*

X

Aurelia Brouwers, la atormentada joven de 29 años a quien los médicos holandeses le facilitaron la muerte

Salud

Por: pijamasurf - 08/14/2018

Llevaba deprimida y sufriendo diferentes trastornos crónicos desde los 12 años. En Holanda, la eutanasia es legal

En algunos pocos lugares, la eutanasia ya es una realidad. Sin embargo, en la gran mayoría de los casos esto ocurre con pacientes terminales, es decir, pacientes que sólo están esperando la muerte y que debido al enorme sufrimiento y a la inevitabilidad del desenlace, deciden dar un paso adelante. No obstante, Aurelia Brouwers tenía sólo 29 años y no tenía una enfermedad terminal cuando un grupo de médicos holandeses le suministró un veneno para tener una muerte sin dolor.

Según señala la BBC, la joven hizo una grabación antes de morir, en la que declaró:

Tengo 29 años y he elegido someterme voluntariamente a la eutanasia. Lo he elegido porque tengo muchos problemas de salud mental. Sufro de forma insoportable y no tengo esperanza. Cada aliento que tomo es tortura.

La joven llevaba una pizarra en la que tachaba los días que le quedaban con un rotulador negro, ansiosa de que llegara la cita con los médicos. En las últimas semanas había realizado actividades manuales, andado en bicicleta y visitado a sus seres queridos. Y, de acuerdo con la BBC, también visitó el crematorio que había elegido. 

El criterio para la eutanasia es que el médico debe considerar que el sufrimiento de la persona es "insoportable y sin perspectivas de mejora" y además, no tener una alternativa razonable que proponerle al paciente. De las 6 mil 585 muertes por eutanasia practicadas en Holanda, sólo 83 fueron por condiciones psiquiátricas. En el caso de Aurelia, ella empezó a sufrir de depresión desde los 12 años y le diagnosticaron trastorno límite de la personalidad; a lar par, tenía ansiedad, psicosis y escuchaba voces.

Lo controversial del caso es que sus médicos no respaldaron sus pedidos de eutanasia. Aurelia tuvo que ir a una clínica especial llamada Levenseindekliniek, clínica del "fin de vida" en La Haya. En esta clínica es donde se aprueban la mayoría de las eutanasias psiquiátricas, aunque ello ocurre con apenas el 10% de las solicitudes recibidas. 

El caso de Aurelia es realmente triste y aunque genera impotencia y frustración, supera la capacidad de emitir un juicio certero al respecto. Antes de morir, Aurelia se pasaba todo el tiempo autolesionándose; ya había intentado numerosas terapias y medicamentos y se había intentado suicidar varias veces. Según le dijo a la TV holandesa, se sentía atrapada en su cuerpo y en su cabeza y quería ser libre.

El tema más delicado en este caso es que la ley holandesa mantiene que el individuo que pide la eutanasia debe elegirla voluntariamente y estar en un estado competente para tomar la decisión. ¿Pero cómo determinar con completa seguridad si una persona con tales trastornos mentales cumple con este criterio? Es sumamente difícil determinar eso, incluso definir qué es realmente voluntario y qué es una coacción de una condición que podría ser pasajera. Asimismo, algunas enfermedades psiquiátricas tienen como síntoma justamente el deseo de morir, lo cual complica aún más las cosas.

Por otro lado, es verdad que muchos de estos pacientes acaban suicidándose y la eutanasia ofrece una muerte mucho más pacífica y digna. Aurelia tomó una botella de veneno y simplemente se acostó en la cama a morir.

Te podría interesar:

Los libros que un psicoterapeuta podría escribir con la vida de sus pacientes

Salud

Por: pijamasurf - 08/14/2018

Vistos con humor e ingenio, los problemas que una persona lleva al consultorio del psicólogo podrían dar lugar a algunas de estas obras

Un psicoterapeuta suele ser testigo privilegiado de la condición humana y, más específicamente, de aquello que Jacques Lacan llamó “la dificultad de vivir”

Si vivir –por sí mismo, en todos los seres vivos– presenta sus propios problemas, en el ser humano a la lucha por la supervivencia se suma además la necesidad de entender por qué y para qué se vive, esto es, entender por qué está vivo y qué necesita hacer con su vida. Al final, las respuesta a estas preguntas son sencillas y en cierto modo equiparables a las de otros seres vivos, pero la singularidad humana obliga al sujeto a hacer un recorrido y una elaboración personales antes de poder responder.

Y eso, precisamente, es la materia de los psicoterapeutas, aquello que atestiguan: el esfuerzo del ser humano por enfrentar su propia dificultad, comprenderla y dejarla atrás. En pocas palabras, como también solía decir Lacan: pasar a otra cosa.

Sin embargo, el proceso no es sencillo, y sin duda los psicoterapeutas podrían dar fe de ello. De hecho, el motivo de esta nota es una serie de “libros” imaginados por el psicólogo Johan Deckmann a partir del componente esencial de algunos de los pacientes que han pasado por su consultorio. Una biblioteca peculiar que, si existiera, sería el muestrario perfecto de las contradicciones con las que el ser humano se enfrenta a lo largo de su existencia.

En general, esta es una muestra de ingenio y humor no sólo hacia el trabajo del propio Deckmann, sino también hacia cuestiones que acaso podríamos considerar con mayor sencillez y ligereza. La vida puede ser difícil, ¿pero no bastaría que cambiáramos un poco ese pensamiento para darnos cuenta de que puede ser, también, sumamente simple?

 

Cómo tener éxito instantáneo con tan sólo bajar tus estándares

 

Cómo pasar tu vida con las personas equivocadas porque te da miedo estar solo

 

Cómo despertar cada mañana y dedicar tiempo invaluable a hacer realidad el sueño de alguien más

 

Cómo mantenerte a ti mismo tan ocupado que nunca tengas tiempo para enfrentar tus problemas

 

Yo en las redes sociales / Yo

 

Cómo vivir tu vida de acuerdo a la definición que otros tienen de lo que eres

 

Cómo vivir una vida larga y saludable absteniéndote de todo lo que te da alegría

 

Cómo continuar cometiendo los mismos errores conocidos y esperar resultados diferentes

 

Cómo concluir que tu vida no va a ningún lugar y simplemente seguir concluyendo

 

Cómo sentirte satisfecho con lo ordinario cuando todo lo que deseas es extraordinario

 

Más imágenes en el perfil de Instagram de Deckmann.

 

También en Pijama Surf: 7 razones por las cuales la terapia psicológica funciona