*

X

No necesitamos más que esto para una vida larga, sana y feliz, según la ciencia

Buena Vida

Por: pijamasurf - 04/13/2018

Según la ciencia, una vida feliz y saludable puede ser posible mediante vínculos sociales saludables y duraderos…

Una vida feliz es uno de los deseos más frecuentes de las personas; sin embargo, su definición varía según las creencias, ideales y contextos sociohistóricos, económicos o culturales. Por ejemplo, para la filosofía oriental el minimalismo y la espiritualidad son indispensables para una vida feliz, mientras que para la occidental capitalista, la felicidad se traduce en la posesión de la mayor cantidad de objetos y títulos universitarios. Ahora bien, de acuerdo con la ciencia, una vida feliz y saludable puede ser posible mediante vínculos sociales saludables y duraderos…

Para llegar a esta conclusión, la Universidad de Harvard realizó el estudio longitudinal más largo de la historia: durante 75 años –desde 1938– un grupo de investigación en psicología siguió la vida de 724 hombres, desde su adolescencia hasta su senectud, para comprender la verdadera definición de la felicidad. Algunos de los voluntarios del grupo eran estudiantes de Harvard, con trabajos y futuros prometedores –uno de ellos inclusive llegó a ser presidente de EEUU–; otros eran hombres nacidos en las zonas más peligrosas y pobres de Brooklyn de la época. Cada uno de ellos poseía un sueño, durante los primeros años de su vida, de lo que les permitiría alcanzar la felicidad: ser rico, famoso y esforzarse lo suficiente para “ser alguien en la vida”; no obstante, cuando llegaron a la etapa octogenaria, descubrieron que para llevar una vida más saludable y feliz sólo era necesario el amor de las personas a su alrededor.

Según el cuarto director de la investigación, Robert Waldinger, psiquiatra de Harvard, monje zen y psicoanalista, al menos 60 de los 724 hombres que continuaron en el estudio tienen alrededor de 90 años. Algunos de ellos empezaron en un hogar sin electricidad ni espacio para sí, y otros vivían en la comodidad de opulentos y prestigiosos hogares; algunos fueron a la guerra, y otros continuaron realizando trabajos de mano de obra; algunos se volvieron alcohólicos, y otros superaron esa etapa; algunos trabajaron arduamente hasta alcanzar su sueño de ser ricos, y otros perdieron toda su riqueza. Del cúmulo de experiencias que implica una vida humana en dicha investigación se concluyó que por un lado, las relaciones poseen un impacto en la felicidad y salud de nuestras vidas, y por otro, la psicoterapia, la meditación y la sabiduría del zen ayudan a desarrollar herramientas para una vida más plena.

Citando a Waldinger desde su blog:

Hoy en día, pasamos nuestra vida preocupándonos y enfadándonos demasiado. Esto sucede porque tenemos toda una vida por delante de nosotros. Pero una persona mayor vive una vida tranquila porque no presta atención a estos sentimientos. En su lugar, vive con una desenvoltura increíble –de la cual podríamos aprender para vivir en el día a día–.

Esto quiere decir que al vivir con desenvoltura, la prioridad son los vínculos sociales: la pareja, la familia, los amigos y la sociedad. De hecho, en varios estudios del desarrollo en la vida adulta se ha demostrado que una manera de reducir los síntomas de depresión y ansiedad en personas de la tercera edad es mediante su integración en la sociedad, esto es, a través de actividades en las que entren en contacto con otros. Se trata, en otras palabras, del vínculo entre “tú” y “yo” en trascendencia, el cual, a su vez, promueve una mejor salud y una vida más feliz.

Conoce más sobre este estudio con el siguiente video:

 

Foto: Denis Budko

Te podría interesar:

¿En qué consiste una vida minimalista y por qué puede ser la clave de la felicidad?

Buena Vida

Por: pijamasurf - 04/13/2018

El minimalismo pone el foco en el espacio donde pueden suceder cosas, más que en las cosas que atiborran esa potencialidad

Una vida minimalista es fundamentalmente una vida que no está basada en las pertenencias, sino que da espacio para las experiencias. Parte de la premisa de que tener es espacio en nuestra vida es algo que ayuda a nuestra mente y a nuestro espíritu y que, en cambio, tener muchas posesiones y vivir en un hacinamiento de objetos nos esclaviza o, al menos, genera apego y obstruye la libertad. Finalmente el ser humano no busca realmente tener cosas en sí, sino las experiencias o los efectos que tienen esas cosas, así que tal vez uno se puede ahorrar mucho desencanto simplemente dejando de llenar el vacío con cosas. Por otro lado, en un mundo donde es evidente que el exceso de consumo ha creado un problema ecológico, resulta lógico y ética y económicamente acertado no tener tantas posesiones.

Un caso notable, de éxito minimalista por así decirlo, es el del editor Fumio Sasaki, quien escribió un artículo en The Guardian en el que relata cómo el minimalismo lo ha acercado a la felicidad. Sasaki se deshizo de la mayoría de sus posesiones y empezó una vida nueva.

Puede parecer que estoy exagerando cuando digo que empecé a convertirme en una persona nueva. Alguien me dijo: "Lo único que hiciste es tirar cosas", lo cual es verdad. Pero al tener menos cosas, me he empezado a sentir mejor cada día. Creo que estoy empezando a entender qué es realmente la felicidad.

Si eres como yo era antes -miserable, al compararme constantemente con otros...-, creo que deberías decirle adiós a algunas de tus cosas. Claro que existen algunas personas que no tienen apego a los objetos materiales o algunos genios raros que florecen en medio del caos de sus posesiones. Pero quiero pensar en las formas en que las personas ordinarias como tú y yo pueden encontrar los placeres verdaderos en la vida. Todos quieren ser felices. Pero intentar comprar la felicidad sólo te hace feliz por un rato. Estamos perdidos cuando se trata de la verdadera felicidad.

Esta idea de vivir una vida sencilla, más cerca de lo esencial, está profundamente arraigada en el pensamiento japonés. Desde el zen hasta cosas como el éxito mundial de Marie Kondo, la gurú japonesa del orden y la eliminación de lo innecesario.

En Occidente también existen algunas honrosas muestras, como Mr. Money Moustache, la estrella frugal de la blogósfera que ayuda a las personas a ahorrar y a vivir sólo con lo necesario. O, estrictamente dentro del minimalismo, el caso de The Minimalist, sitio donde se señala que las tres cosas esenciales de un minimalista son:

1. No tener posesiones en exceso

2. Cuestionar las cosas que posees

3. No darle significado a las posesiones

Estas sencillas reglas contribuyen a liberarnos de la mentalidad materialista reificadora, que nos hace esclavos de las cosas que tenemos y nos impide disfrutar de la vida sin ataduras.