*

X

El presente, la ventana del futuro: ¿por qué es importante invertir tiempo en lo que uno desea ser más tarde?

Salud

Por: pijamasurf - 04/30/2018

Si bien es verdad que cuesta trabajo desapegarse de las circunstancias y responsabilidades del presente, Peter Bregman aconseja comprender al presente como un momento que se puede postergar

Hay quienes consideran que para alcanzar sus objetivos uno debe desarrollar ciertos rasgos de personalidad típicos del estilo de vida que se desea conseguir, es decir que si uno desea ser un importante escritor, debe pasar cierta cantidad de tiempo poniendo en práctica técnicas y desarrollando su habilidad en la escritura, investigando y profundizando en sus lecturas o temas de interés, entre otros. No obstante, ante un mundo que actualmente se encuentra lleno de estímulos distractores, ¿cómo saber la diferencia entre estar ocupado o ser productivo?

En palabras de Peter Bregman, colaborador de Harvard Business Review, de la Universidad de Harvard:

Es una historia familiar: Estás ocupado todo el día, trabajando sin parar, llenándote de múltiples actividades en un intento desequilibrado de eliminar algunos de los deberes en tu lista de cosas por hacer, y cuando el día empieza a terminar, uno se da cuenta de que de lo más importante no se ha hecho nada.

Por ello es indispensable comprender la diferencia entre productividad y estar sencillamente ocupado:

Si uno desea ser productivo, lo primero que necesita cuestionarse a sí mismo es: ¿Quién quiero ser? Otra pregunta es: ¿Hacia dónde me quiero dirigir? Las probabilidades son que las respuestas lleguen a representar un crecimiento hacia una dirección. Y aunque no puedes pasar todo tu tiempo persiguiendo esos objetivos, definitivamente no puedes llegar si no inviertes nada de tiempo persiguiéndolos.

Si quieres ser un escritor, pasa tiempo escribiendo. Si quieres ser un mánager de ventas, no puedes sólo vender (necesitas desarrollar habilidades de gerencia). Si quieres empezar una nueva empresa, lanzar un nuevo producto o liderar un nuevo grupo, tienes que pasar tiempo planificando y construyendo tus habilidades y experiencia.

Aquí hay una clave: necesitas pasar tiempo ejercitando el futuro aun cuando hay cosas importantes que hacer en el presente, aun cuando no hay un aparente reforzamiento positivo ante tus esfuerzos. En otras palabras (y esta es la parte más difícil), si quieres ser productivo, tienes que invertir en tiempo haciendo aquello que se siente ridículamente improductivo.

Si bien es verdad que cuesta trabajo desapegarse de las circunstancias y responsabilidades del presente, Bregman aconseja comprender al presente como un momento que se puede postergar pese a tener un correo lleno de mensajes, y aunque la vida social se reduzca o, inclusive, no se pueda satisfacer a todos nuestros seres cercanos o queridos. El objetivo es (y siempre será) alcanzar los sueños que nos promueven un bienestar puro, sin pasar por encima de otro ni faltarle al respeto a las personas a nuestro alrededor; y también, superar los momentos críticos y las crisis desarrollando diversas habilidades o herramientas que el día de mañana nos permitan crecer. En suma, se trata de convertirnos en las personas que deseamos llegar a ser y continuar con nuestro aprendizaje en el día a día.

 

Fotografía principal: Muchacha en la ventana (1925), de Salvador Dalí

Te podría interesar:

Ondalinda x Careyes: el exclusivo festival en un punto paradisíaco del Pacífico mexicano

Arte

Por: pijamasurf - 04/30/2018

Este evento es una celebración de la vida y el espíritu, una congregación de personas afines que buscan encontrar la inspiración, la belleza y la fuerza espiritual para transformar el mundo

El festival Ondalinda x Careyes, apenas en su tercera edición, es sin duda uno de los más exclusivos y atractivos de México. La revista Vogue lo ha llamado el nuevo (y deluxe) Burning Man, pero mientras que la ciudad itinerante de Black Rock ha crecido hasta el punto de albergar unas 70 mil personas en los últimos años, en esta playa del Pacífico mexicano el aforo es limitado y aunque el festival se está expandiendo, se esperan menos de mil personas.

El festival pretende algo mucho más que poner unos DJs en la playa y pasarla bien un rato. Los 4 días del evento, del 8 al 12 de noviembre, son una celebración de la vida y el espíritu, una congregación de personas afines que buscan encontrar la inspiración, la belleza y la fuerza espiritual para transformar el mundo, según las palabras de sus fundadores, Lulu Luchaire y Filippo Brignone. De acuerdo con Luchaire, que trabajó en Apple y luego se retiró a Todos Santos (Baja California), la idea detrás del festival es reconectarse con la cultura ancestral. El festival pone un especial énfasis en el arte indígena y en los conocimientos chamánicos y medicinales de estas culturas. Cada año, se celebra a cierta etnia (el año pasado fueron los purépechas). El festival cuenta con una galería de arte en la que venden pinturas de artistas indígenas. Y las ganancias son donadas a diferentes comunidades indígenas.

Este año el tema del festival son los alebrijes, en el sentido de ser "animales espirituales personales" y de la conexión que tienen diferentes tradiciones con los animales, en los que encuentran sabiduría, guía y una posibilidad simbólica de transformación.

El line up cuenta con artistas como Oceanvs Orientalis, Nick Barbachano, Viken Arman, Goldcap y KMLN, entre otros.

El boleto al festival llega a costar casi mil 400 dólares, los cuales no incluyen el alojamiento. Así que no es barato, pero no hay duda de que los asistentes serán agasajados con música, paisajes, gastronomía, arte, espectáculos de luz y sonido y demás banquetes multisensoriales. El festival está asociado con Mayan Warrior, el famoso carro alegórico fiestero que todos los años acampa en Burning Man. Cuenta además con temazcales, sesiones de yoga y otras bondades.

Para volar alto a este festival de máximo deleite sensorial, las tarjetas American Express te ofrecen la posibilidad de pagarlo de contado o en parcialidades, además de su servicio 24/7, diseñado para resolver imprevistos en viajes. No vivas esta experiencia sin ellas.