*

X

Profesora quiere que le envíes fotos de tu pene para investigar relación entre tamaño y autoestima

Salud

Por: pijamasurf - 07/04/2018

Estudio universitario mide la relación entre el tamaño del pene y factores psicológicos de autoconfianza

Como es obvio, nuestra cultura está obsesionada con el falo. Esta obsesión ha hecho que algunos investigadores afirmen que el tamaño del pene está relacionado con la autoestima y demás factores psicológicos. O quizás, más que un tamaño específico, la percepción del mismo, de tal manera que los hombres que creen que tienen penes pequeños parecen sufrir de problemas de falta de autoestima, según investiga la profesora Alicia Walker de la Universidad Estatal de Missouri.  

Walker acaba de comenzar un estudio en el que intentará medir la correlación entre la autoestima y el tamaño penil. Para llevar esto a cabo, la profesora necesita por lo menos 3 mil 600 hombres de más de 22 años, que deberán medir su pene erecto y flácido y enviarle imágenes, además de llenar un cuestionario. La idea es que sean personas de todo el mundo, reclutados en línea y en persona. Pero, advierte, no se trata de fotos sexys sino clínicas y se debe seguir un protocolo para medir el pene, ya que la mayoría de los hombres tienden a medirse favorablemente, a tratar de exprimir 1 centímetro por donde sea.

Walker dice que aunque esto pueda parecer algo divertido o polémico, en realidad es un estudio serio: muchos hombres que ha investigado tienen problemas psicológicos importantes por ese sentimiento de ser inadecuados, e incluso algunos contemplan el suicidio, según explicó. A esto le llama "dismorfia del cuerpo masculino" en un contexto de idolatría social del tamaño. Walker señala que, además, el problema tiene que ver con que no pueden admitir que se sienten así, lo cual agrava la situación, pues se convierte en represión.

Esta investigación surge en un momento en el que ciertas celebridades han puesto de moda la idea de la "big dick energy", la vaga noción de una energía de confianza total que han relacionado con tener un pene grande, aunque no exclusivamente debido a ello. Si bien se ha dicho que esta energía en realidad no tiene que ver con tener un pene grande -o que cualquiera la puede tener, incluso una mujer-, es obvio que denota la idolatría que existe en torno al miembro masculino, algo que, por cierto, no es un fenómeno moderno sino que existe en numerosas culturas en todas las eras.

Te podría interesar:

Nunca me preocupé por tener pareja: mujer de 106 años explica así su longevidad

Salud

Por: pijamasurf - 07/04/2018

Madeline Dye cumplió recientemente 106 años edad, a los cuales arribó, según le parece, porque nunca se estresó por tener pareja

Mucho se ha dicho sobre el “misterio” de la longevidad. En la filosofía, en la ciencia, la religión y aun en el conocimiento popular y cotidiano es posible encontrar explicaciones, consejos y advertencias orientadas a vivir más y también, en la medida de lo posible, vivir con bienestar. Una buena alimentación, el ejercicio continuo de la sexualidad, realizar habitualmente actividades físicas, cuidar de la salud mental, tener amigos e incluso beber vino o fumar marihuana se encuentran entre algunos de esos factores que parecen fomentar una vida larga y tan feliz como es posible en este mundo.

A dichas sugerencias se suma, ahora, la de una mujer inglesa que cumplió 106 años de edad el pasado 28 de abril. Cuando algunos medios se acercaron a ella para conocer su “secreto”, fue clara en su respuesta: en su consideración, su longevidad se debe a que nunca se preocupó excesivamente por tener una pareja a su lado.

Madeline Dye nació en Heeley, Inglaterra, en 1912 (el mismo año del hundimiento del Titanic). Desde entonces, Madeline nunca ha dejado su suelo natal, en donde ha vivido esencialmente con su familia, la mayor parte del tiempo con su madre y su hermana, pues su padre murió en la primera guerra mundial.

Según contó su sobrina Diana Heaton (de 80 años), siempre que alguien le pregunta a Madeline por sus romances vividos o qué fue de su esposo, ella responde con humor: “Nunca tuve uno, por eso llegué a esta edad”. Según Madeline, el matrimonio no es más que una fuente de preocupación. En cuanto a los bares, la única vez en su vida que visitó uno fue en ocasión de su 90º cumpleaños, cuando fue llevada al bar para festejarlo. Por lo demás, Madeline es una mujer que, aun a su avanzada edad, procura estar activa y ser autónoma. 

Cabe mencionar, finalmente, que durante muchos años parte de la rutina de esta mujer implicó caminar cerca de 3km diarios en la campiña inglesa, hasta cuatro veces al día, para recorrer el camino entre su casa y su trabajo en Broadfield Road, donde laboraba para la casa Swinburne como encuadernadora.

No es posible decir si fue este último factor el que determinó la longevidad de Madeline o, como ella dice, el hecho de vivir su soltería con tranquilidad y hasta con humor, pero sin duda puede decirse que el estrés y la preocupación no hacen más que minar la vida, y aun cuando queramos o no vivir muchos años, al menos vale la pena disfrutar con plenitud el tiempo presente, en las circunstancias en que nos encontremos.

 

También en Pijama Surf: 3 lecciones sobre cómo estar solos y no sufrir en un mundo que gira en torno a tener pareja