*

X

Estas celebridades están poniendo de moda los 'faciales de pene' de bebés coreanos

Sociedad

Por: pijamasurf - 11/26/2018

Lo último y lo más exclusivo en la búsqueda de burlar el paso (inevitable) del tiempo y la muerte

Una moda bastante llamativa entre las celebridades, en su perenne búsqueda de burlar la guadaña de Cronos, ha generado cierta polémica y fascinación. The Guardian, por ejemplo, se pregunta si "los faciales de prepucio marcan el fin del mundo". Las suaves capas protectoras del glande de bebés coreanos son aplicadas al rostro de mujeres multimillonarias, las cuales deben pagar unos 700 dólares por un solo tratamiento, además de que hay una lista de espera de 2 años.

La actriz británica Kate Beckinsale, de 45 años, es la última en desvivirse en elogios para esta terapia cosmética, a la cual atribuye su increíble complexión. En su cuenta de Instagram, Beckinsale bromeó con que en su primera vez fueron gentiles con ella y la terapia fue "lite en pene". Sin embargo, en un post que tiene más de 100 mil likes, muchos usuarios señalaron que su uso cosmético de prepucios era repugnante y que era el colmo de la obsesión con la juventud.

Otras celebridades, como Sandra Bullock y Cate Blanchett, también han hablado de los beneficios de su terapia peniana. 

El llamado "facial de pene" funciona usando un suero hecho de células madre cultivadas a partir de los prepucios de bebés coreanos. Se cree que estas células activan células responsables del envejecimiento y ayudan a aumentar la producción de colágeno, lo cual hace que se desvanezcan las arrugas y líneas de la cara.

El suero es aplicado con unas microagujas que deben inyectarse en la cara cientos y hasta miles de veces. Dicen que el procedimiento es doloroso. Pero nada se compara con sentirse joven y bella. O, como dice en broma The Guardian: "Sólo eres tan vieja como el prepucio cultivado de bebés que te frotas en la cara buscando postergar los signos de tu inevitable muerte".

Te podría interesar:

Gobierno de Trump intenta definir el género de una persona de manera irreversible según su sexo al nacer

Sociedad

Por: pijamasurf - 11/26/2018

Según un documento filtrado, el gobierno de Trump buscaría eliminar las transiciones legales de género

Hace unos días el New York Times dio a conocer que obtuvo un reporte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos en el que se plantea establecer una definición legal del sexo de las personas (como hombres o mujeres) basándose en el sexo que tienen al nacer, pero que además no podría cambiarse con el tiempo.

Esta definición legal iría en contra de lo legislado en materia de derechos transgénero durante la administración de Obama. Diferentes activistas han acusado a Trump de querer desaparecerlos. Actualmente, un estimado de 0.7% de la población se identifica como transgénero y cree que el sexo genital con el que nacieron no es su verdadera identidad.

Anteriormente, el gobierno de Trump se ha opuesto a que las personas transgénero sean parte del ejército. El memo dado a conocer sostiene que el género debería ser determinado "bajo bases biológicas que sean claras, basadas en la ciencia, objetivas y fáciles de administrar". Hay que tener en mente que esto sólo es un memo que se ha filtrado y es muy distinto a que se convierta en una ley. Dicho eso, ha generado enorme alarma y manifestaciones públicas en Estados Unidos, pues estas comunidades naturalmente se siente amenazadas por la visión binaria que, en teoría, plantea el gobierno.

Todo esto ocurre en medio de la gran controversia que existe por lo que ha sido llamado rapid-onset gender dysphoria (disforia de género de rápida manifestación), una teoría considerada pseudocientífica por algunas personas y que sugiere que existe un incremento acelerado del desencanto con el propio género en adolescentes por la influencia de las redes sociales y otros factores culturales. Asimismo, algunas personas argumentan que el aumento en los cambios de género -"transiciones", como se les llama- está generando numerosos casos en los que niños transitan demasiado rápido y luego llegan a arrepentirse, por lo cual algunos argumentan que debería establecerse una edad mínima para hacerlo. Evidentemente, este tema es sumamente complejo y requiere de una cuidadosa reflexión e investigación.