*

X
Un glitch en el asistente virtual de Amazon hizo a una pareja pasar una situación penosa y generó preocupación sobre la privacidad de esta tecnología

El escritor de ciencia ficción Philip K. Dick anticipó que en el futuro serían nuestros aparatos los que nos espiarían, ya no los agentes del FBI. Sea esto accidental o perverso, ese futuro ya está aquí, como prueba un reciente incidente. 

Una pareja de Portland se sobresaltó cuando uno de los empleados del esposo los alertó de que había estado recibiendo mensajes de audio con sus conversaciones privadas. En primera instancia la pareja se mostró incrédula, pero luego el empleado les detalló una de sus conversaciones: una discusión sobre pisos de madera. Los mensajes habían sido enviados por el asistente virtual de Amazon, Alexa, la personalidad que reside en el aparato Echo.

Ante esta situación, Amazon admitió que existe una vulnerabilidad en el software de Alexa que hace que adivine las conversaciones y tome acciones con base en estimaciones que pueden ser, evidentemente, incorrectas. Amazon explicó que lo sucedido es algo sumamente raro. Debieron de haber ocurrido varias fases de malinterpretación: primero, el aparato debió de haber escuchado una palabra similar a su nombre y luego interpretar la conversación subsecuente como "enviar mensaje", y más tarde debió de preguntar "¿nombre de contacto?" y en la conversación de fondo interpretar un nombre y una afirmación a su pregunta.

Amazon explicó que se encuentra trabajando para que esto no vuelva a suceder, e informó que se puede evitar cualquier accidente desactivando la función de Echo para hacer llamadas. 

De cualquier manera, quedan ciertas dudas en cuanto a la protección de datos. Alexa funciona escuchando incesantemente el ambiente, para responder cuando se le menciona ("Alexa"). Una vez que se le llama, Alexa almacena la información de las conversaciones que ocurren cuando se ha activado su función de asistencia en la cuenta personal de Amazon de los usuarios. Esta información se queda allí indefinidamente, a menos de que los usuarios la borren manualmente. Y recientemente, Amazon hizo una patente que en un futuro permitiría a Alexa dar asistencia aunque no sea llamada. Por ejemplo, Alexa podría escuchar una conversación en la que se menciona el plan de ir a cenar y tomar la iniciativa y enviar un mensaje con una recomendación, mientras la conversación transcurre. 

Te podría interesar:
Facebook lanza app de citas

Las nueva política de Facebook está orientada, según Mark Zuckerberg, a fomentar relaciones significativas. Facebook ha recibido muchas críticas en tiempos recientes por fomentar la desinformación, por crear burbujas de filtros y hasta por poner en entredicho la democracia en varios países. Intentando desmarcarse de la idea de que es un medio de comunicación, ahora busca regresar a la idea de red social, y para ello ha realizado notorios cambios en su algoritmo, con los que se han incrementado las interacciones entre personas y eventos sociales y no con noticias. El último esfuerzo en este sentido es el lanzamiento de una app de citas, la cual ha sido anunciada por su fundador.

En el lanzamiento en San José, California, Zuckerberg dijo: "Queremos que Facebook sea un lugar en el que puedes comenzar una relación significativa". Y aseguró que la nueva aplicación está diseñada para satisfacer las demandas de privacidad y seguridad de los usuarios.

El equipo de Facebook señaló que la app utiliza las ventajas que tiene la red social pero existe de manera separada del perfil de Facebook de los usuarios, si bien se podrá acceder a través del mismo sitio. La app tendrá algunas de las mismas funciones que Tinder. 

Notablemente, las acciones del sitio de citas Match cayeron un 21% sólo con este anuncio. Sin embargo, el principal competidor será Tinder, aunque Facebook ha dicho que su intención no es la cultura del ligue (o hook-ups).

Actualmente la tercera parte de los matrimonios en Estados Unidos inicia en línea.