*

X

Una persona siente lo que sucede a su alrededor varios minutos después de morir (ESTUDIO)

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/30/2018

Este hallazgo podría transformar la manera en que entendemos la muerte

Hasta ahora, la idea que se tiene sobre la muerte es tajante. Una vez que el corazón se detiene y no es posible reanimarlo, el hecho es contundente: una persona está muerta.

Sin embargo, un descubrimiento reciente podría cambiar dicha idea, pues todo parece indicar que la conciencia se preserva durante algunos minutos después del paro cardíaco, de modo tal que la persona ve, escucha y siente lo que sucede a su alrededor.

Esta hipótesis fue lanzada por el doctor Sam Parnia, de la Universidad de Stony Brook en Nueva York, quien dirigió una investigación a raíz de algunos testimonios recabados entre pacientes que lograron ser reanimados después de haber experimentado un paro cardíaco. 

El doctor Parnia encontró algunos casos en que dichas personas fueron capaces de describir con exactitud las acciones y conversaciones de los médicos y enfermeras a su alrededor, aun cuando su corazón no estaba funcionando y, de hecho, estaban a poco de ser declaradas muertas.

El fenómeno podría explicarse porque, si bien cuando el corazón deja de latir, el cerebro deja de recibir sangre y por ello mismo deja de cumplir con sus funciones, este proceso puede tardar varias horas en completarse, por lo cual es posible que una persona conserve cierto grado de conciencia incluso después de su “muerte médica”.

Si esta hipótesis se comprueba, quizá nuestra idea de la muerte cambie un poco, así como las prácticas asociadas con ella.

 

También en Pijama Surf: Estremecedores retratos de personas antes y directamente después de morir

 

Imagen de portada: San Junipero, Owen Harris (2016; Black Mirror, Charlie Brooker, 2011 a la fecha)

Te podría interesar:

Científicos de Harvard creen que tal vez fuimos visitados por una sonda extraterrestre el año pasado

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/30/2018

Un asteroide que atravesó el Sistema Solar hace unos meses podría haber sido un "velero solar"

El año pasado, una de las grandes noticias en la comunidad astrofísica fue la visita de un misterioso objeto que irrumpió en nuestro sistema solar. Se descubrió que el objeto ahora llamado Oumuamua era un asteroide con forma de cigarro, el primero jamás observado que viajaba desde otro sistema solar. Al observar este objeto, los científicos empezaron a notar ciertas propiedades extrañas que llevaron a algunos a teorizar que tal vez el objeto podría denotar la actividad de una inteligencia extraterrestre. El mismo nombre que los científicos le dieron parece reflejar esta posibilidad: Oumuamua significa "mensajero" en hawaiano. La excitación llegó al punto de que se intentaron "comunicar" con el intruso interestelar.

Esta semana se ha dado a conocer un artículo científico escrito por investigadores del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian en el que se considera la posibilidad de que este objeto, que viajaba a una velocidad de hasta 196 mil millas por hora, tenga un "origen artificial". Los científicos sugieren que Oumuamua puede haber sido una sonda de exploración enviada por extraterrestres de un sistema solar vecino.

La teoría se basa en el "exceso de aceleración" del objeto, es decir, el hecho de que de repente haya acelerado su velocidad al atravesar nuestro sistema, en un patrón de movimiento que lo distingue de un cometa. Si esto fuera así, es posible que se tratara de un velero ligero (light sail) o velero solar, propulsado por la radiación del Sol. Los científicos señalan que "veleros" de dimensiones similares ya han sido diseñados por nuestra civilización, incluyendo el IKAROS Project, y esta tecnología podría ser un lugar común entre civilizaciones avanzadas para transportar cargamentos entre planetas y estrellas.

Otras posibilidades de inteligencia extraterrestre observadas recientemente son algunas señales de radio que parecen haber exhibido ciertos patrones inteligentes, como la teorizada "megaestructura extraterrestre" de la estrella de Tabby (aunque recientemente, los investigadores han postulado una teoría que sugiere que los extraños pulsos de esta estructura se deben al polvo).

Aunque el trabajo de los investigadores de Harvard ha generado enorme interés, acaso por el deseo de no "estar solos" en el universo, otros científicos han contestado a los resultados del estudio realizado señalando que no son completamente convincentes.