*

X

Activista de FEMEN causa revuelo por amamantar a su hijo en el Vaticano (VIDEO)

Sociedad

Por: pijamasurf - 05/14/2018

¿Por qué amamantar en público es motivo de polémica?

A manera de celebración muy particular del Día de las Madres (que en Europa se conmemoró este domingo 13 de mayo), el grupo feminista FEMEN organizó una protesta sencilla pero, por las condiciones en que ocurrió, profundamente impactante: planeó que una mujer amamantara a su hijo en público.

El hecho tuvo lugar en la emblemática Plaza de San Pedro, en el Vaticano, la residencia oficial del papa y por ende, de la cúpula católica. En este punto tan simbólico, la mujer se presentó con el torso desnudo, su hija en brazos y a lo largo de su pecho la frase en latín “alma máter”, que literalmente significa “madre que alimenta” o “madre que nutre”.

El gesto suscitó una reacción intempestiva pero también un tanto confundida de los agentes encargados de la seguridad de la plaza, varios de los cuales acudieron pronto a detener a la mujer, cubrirla y retirarla. 

Se dirá que la reacción de la autoridad fue previsible… ¿pero también justificada? ¿Pasaría lo mismo si un hombre se mostrara con el torso desnudo en un lugar público como este, que además de religioso es sobre todo turístico? Y, en otro sentido, ¿por qué el hecho de amamantar en público es mal visto por algunos, al grado de que se obliga a las mujeres a cubrirse o a hacerlo en privado?

Más allá del efecto un tanto sensacionalista que ha caracterizado al grupo FEMEN desde el inicio de sus acciones, estas son algunas de las preguntas que bien pueden plantearse a raíz de este acto de protesta.

 

También en Pijama Surf: Incluso la mujer que inventó el Día de las Madres odiaba la fecha por su consumismo desbordado

Te podría interesar:

Las mujeres bisexuales parecen tener más tendencia a la psicopatía y a la sociosexualidad

Sociedad

Por: pijamasurf - 05/14/2018

El interés específico de Semenyna era simplemente demostrar que existe una "evidente correlación" entre la orientación sexual y "una tendencia a poseer rasgos de la Tríada Oscura –psicopatía, narcisismo y maquiavelismo– y de sociosexualidad"

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Evolutionary Psychological Science, las mujeres bisexuales son una población con una alta incidencia de rasgos psicopáticos y suelen practicar con mayor frecuencia el sexo casual. Este estudio, a cargo de Scott W. Semenyna de la Universidad de Lethbridge, se realizó tomando en cuenta la creciente correlación en la literatura científica entre ciertos rasgos de personalidad e "individuos bisexuales, principalmente mujeres bisexuales, que difieren en importantes y varias maneras –como personalidad, deseo sexual, apertura relativa sobre el sexo– de sus compañeras tanto heterosexuales como lesbianas".

El interés específico de Semenyna era simplemente demostrar que existe una "evidente correlación" entre la orientación sexual y "una tendencia a poseer rasgos de la Tríada Oscura –psicopatía, narcisismo y maquiavelismo– y de sociosexualidad". Según él:

las mujeres bisexuales reportan un elevado nivel de sociosexualidad –i. e. gran confort con, deseo por, compromiso con una actividad sexual sin compromiso– comparado con las mujeres heterosexuales o lesbianas. Segundo, las mujeres bisexuales reportan muy pocos rasgos de dos tipos de personalidad, honestidad/humildad y conciencia, en comparación con otros grupos de orientación sexual.

Para llegar a semejante conclusión, el investigador se basó en una investigación realizada a mil 93 mujeres que estudiaban en la Universidad Midwestern en Canadá. Este estudio utilizó la escala de Kinsey para determinar la atracción sexual –exclusivamente heterosexual y exclusivamente homosexual–:

Y a grandes rasgos, la sociosexualidad comparte una relación curvilínea –una U invertida– con la orientación sexual femenina. Las mujeres heterosexuales y lesbianas no tienden a diferir entre sí en relación con su perspectiva sobre la actividad sexual. Las mujeres que se encuentran en medio del espectro de la orientación sexual, especialmente aquellas que son ‘moderamente bisexuales’, son menos cuidadosas respecto de la actividad sexual sin compromiso.

Sin cuestionar la experiencia de Semenyna con las mujeres que le permita llegar a estas conclusiones, parece sorprendente que la data científica muestre consistentemente que "la bisexualidad y la homosexualidad femenina son el resultado de un proceso del desarrollo completamente diferente". Para él: "Si la homosexualidad y bisexualidad femenina fuesen sólo un resultado del mismo proceso de desarrollo, uno podría esperar que no existieran diferencias de personalidad o de interés en el sexo casual entre las mujeres heterosexuales y bisexuales".

El autor señala que, aunque ciertamente su investigación es demasiado pequeña como para realizar tales afirmaciones, pretende continuar con el análisis para comprobar sus hipótesis. Pero solicita, muy encarecidamente, que no se malinterprete su estudio: “He recibido ciertas críticas en línea sobre que el estudio sugiere que las mujeres son ‘putas’ o que estoy tratando de pintar a las mujeres bisexuales bajo una luz oscura. Esencialmente, debido a esta investigación he sido acusado de ser ‘bifóbico’". Y sin imaginar las razones por las cuales se le acusa de tales características negativas, Semenyna continúa manteniendo la fe en que desarrollará los instrumentos adecuados para poder analizar a una población más grande y así llegar a una conclusión mucho más contundente.

 

Fotografía principal: Blogspot