*

X

Kazuya Nagaya, hermosos rezos budistas para las almas que vagan por los mundos del samsara

AlterCultura

Por: pijamasurf - 12/12/2018

El ambient sacro contemplativo de Nagaya

Kazuya Nagaya es uno de los más destacados músicos de ambient japonés, lo cual no es decir poco, pues Japón se caracteriza por una refinación atmosférica y una sutileza hipnótica que puede apreciarse en artistas como Susumu Yokota. Nagaya ha creado un estilo precioso utilizando campanas de bronce, gongs y cuencos como los que se usan en los monasterios budistas en Asia. Mezcla estos sonidos con pistas de ambient, teclados y guitarras eléctricas, creando unos loops que se van desvaneciendo como un alma en el tiempo o como la conciencia que deja de apegarse a su cuerpo.

Estos sonidos, utilizados en los templos, tienen la característica "de purificar y lavar las cuitas del mundo mortal", según señala la página del artista. La pureza del sonido y su lánguida repetición -sus dulces fades y sus voces espectrales- generan un silencio reverente, una apertura en la que el silencio puede crecer. Como si se estuviera tratando también de crear un templo en el interior. Un sendero apofático hacia lo eterno, una "todo-radiante oscuridad".

Por otro lado, siendo tan importante la dimensión de la compasión en el budismo mahayana, estos sonidos metálicos y cristalinos reverberan como una constante oración, como un constante pedir por la liberación de todos los seres. En este bellísimo video podemos ver y oír y acaso participar en la oración, deslizándonos en un sueño que es una plegaria en cada respiración.

Kazuya Nagaya se presentó en el pasado festival MUTEK MX, acompañado de visuales, y fue sin duda uno de los actos más preciosos, divino incluso. Así que si tienes la oportunidad de ver a este artista, no te lo pierdas.

 

Te podría interesar:

'True Hallucinations': el videojuego que te deja ser Terence McKenna en su expedición para obtener psicodélicos en el Amazonas

AlterCultura

Por: pijamasurf - 12/12/2018

El videojuego del legendario psiconauta Terence McKenna

En 1971, Terence McKenna y su hermano Dennis visitaron la Amazonía colombiana en busca de una forma de DMT oralmente activa. Los McKenna, quienes se convertirían en reconocidos etnobotánicos (y en el caso de Terence, en el máximo promotor de psicodélicos como el DMT y los hongos alucinógenos en la contracultura de los años 80 y 90 del siglo pasado), no lograron encontrar lo que había sido el objeto de su misión. En cambio, hallaron frescos pastizales donde crecían abundantes hongos Psilocybe cubensis, de los cuales consumieron "dosis heroicas". Y, como suele suceder en la magia caótica de la historia, fueron estos aliados del reino fungi los que propiciaron la madre de las experiencias psicodélicas del clan McKenna, una especie de descarga de información transdimensional, que pudo haber sido mera psicosis, un encuentro con inteligencias alienígenas, una revelación de la estructura fractal de la historia o hasta una materialización de la piedra filosofal o el llamado "objeto trascendental al final del tiempo".

Esta fabulosa experiencia juvenil daría forma a toda la vida de los McKenna y llevaría a Terence a escribir el libro True Hallucinations, donde reflexiona sobre la misma, así como también Imaginary Landscapes, donde esboza su teoría escatológica. Ahora, los aficionados a los videojuegos podrán revivir de manera lúdica el experimento de La Chorrera.

Este videojuego permite al usuario vivir el descenso de Terence McKenna y su grupo a los bosques lluviosos del Amazonas, recolectar hongos, cazar mariposas (Terence era un excelente lepidopterólogo), tirar el I Ching (las visiones psicodélicas de Terence le revelaron una estructura cosmotemporal similar a los hexagramas del I Ching) y, por supuesto, trippear.

El crew del experimento en La Chorrera

 

Aquí puedes descargar el juego 'True Hallucinations', haciendo una donación