*

X

Leonardo da Vinci padecía estrabismo, asegura investigador

Arte

Por: pijamasurf - 11/05/2018

Una condición médica pudo ser la ventaja creativa de Da Vinci

¿Qué convierte en genio creativo a una persona? Esta pregunta ha suscitado las respuestas más variadas, pues mientras algunos consideran que se trata de una cualidad innata, acaso genética, para otros el genio es más bien resultado de la tenacidad, la constancia y la curiosidad

Sin embargo, también puede ser que el azar intervenga más de lo que creemos, pues a veces la circunstancia más impensada se convierte en el factor distintivo que conduce al cultivo de la creatividad.

Ese puede ser el caso de uno de los genios más admirables de todas las épocas: Leonardo da Vinci. Pintor, inventor, teórico del arte, escritor en sus momentos libres, científico y varias otras cosas más. El artífice de imágenes ahora icónicas como la Mona Lisa o La última cena ha sido por muchos años objeto de interés y enigma, pues no puede entenderse cómo una persona puede ser capaz de crear tanto y con tanta calidad.

De acuerdo con un estudio reciente, es posible que al menos la singularidad que llevó a Da Vinci a convertirse en un pintor excelso haya sido nada menos que el estrabismo ocular, esto es, dicho coloquialmente, que el genio italiano haya sido bizco.

La investigación que sugiere esta posibilidad fue dirigida por Christopher Tyler, profesor de la Escuela de Optometría de la City University of London, quien analizó seis pinturas de Da Vinci y del maestro de éste, Andrea del Verrocchio, en particular el alineamiento en los ojos de las personas retratadas. Entre otras, Tyler realizó observaciones sobre El hombre de Vitruvio y Salvator Mundi.

En su análisis, Tyler encontró que Da Vinci tuvo una capacidad especial para representar escenas tridimensionales en planos de dos dimensiones, particularmente en sus obras pictóricas pero también en sus esculturas. En otras palabras, es posible que el artista pudiera alternar voluntariamente entre mirar con ambos ojos (y tener una visión estereoscópica) o con uno solo (y tener una visión monocular), esto debido a una forma particular de estrabismo conocida como exotropía.

En la historia del arte, se sabe que otros grandes pintores como Rembrandt, Picasso y Degas también padecieron algún tipo de estrabismo. Si a estos nombres se suma el de Da Vinci, queda claro que una condición médica no es en modo alguno un obstáculo para desarrollar un talento y, más bien, paradójicamente, puede convertirse en una ventaja.

 

También en Pijama Surf: Rutinas diarias de genios creativos (INFOGRÁFICO)

Te podría interesar:

Orson Welles sobre los OVNIs y 'La guerra de los mundos'

Arte

Por: pijamasurf - 11/05/2018

Hace 80 años, Welles condujo el momento más brillante en la historia de la radio y los hoaxes en general

Hoy se cumplen 80 años de la genial dramatización de La guerra de los mundos, la novela de ciencia ficción de H. G. Wells convertida en un fenómeno de histeria social por Orson Welles, el genial actor y director estadounidense. Aunque existen indicios de que la magnitud de pánico que generó la transmisión en el programa de radio The Mercury Theater on the Air fue ampliamente exagerada, se puede afirmar sin lugar a dudas que fue un acontecimiento notable, pues el mismo Welles fue entrevistado al día siguiente por numerosos periodistas y el suceso colmó los diarios. Incluso se generó una petición para que el programa fuera investigado por la Comisión Federal de Comunicaciones.

El programa consistía en una serie de dramatizaciones de obras clásicas y populares, pero Welles contó en 1955 que "hicieron el show lo más realista posible... lo más parecido a lo que hubiera sucedido si el mundo fuera invadido". Utilizaron efectos especiales y la innovadora propuesta de leer la introducción de la novela alternada con boletines de prensa y reportes "en vivo" de descripciones de los platillos voladores marcianos y reportes de científicos de explosiones en Marte, entre otros testimonios brillantemente recopilados. Todo esto surrealísticamente intercalado de jingles, canciones y anuncios. En este encantador video (más abajo), Welles cuenta cómo al final del programa había afuera del estudio numerosos policías, que "no tenían un motivo real para arrestarnos, pero allí estaban (...) Se había convertido en un evento nacional". En un programa rival, un locutor anunció que no había causa de pánico: "¡América no ha caído, repito: América no ha caído!"... 

Pero Welles cuenta numerosas anécdotas de cómo el programa provocó caos en las carreteras y cosas sui géneris como quakers que se habían ido a la montaña y sólo 5 semanas después se logró convencerlos de que los marcianos no habían invadido el mundo. Este fue el hoax de hoaxes y contribuyó, merecidamente, a la fama de Welles.

En el video de 1955, Welles señala que constantemente le preguntan su opinión sobre los platillos voladores, a lo que responde deliciosa y categóricamente:

No tengo opinión sobre ellos... Pero me impresionó leer el otro día que un partido de fútbol en Italia fue suspendido por una de estas apariciones. Los dos equipos dejaron de jugar y se quedaron viendo el cielo. Creo que cualquier cosa que pueda detener un partido de fútbol debe de ser más que una ilusión óptica. Así que debo decir que sí estuve involucrado en lo que aparentemente era una invasión marciana. No sé qué está dentro de esos platillos, si son marcianos o no. Pero nosotros una vez mandamos unos a través de la radio...

Y este es el programa original del Mercury Theater on the Air. Una obra maestra radiofónica. Algunas personas creen que el efecto se produjo debido a que muchas personas sintonizaron el programa cuando ya había empezado.