*

X

Detienen a conductor en Ibiza tras dar positivo en todas las drogas detectables

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/07/2019

Un joven manejaba bajo la influencia de todas las drogas que es capaz de detectar el test utilizado en los controles viales

La isla de Ibiza es conocida, entre otras cosas, por ser uno de los lugares favoritos para personas que gustan de la alta fiesta. Fiestas que pueden durar días y en las cuales suele haber de por medio múltiples drogas. Y este lugar común se volvió a manifestar en las noticias, luego de que un hombre de 31 años fuera detenido por la policía local la madrugada del 1o de enero por conducir bajo la influencia de todas las drogas que el test de drogas puede detectar. 

Los policías notaron que el conductor circulaba en actitud "temeraria", según reporta El País, y lo sometieron a un examen de drogas, donde aparecieron registros positivos de cocaína, metanfetamina, opiáceos, cannabis y anfetaminas. Curiosamente, la prueba de alcohol dio negativo. Uno se pregunta qué habría sucedido si el test tuviera mayor variedad.

Los policías registraron el auto y encontraron "26 pastillas de diferentes tipos —20 rosas y seis moradas— y dos envoltorios con una sustancia que podría ser cocaína". Además decomisaron un paquete de una sustancia de color marrón que se sospecha que puede ser heroína. El individuo ciertamente iba colocado y cargado.  

La fiesta acabó mal para este joven que ahora enfrenta un proceso penal, además de tener que pagar mil euros por manejar bajo la influencia de las drogas.

Te podría interesar:

Mujeres feministas consideran más atractivos a hombres sexistas, según estudio

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/07/2019

Estudio muestra que las mujeres prefieren a los hombres que tienen actitudes paternalistas y condescendientes, ya que se muestran aptos para proteger y proveer

Un reciente estudio publicado en la revisa de la Society for Personality and Social Psychology investigó el nivel de atracción que sienten las mujeres a diferentes tipos de hombres y sus motivaciones. Los investigadores Pelin Gul y Tom Kupfer notaron que las mujeres se sienten más atraídas a hombres que describen como desplegando un "sexismo benevolente". Este tipo de sexismo es descrito en la literatura como menos hostil y misógino; sin embargo, sigue siendo considerado como "sexista" ya que, según la teoría feminista, reproduce ciertos estereotipos como el de que las mujeres son más puras y virtuosas y deben ser protegidas por los hombres. En otras palabras, es lo que antes se llamaba popularmente "caballerosidad".

En el estudio se encontró que las mujeres que creen que estos hombres son más atractivos los percibieron también como mejor dispuestos a protegerlas, a cuidarlas y a proveer para ellas. Estas mujeres eran conscientes de que estas potenciales parejas podían ser condescendientes, paternalistas y autoritarios, y pese a ello los consideraron más atractivos que los hombres designados como "wokes", socialmente conscientes, sensibles y despiertos a los pleitos de la lucha de género. Esto se repitió no sólo en prospectos de pareja, sino en la población masculina en general. Por otro lado, los investigadores observaron que el nivel de atracción no fue influido por la necesidad de ser protegida de otros hombres que tenía una mujer. Y este mismo interés fue observado en mujeres que tenían tendencias feministas según fueron evaluadas por los autores.

Ahora bien, estos resultados, pese a que pueden llamar la atención en el clima actual, no son en ninguna medida sorprendentes. El popular estereotipo de que a las mujeres les atraen los hombres fuertes, poderosos e incluso los "chicos malos" es algo que no sólo es corroborado por la cultura, por cosas como el arquetipo de La bella y la bestia, sino por numerosos estudios científicos. Algunas autoras feministas observan en esto una especie de interiorización del patriarcado o de ciertos valores sexistas en las propias mujeres. Pero esta interiorización, aunque pueda tener ciertos factores culturales, es también perfectamente explicable biológica y psicológicamente. La necesidad de protección y seguridad es biológicamente uno de los principales factores que una potencial madre busca, en numerosas especies animales. Psicológicamente, si tomamos en cuenta a Freud y a Jung, autores que son "científicos" pero que sí nos ayudan a entender la importante dimensión subjetiva de la realidad, las características asociadas con el arquetipo del padre fuerte son sumamente atractivas para las mujeres, al igual que que las de la madre para el hombre. Esto, por una parte, en tanto que la sexualidad despierta en cierta forma dese la infancia y en tanto que la psique está construida por ciertos arquetipos, instintos o patrones que se heredan colectivamente y quizás no sólo de manera cultural.

Lo interesante de esta investigación es que habla de sexismo y no de misoginia. La misoginia es el odio a las mujeres y el sexismo benevolente es en realidad un amor a las mujeres, si bien un amor bajo ciertos ideales arquetípicos que algunas feministas buscan eliminar, pues los consideran tóxicos. No obstante, más allá de la teoría crítica posmoderna, este tipo de cualidades han sido históricamente deseables y han sido la sustancia de la poesía y el arte, además de tener un sentido evolutivo que difícilmente se puede deshacer en un par de generaciones.