*

X

Preso en cárcel de Xalapa denuncia que lo torturan repitiendo música de Maluma y Bad Bunny

Arte

Por: pijamasurf - 11/16/2018

La música del reggeatonero colombiano es usada como tortura, según un recluso mexicano

La música reggaetonera de Maluma y de Bad Bunny, altamente popular pero ciertamente no una de las muestras más refinadas del espíritu humano, ha sido noticia, esta vez no por un premio o un récord de ventas sino porque es utilizada para torturar, para "quebrar" a un recluso en una cárcel de Xalapa, Veracruz.

Gilberto Aguirre Garza, exfiscal de la ciudad mexicana de Xalapa, denunció que lo torturaron repitiendo música de Maluma y Bad Bunny durante hasta 7 días a todo volumen, de acuerdo con su abogado, Jorge Reyes Peralta.

La tortura, dice, vino por el lado de la voz de un colombiano que no para de sonar en el mundo: Maluma. Aguirre Garza cumple una condena relacionada a  delitos de desapariciones forzosas. La música estaría siendo "reventada" en su oído, con el fin de hacerle declarar en contra de otros funcionarios. Reggeaton para que suelte la sopa, por decirlo vulgarmente. Según reporta un diario mexicano:

Gilberto Aguirre Garza posee una trayectoria de 30 años en el sector público mexicano, durante ese tiempo gozó de una importante reputación entre los juristas del país y llegó a realizar publicaciones de corte académico sobre temas relacionados al derecho.

Presumiblemente se trata de un académico, aunque vinculado con crímenes deleznables. Las reacciones en redes sociales no se han hecho esperar, desde aquellos que sugieren que se lo merece hasta otros que señalan que esta es la condición natural del reggaeton, y especialmente de la música de Maluma: música para torturar.

Maluma no ha comentado nada al respecto. 

El uso de música pop para torturar no es algo nuevo, si bien queda por confirmarse lo aseverado por Aguirre Garza. Incluso se ha revelado una "playlist" supuestamente de la CIA, usada para torturar prisioneros, la cual incluye música de Christina Aguilera, entre otras "luminarias".

Te podría interesar:

La misteriosa mujer que se quedó con la mansión y la mayor parte de la herencia de Freddie Mercury

Arte

Por: pijamasurf - 11/16/2018

Mary Austin, la gran amiga de Freddie Mercury, quien se llevó gran parte de su herencia y guarda el secreto de sus cenizas

La vida de Freddie Mercury se ha vuelto tema de interés otra vez debido a una reciente película biográfica de él y de la banda Queen. Una de las historias más interesantes es la de la mujer que fue algo así como la esposa de Mercury, quien luego tuvo varias relaciones homosexuales.

Mercury conoció a Mary Austin cuando tenía 24 años y ella 19; Mary era una de las empleadas de la famosa boutique Bilba, donde se decía que trabajaban las muchachas más lindas de Londres en los años 60. Cuando se conocieron en 1969, todavía no se formaba la banda Queen y se emparejaron y hasta se fueron a vivir juntos. Aunque Freddie le pidió que se casaran, Austin sabía que había una cierta tibieza en Freddie, si bien ella lo idolatraba. Era la persona más segura de sí misma que había conocido. Lo del matrimonio se empezó a postergar. Anduvieron 6 años juntos; Austin pensaba que Mercury tenía relaciones con otras mujeres hasta que finalmente lo confrontó y él le dijo que más bien eran otros hombres.  Austin pensaba que Mercury en realidad no era  bisexual, sino francamente homosexual. Pese a esto siempre fueron grandes amigos, y aun después de que se separaron, Austin siguió siendo parte del entourage de la banda. Mercury dijo alguna vez que ninguno de sus amantes pudo reemplazar a Mary, pues ella era su único amigo, en verdad su esposa. Y honró esta amistad hasta la muerte.

Cuando Mercury murió de VIH en 1991, Mary estuvo con él, como siempre había estado. Y cuando se dio a conocer el destino de su herencia, Freddie le dejó la mitad de lo que en ese entonces eran unos 75 millones de dólares, incluida su mansión de 28 cuartos en Londres, donde Mary sigue viviendo, y parte de las regalías de su música, lo cual incrementa enormemente la herencia. Freddie le dejó apenas 600 mil dólares a su pareja, el 25% a sus padres y el otro 25% a su hermana. Así que Mary, su gran compañera, fue por mucho la más beneficiada. 

Mary Austin fue la encargada de esparcir las cenizas de Mercury tras su muerte. Pero nadie sabe dónde. Se teoriza que pudo haber sido en un lago suizo donde Freddie encontraba sosiego, en el jardín japonés de su casa, en Zanzíbar, donde nació Freddie, etcétera. 

 

Con información de El País y Biography