*

X

Profesora quiere que le envíes fotos de tu pene para investigar relación entre tamaño y autoestima

Salud

Por: pijamasurf - 07/04/2018

Estudio universitario mide la relación entre el tamaño del pene y factores psicológicos de autoconfianza

Como es obvio, nuestra cultura está obsesionada con el falo. Esta obsesión ha hecho que algunos investigadores afirmen que el tamaño del pene está relacionado con la autoestima y demás factores psicológicos. O quizás, más que un tamaño específico, la percepción del mismo, de tal manera que los hombres que creen que tienen penes pequeños parecen sufrir de problemas de falta de autoestima, según investiga la profesora Alicia Walker de la Universidad Estatal de Missouri.  

Walker acaba de comenzar un estudio en el que intentará medir la correlación entre la autoestima y el tamaño penil. Para llevar esto a cabo, la profesora necesita por lo menos 3 mil 600 hombres de más de 22 años, que deberán medir su pene erecto y flácido y enviarle imágenes, además de llenar un cuestionario. La idea es que sean personas de todo el mundo, reclutados en línea y en persona. Pero, advierte, no se trata de fotos sexys sino clínicas y se debe seguir un protocolo para medir el pene, ya que la mayoría de los hombres tienden a medirse favorablemente, a tratar de exprimir 1 centímetro por donde sea.

Walker dice que aunque esto pueda parecer algo divertido o polémico, en realidad es un estudio serio: muchos hombres que ha investigado tienen problemas psicológicos importantes por ese sentimiento de ser inadecuados, e incluso algunos contemplan el suicidio, según explicó. A esto le llama "dismorfia del cuerpo masculino" en un contexto de idolatría social del tamaño. Walker señala que, además, el problema tiene que ver con que no pueden admitir que se sienten así, lo cual agrava la situación, pues se convierte en represión.

Esta investigación surge en un momento en el que ciertas celebridades han puesto de moda la idea de la "big dick energy", la vaga noción de una energía de confianza total que han relacionado con tener un pene grande, aunque no exclusivamente debido a ello. Si bien se ha dicho que esta energía en realidad no tiene que ver con tener un pene grande -o que cualquiera la puede tener, incluso una mujer-, es obvio que denota la idolatría que existe en torno al miembro masculino, algo que, por cierto, no es un fenómeno moderno sino que existe en numerosas culturas en todas las eras.

Te podría interesar:

¿Las pastillas para dormir producen racismo?

Salud

Por: pijamasurf - 07/04/2018

El Ambien es un medicamento peligroso, pero no crea racistas

Roseanne Barr, una personalidad de la TV estadounidense, ha sido el trending topic de la jornada en Twitter, luego de que ABC avisó que cancelará su show por una serie de tuits racistas.

En un frenesí de tuits a altas horas de la noche Barr comparó a la asistente de Obama, Valerie Jarret, con un mono. Barr luego culpó al medicamento Ambien (Zolpidem), un potente somnífero, argumentando que no estaba en sus cabales. La farmacéutica que fabrica la medicina emitió un comunicado asegurando que el racismo no es uno de los efectos secundarios que tiene este medicamento -el cual, por cierto, tiene muchos efectos secundarios y bastante delicados-. Obviamente, un somnífero no hace a una persona racista, y lo de la host de TV es indefendible -aunque Trump ha salido en su defensa-. Sin embargo, además del racismo, el tema relevante y que no se ha abordado lo suficiente es que Estados Unidos es una sociedad seriamente sobremedicada, y se acepta como normal que las personas estén crónicamente en medicamentos que tienen efectos secundarios bastante graves. Notablemente, gran cantidad de casos de violencia y suicido involucran, más que drogas ilegales, drogas legales como el Ambien y las benzodiazepinas (sustancias como el Valium, que trabajan de manera similar al Zolpidem en la química del cerebro) u opiáceos (como el OxyContin). No podemos saber si Barr realmente había perdido la cordura cuando tuiteó o si esto se debió a que toma Ambien (es muy probable que ello sea sólo una excusa). Existen antecedentes de que, al parecer, la host tiene una perspectiva un tanto racista. De cualquiera manera es evidente que estos fármacos, cuando son tomados de manera crónica, hacen que las personas pierdan el control, y pueden ser peligrosos. Obviamente, esto no significa que el Ambien u otro medicamento produzcan personas racistas, sino que quienes ya lo son pierden el control y pueden sacar lo peor de sí, así como los individuos que ya están deprimidos pueden deprimirse más, etcétera.

El Ambien es el medicamento contra el insomnio más recetado en Estados Unidos y, sin embargo, tiene una alarmante lista de efectos secundarios, entre los cuales están sonambulismo, riesgo de accidentes automovilísticos y pensamientos suicidas, así como una creciente lista de personas que coincidentemente han estado bajo la influencia de esta sustancia a la hora de cometer un crimen, incluyendo un hombre que mató a ocho personas y reportes que indican que el Ambien ha sido usado como date rape drug, una droga para violar a otra persona, pues tomar Ambien suele tener como efecto secundario no recordar lo sucedido. De nuevo, esto no significa que produzca asesinos o violadores, pero sí habla de que se debe tener más cuidado al recetarlo.