*

X

La rutina perfecta de piso de la gimnasta Katelyn Ohashi, un tour de force de ritmo y precisión

Arte

Por: pijamasurf - 01/22/2019

Una poderosa demostración de júbilo, poder, ritmo y libertad en el piso

La rutina de piso de la gimnasta Katelyn Ohashi en un reciente torneo universitario no sólo recibió un 10 perfecto sino que explotó la red, volviéndose uno de los videos virales en lo que va del año. La gimnasta de UCLA introdujo casi una nueva gimnasia, menos delicada quizá pero más poderoso y no pero ello menos precisa. Ohashi llenó el piso de fuego y groove, con una increíble demostración de calma en medio de una tormenta autogenerada.  En el enorme estrés, una ráfaga de alegría. 

Es cierto que algunos puristas podrían tener algunas objeciones con el estilo de Ohashi -el cual no es tan fino como el de algunas gimnastas del este de Europa-, pero es indudable que electrizó el ambiente y casi revitalizó por cuenta propia este deporte, introduciendo una energía salvaje controlada con maestría. Al menos eso es lo que piensa su entrenadora, quien ha dicho que lo de Ohashi no sólo es bueno para su equipo -que parecía parte de esta eléctrica coreografía- sino para la gimnasia en general. 

Más de 100 millones de personas han visto su rutina de piso. Ohashi ha dicho que da la bienvenida a la presión extra, pues esto es lo que le gusta hacer, así que sólo se divierte. De lo que podemos ver, es poco probable que Ohashi se ponga nerviosa y piense mucho las cosas: es una explosión de espontaneidad, ritmo y flow.

Te podría interesar:

Muere Mary Oliver, una de las grandes poetas de nuestra época

Arte

Por: pijamasurf - 01/22/2019

La poeta estadounidense Mary Oliver falleció hoy en Florida; su poesía, fácil de acceder, revela luminosos instantes del espíritu

La poeta estadounidense Mary Oliver murió de linfoma este jueves en su casa en Florida. Oliver tenía 83 años y, además de haber recibido múltiples premios, era una de las poetas más populares en lengua inglesa, en parte por su lenguaje accesible y en parte también por su deslumbrante sensibilidad a la aparición de lo poético. Su trabajo es conocido por su exploración de los vínculos entre el mundo espiritual y el mundo natural, un sendero en el que la experiencia mística se iguala con la poética y se libera de la mediación, alcanzando la experiencia directa de la luz de la naturaleza. Mucha de su poesía nacía de largas caminatas en la naturaleza, un hábito que Oliver empezó cuando era niña en Ohio, como el único sosiego en una infancia muy dura. Mary Oliver escribió que cuando llegara la muerte, ella quería decir: "fui una esposa casada con el asombro". Mary Oliver, la eterna esposa del asombro, descanse en paz.

La poesía de Oliver tiene como eje central el poner atención para ver la magia natural de la existencia, la luminosidad creativa de un amor tan viejo como el mundo, que crea nuevas formas de gozo y misterio. Oliver nos llama a mirar atentamente, como decía Simone Weil, hasta que las cosas empiecen a iluminarse. 

A continuación, hemos traducido una selección de algunos de sus poemas.

Los usos de la aflicción

(Dormida soñé este poema)

 

Alguien que que alguna vez amé me dio

una caja llena de oscuridad.

 

Me tomó años entender

que esto también era un regalo.

 

Poner atención,

esta es nuestra verdadera e interminable labor.

En su poema "Oración", Oliver poetiza aquella noción de Malebranche de que la atención es ya en sí misma oración. Este era uno de los temas centrales de la obra de Simone Weil y confluiría en Mary Oliver, quien convierte la poesía en una oración de la mirada y el acto de asombro en la gratitud que para el Maestro Eckhart era la única actividad autosuficiente de la espiritualidad. La poesía como una captura de instantes, de instantes que contemplados con atención se vuelven revelaciones, desocultamientos de una esencia y de un sentido.

Oración

No tiene que ser 

la flor azul, pueden ser 

las enredaderas en el lote vacío, o unas pocas

pequeñas piedras; sólo pon atención, 

y luego reúne 

 

unas pocas palabras, 

no trates de hacerlas muy elaboradas, 

no es un concurso sino una entrada 

 

hacia la gratitud y un silencio en el que

otra voz puede hablar.

 

*  *  *

 

Para vivir en este mundo 

debes poder hacer tres cosas:

amar lo que es mortal;

sostenerlo

contra tus huesos sabiendo

que tu vida depende de ello;

y cuando el tiempo llegue

 dejarlo ir, dejarlo ir.