*

X

Jardinero enfermo de cáncer lleva a Monsanto a histórico juicio por ocultar riesgo cancerígeno de productos

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 06/04/2018

Por primera vez, el gigante agroquímico enfrenta un juicio por ocultar los riesgos de su herbicida Roundup; jardinero moribundo espera vivir lo suficiente para ser resarcido por daños

En un caso histórico que podría marcar la pauta de numerosos otros, el jardinero DeWayne Johnson (no confundir con The Rock) ha logrado llevar a juicio al gigante agroquímico Monsanto. El 18 de junio, en California, por primera vez una persona llevará a juicio a este gigante de las semillas.

Johnson tiene 46 años, pero le queda poco tiempo de vida, ya que el cáncer se ha esparcido por casi todo su cuerpo. Sin embargo, espera poder vivir lo suficiente para ver que Monsanto pague por lo que cree que le ha provocado. Johnson estuvo expuesto durante años al herbicida Roundup, el cual contiene el químico glifosato, cuyas propiedades aparentemente cancerígenas habrían sido ocultadas por Monsanto.

El juez Curtis Karnow dio señales positivas para el caso de Johnson al pedir al jurado que no sólo tome en en cuenta evidencia científica, sino también los alegatos de que Monsanto ha suprimido la evidencia o pagado para que se realicen estudios favorables. El abogado de Johnson sostiene que Monsanto ha falsificado datos y atacado estudios legítimos, "estableciendo una campaña prolongada de desinformación".

Monsanto argumenta que los estudios de la Environmental Protection Agency avalan que su producto no produce cáncer. Por otro lado, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer clasificó al glifosato como probable cancerígeno humano en el 2015. Varios países han prohibido su uso, o se encuentran en proceso de hacerlo.

Otras 4 mil demandas aguardan la decisión respecto de este caso, pues podría marcar un precedente y dar luz verde a estas acusaciones. 

Te podría interesar:

Tortuga 'punk-rock' tiene 'pelo' verde, pero está a punto de desaparecer

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 06/04/2018

Esta llamativa tortuga parece ser una joven rebelde de los bajos mundos, pero lleva 40 millones de años evolucionando y ahora está a punto de desaparecer

La tortuga del río María es una de las especies más extrañas y llamativas que además se encuentran en peligro de extinción.

Es por su apariencia radical, como de un mutante punk-rocker, que el programa EDGE la ha utilizado para promover una importante iniciativa que busca salvar a los reptiles más amenazados del mundo.

Esta tortuga (Elusor macrurus) se encuentra en el lugar 29 de esta infame lista de especies amenazadas por el cambio climático, la caza o la pesca, la contaminación y otros factores. Las tortugas del río María son sumamente raras; se separaron de cualquier otra especie hace 40 millones de años y por lo tanto representan un curso único de la evolución que estaría por perderse, ya que, según los cálculos, quedan sólo 136 en la naturaleza.

Además de caracterizarse por tener un cuerpo empotrado de algas -de allí su "pelo verde"- son capaces de respirar por su "cloaca", el orificio multiusos que les sirve tanto para respirar como para aparearse o para desechar. Pueden pasar hasta 3 días bajo el agua -presumiblemente, escuchando los riffs de guitarra de corales eléctricos-.

Las tortugas constituyen 29 de las 100 especies de reptiles en peligro de extinción. La número 1 es la tortuga cabezona de Madagascar.

 

Foto: Chris Van Wyk/ZSL