*

X

Estos 5 hábitos son un poco obvios, pero la ciencia asegura que te harán vivir por lo menos 10 años más

Salud

Por: pijamasurf - 05/07/2018

Los 5 hábitos que todos conocemos para extender la vida, cuantificados por la ciencia

Un nuevo estudio de la Asociación Estadounidense del Corazón ha determinado cinco hábitos fundamentales que incrementan la vida. Los hallazgos sugieren que en el caso de una mujer extienden la vida en 14 años, y en un hombre, en 12 (es sabido que, a nivel mundial, las mujeres viven más). 

Aunque los hábitos que mencionaremos a continuación son por todos conocidos, lo relevante es que en este caso los científicos han cuantificado exactamente el nivel de sus beneficios, mediante un metaanálisis de cientos de miles de personas. Además se incluyeron estudios longitudinales, en los que se dio seguimiento a los participantes durante 34 años:

-Dieta saludable

-Hacer ejercicio regularmente  (esto significa actividad por lo menos 30 minutos al día)

-Beber alcohol con moderación (es notable que el alcohol, en cantidades moderadas, está asociado con una mayor longevidad)

-No fumar 

-Mantener un peso corporal saludable

Si a esto añadimos relaciones personales íntimas y duraderas, tenemos la receta de la salud. Claro que cualquiera podría haberla ideado sin ayuda de la ciencia. Sin embargo, el estudio la confirma, y por lo tanto da confianza para no tener que intentar nada fuera de lo ordinario sino, simplemente, seguir el sentido común y el saber colectivo.

Te podría interesar:

Curar a los pacientes no es un modelo de negocios rentable: Goldman Sachs

Salud

Por: pijamasurf - 05/07/2018

La salud puede ser un campo de inversión verdaderamente apetecible, pero no si el fin es curar a las personas

En Pijama Surf hemos abordado antes uno de los rasgos más característicos de nuestra época: la promoción de una vida productiva y útil, por encima de todo y aun a costa de aspectos de la existencia que para el ser humano son más fundamentales que eso, desde su salud hasta la pregunta por su razón de ser.

Una expresión un tanto increíble de dicha tendencia se hizo pública hace poco a través de un reporte elaborado por analistas de Goldman Sachs, una de las firmas de inversión más importantes del mundo, célebre también tanto por su participación en la crisis financiera de 2007-2011 (derivada de la especulación con fondos inmobiliarios) como por la manera en que se ha infiltrado en distintos gobiernos nacionales y organismos supranacionales.

En cierto fragmento de dicho reporte, los autores se hacen seriamente esta pregunta: “¿Curar a los pacientes es un modelo de negocios rentable?”. El contexto de la cuestión es un análisis sobre la situación actual de distintas empresas de biotecnología, entre las cuales se encuentra una, Gilead Sciences, que hace unos años desarrolló un tratamiento contra la Hepatitis C exitoso en el 90% de los casos en que fue aplicado. Tal efectividad se tradujo en ganancias económicas cuantiosas (cerca de 12.5 mil millones de dólares en el 2015), pero éstas decayeron a 4 mil millones de dólares el año pasado.

La pregunta polémica o peculiar del reporte tiene sentido dentro de la lógica antes señalada; en efecto, si el único fin es producir sin fin ni sentido, una persona curada de una enfermedad representa una fuente menos de ingresos y ganancias. ¿Qué hay, sin embargo, de todo aquello que no es ingreso ni ganancia? ¿Qué pasa con la idea general de bienestar, decisiva para el ser humano? ¿Qué pasa con la salud tanto personal como colectiva? Y en otro sentido, ¿por qué una ganancia de 4 mil millones de dólares no puede considerarse suficiente?

Y aunque de inicio estas preguntas podrían parecernos distantes de nuestra propia vida, vale la pena tomarlas también como un motivo de reflexión para nuestras decisiones cotidianas. En este escenario, asumir la responsabilidad de la salud personal, por ejemplo, puede ser una decisión verdaderamente revolucionaria.

 

También en Pijama Surf: La paradoja de que el ser humano pierda su salud por ganar dinero y pierda su dinero recuperando su salud

 

Con información de Boing Boing

Imagen de portada: Lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp, Rembrandt (1632)