prótesis a heridos civiles de guerra como este niño.

En el video que acompaña esta nota se observa a Ahmed bailando de alegría, es de suponerse que por haber recuperado la movilidad luego de haber pasado varios meses en cama, postrado o quizá en una silla de ruedas. El niño se agita, gira, se contonea, pues no cabe en sí de alegría al poder moverse nuevamente por sí mismo.

De acuerdo con la Cruz Roja Internacional, en los últimos 30 años tan sólo en la zona de Kabul más de 100 mil personas han recibido algún miembro prostático y de éstas, al menos uno de cada 10 han sido niños.

 

También en Pijama Surf: Sexo y violencia: la historia de la humanidad dibujada por Milo Manara