*

X

¿Quieres aprender a comer sano? Es muy fácil, todo se reduce a esta cuestión

Salud

Por: - 11/14/2018

Médicos y científicos coinciden en que para comer bien, es necesario alejarse de las fábricas e internarse en la floresta

Todos sabemos que las frases "Somos lo que comemos" y "Que tu comida sea tu medicina" tienen gran verdad. Y sin embargo, para muchos no es fácil incorporar esta sabiduría a su vida. Ciertamente tiene que ver con hábitos y disciplina, pero para empezar es necesario tener una mínima conciencia de qué comer, qué es sano. Evidentemente, la respuesta a esto varía un poco en tanto que "cada cuerpo es universo" (por citar otra frase popular); no obstante, existen algunos lineamientos básicos, y ninguno como el siguiente.

Según el doctor Mark Hyman:

La herramienta más poderosa que tienes para transformar tu salud es tu tendero. Si te sientes confundido de lo que comes, hazte esta pregunta: ¿Lo hizo un ser humano o lo hizo la naturaleza? La naturaleza hizo un aguacate, pero no un Twinkie. Comer sano es realmente fácil.

Casi exactamente la misma idea es planteada por Michael Pollan, uno de los periodistas más reconocidos que escriben sobre alimentos y plantas en general (su último libro es sobre plantas psicodélicas). Según Pollan: "Si viene de una planta cómelo, si fue hecho en una planta no lo comas".

La frases es perfecta, pero Pollan agrega: "No comas nada que tu abuela no reconocería como comida", y es que la mayoría de los alimentos procesados que vemos en el supermercado oscilan en una tenue linea entre ser comida y ser otra cosa, una especie "frankenfood", híbridos de la naturaleza cuyos efectos secundarios son difíciles de medir. Para los despistados, advierte: "debes evitar productos que hagan afirmaciones sobre salud. ¿Por qué? Porque una afirmación sobre sus beneficios saludables en un alimento es un fuerte indicador de que no es realmente comida". Claro que esto último no debe seguirse dogmáticamente siempre.

Consciente del importante factor de nuestra microbiota (el ecosistema de bacterias que viven mayormente en nuestro intestino), Pollan enfatiza la importancia de las fibras vegetales que alimentan a estos microorganismos. Reconoce también la gran cadena o madeja de interconexión biológica y dice: "Eres lo que come lo que comes". Y con gran ironía critica a nuestra civilización, que "ha conseguido un increíble logro: desarrollar la dieta que nos enferma a todos".