*

X

Gobierno de Trump intenta definir el género de una persona de manera irreversible según su sexo al nacer

Sociedad

Por: pijamasurf - 11/03/2018

Según un documento filtrado, el gobierno de Trump buscaría eliminar las transiciones legales de género

Hace unos días el New York Times dio a conocer que obtuvo un reporte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos en el que se plantea establecer una definición legal del sexo de las personas (como hombres o mujeres) basándose en el sexo que tienen al nacer, pero que además no podría cambiarse con el tiempo.

Esta definición legal iría en contra de lo legislado en materia de derechos transgénero durante la administración de Obama. Diferentes activistas han acusado a Trump de querer desaparecerlos. Actualmente, un estimado de 0.7% de la población se identifica como transgénero y cree que el sexo genital con el que nacieron no es su verdadera identidad.

Anteriormente, el gobierno de Trump se ha opuesto a que las personas transgénero sean parte del ejército. El memo dado a conocer sostiene que el género debería ser determinado "bajo bases biológicas que sean claras, basadas en la ciencia, objetivas y fáciles de administrar". Hay que tener en mente que esto sólo es un memo que se ha filtrado y es muy distinto a que se convierta en una ley. Dicho eso, ha generado enorme alarma y manifestaciones públicas en Estados Unidos, pues estas comunidades naturalmente se siente amenazadas por la visión binaria que, en teoría, plantea el gobierno.

Todo esto ocurre en medio de la gran controversia que existe por lo que ha sido llamado rapid-onset gender dysphoria (disforia de género de rápida manifestación), una teoría considerada pseudocientífica por algunas personas y que sugiere que existe un incremento acelerado del desencanto con el propio género en adolescentes por la influencia de las redes sociales y otros factores culturales. Asimismo, algunas personas argumentan que el aumento en los cambios de género -"transiciones", como se les llama- está generando numerosos casos en los que niños transitan demasiado rápido y luego llegan a arrepentirse, por lo cual algunos argumentan que debería establecerse una edad mínima para hacerlo. Evidentemente, este tema es sumamente complejo y requiere de una cuidadosa reflexión e investigación.

Te podría interesar:

Tiroteo en sinagoga de Pittsburgh lanza la alarma del antisemitismo en Estados Unidos

Sociedad

Por: pijamasurf - 11/03/2018

Un nuevo tiroteo ocurre en Estados Unidos, esta vez en contra de la comunidad judía

La tarde de este sábado 27 de octubre tuvo lugar un nuevo tiroteo en Estados Unidos, concretamente en Pittsburgh, Pensilvania, en contra de una comunidad judía congregada en la sinagoga El Árbol de la Vida.

El responsable de la agresión fue Robert Bowers, un hombre de 46 años con un perfil marcadamente antisemita. Bowers acudió al templo situado en el vecindario de Squirrel Hill, en el día en que se celebra la principal ceremonia de la semana según los preceptos de la religión judía. De acuerdo con los reportes, Bowers llevaba consigo varias armas de fuego, entre las cuales se contaba un rifle de asalto.

Hasta el momento son 11 las personas que murieron en el ataque de Bowers y 11 las que resultaron heridas (incluidos tres policías).

Entre otras circunstancias, el tiroteo ocurre en un momento en que la sociedad estadounidense se prepara para las llamadas elecciones intermedias, con las cuales se renovará la Cámara de Representantes del Congreso. Según algunos analistas, este proceso político ha servido a distintas organizaciones de extrema derecha para consolidar su posición ideológica en contra de la comunidad judía.

Sin embargo, como señala Alexandra Schwartz en The New Yorker, lo cierto es que el fantasma del antisemitismo nunca se ha ido del todo. En Europa, en Estados Unidos, en los países de Oriente: las latitudes cambian, pero por todos lados el ser humano hace gala de ser incapaz de convivir en paz con sus semejantes.

 

También en Pijama Surf: Las 14 características del fascismo según Umberto Eco

 

Imagen de portada: Gene J. Puskar/AP