*

X

Niño de 11 años ya acabó la universidad, ahora intenta probar que Dios existe y Stephen Hawking está equivocado

Sociedad

Por: Pijamasurf - 11/14/2018

William Maillis es una mente brillante, cuyo interés es mostrarle al mundo que la existencia de Dios es una necesidad lógica

William Maillis es uno de esos niños genios que podrían entrar en la clasificación de savant. Tiene una memoria casi fotográfica y una capacidad innata para el lenguaje y los números. A los 4 años ya hablaba griego y a esa misma edad empezó a estudiar álgebra. En sus clases no toma notas, simplemente pone atención y absorbe la información. Actualmente tiene 11 años y se acaba de graduar de la Universidad de Florida del Sur San Petersburgo, en Florida. Ahora quiere hacer una carrera como astrofísico.

Sin embargo, el interés de William en la física es sólo para ir más allá de la física. Como Aristóteles, que escribió un libro sobre lo que consideraba que era lo más importante, las causas primeras, y que a la postre conocemos como la Metafísica.

Según una entrevista en la revista People, Maillis dice que quiere "probar que Dios existe" y que las teorías de otros famosos físicos, como Stephen Hawking, no son suficientemente comprensivas. Maillis parece estar invocando a Aristóteles en sus intenciones, pues según parece, lo que quiere "es probar a todos que Dios existe, ya que sólo una fuerza externa puede darle vida al cosmos". Lo cual sugiere el motor inmóvil de Aristóteles, es decir, Dios. Según Maillis, es más un salto de fe decir que el universo se creó a sí mismo, que decir que el universo fue creado por algo o alguien (Dios). Según su padre, todos los días William dedica un tiempo a desarrollar su propia teoría del cosmos. Su padre, quien es un pastor ortodoxo griego, dice que deja que William decida qué tipo de clases quiere tomar de acuerdo con lo que le interesa, y que siente que su deber sólo es dejar que su inteligencia se exprese y se desarrolle.

Evidentemente, esto puede ser simplemente el entusiasmo superlativo de un joven inteligente que piensa que el mundo es suyo, pero uno nunca sabe, y quizás Maillis sea una de esas mentes destinadas a algo realmente grande.

En este video, en el minuto 11, William explica por qué es necesario postular un Dios creador para explicar la existencia del universo y responde a la idea de Stephen Hawking de que no tiene que haber una causa, debido a la gravedad:

Te podría interesar:

Así eran los calcetines de los egipcios (hechos para usarse con sandalias)

Sociedad

Por: pijamasurf - 11/14/2018

El Antiguo Egipto fue una civilización notable en prácticamente todos los campos

Son muchos los enigmas que nos evoca la civilización del Antiguo Egipto: su religión, sus creencias esotéricas, la manera en que construyeron las pirámides, el culto que tributaban a sus faraones, y varios otros. Y quizá, en esa constelación de misterios, lo último en lo que pensamos es en su vida cotidiana, en las cosas que hacían esos seres humanos que en lo esencial no eran muy distintos a nosotros, que igualmente tenían que comer y dormir, trabajar, relacionarse con los demás, etcétera.

Sin embargo, es posible que aun en su cotidianidad los egipcios fueran una cultura excepcional. Además de haber estudiado y aprovechado las crecidas del río Nilo para fundar su civilización, de sentar las bases de la química a través de la alquimia (cuyos fundamentos se considera que nacieron entre los egipcios) o de aprovechar el papiro como material para escribir y guardar registro de lo sucedido, todo indica que en materia de vestimenta también poseyeron conocimientos admirables.

La imagen que acompaña esta nota es resultado de una nueva técnica de imagen desarrollada a instancias del Museo Británico. Grosso modo, el procedimiento consiste en analizar un objeto a través de “imaginería multiespectral”, a partir de la luminiscencia de sus diferentes tintes y la observación microscópica digital de sus fibras.

La doctora Joanne Dyer, responsable del proyecto, aseguró que esta es una técnica no invasiva, pues a diferencia de lo que se hace hasta ahora, no es necesario tomar muestras físicas del objeto en cuestión.

El calcetín analizado fue encontrado en la ciudad de Antinoópolis, fundada bajo el imperio de Adriano. Se considera que perteneció a un niño que vivió en el año 300 antes de nuestra era. Por esta y otras prendas similares se supone, además, que los egipcios fueron los primeros en usar el tejido para fabricar sus calcetines, dejando un espacio para el dedo pulgar y otro para los cuatro dedos restantes, de tal modo que pudieran usarlos con sandalias.

 

También en Pijama Surf: La iniciación de Platón y Pitágoras en los templos de Egipto