*

X

Esta es la solución para silenciar la mente y olvidarte del insomnio, según la filosofía oriental

Salud

Por: pijamasurf - 03/06/2018

Como una manera de enfrentar este tipo de situaciones, se recomienda aprender el arte de la aceptación y la liberación

Suele pasar con cierta asiduidad que uno, tumbado en la cama, se vea interrumpido en el sueño por la ráfaga de pensamientos que le asaltan. En un abrir y cerrar de ojos pasan 2 o 3 horas y sin importar cuántas vueltas se dé en la cama, las veces que se abren y cierran las redes sociales o el agobio de estar cansados al día siguiente, la mente sencillamente decide no guardar silencio. Incluso puede llegar a suceder que mientras se está realizando una actividad que requiere toda la atención sensorial o cognitiva, las ráfagas de pensamiento interrumpan la concentración y terminen provocando algún error o incomodidad en general.

Como una manera de enfrentar este tipo de situaciones, la filosofía oriental iniciada por Oshoun orador, místico, filósofo espiritual y gurú hindú, también conocido como Bhagwan Shree Rajneesh– recomienda aprender el arte de la aceptación y la liberación. Es decir, por un lado, aceptar que el pensamiento no puede ser detenido ya que eso producirá “una quietud forzada” y resultará en una mente reprimida. En palabras del gurú, “el verdadero esfuerzo para parar [a la mente] producirá más ansiedad, creará conflicto, te romperá en dos. Estarás en una constante confusión. Esto no ayudará realmente”. No hay manera de callar a la mente y eso forma parte del aprendizaje de aceptar la realidad tal y como es.

Por otro lado, aprender a liberar requiere poner en práctica la observación: “Observar. No intentes detenerlo. No es necesario hacer ninguna acción en contra de la mente”. En consecuencia, este tipo de meditación que busca enfatizar la conciencia, el amor, la celebración, la valentía, la creatividad y el sentido del humor, invita a tomar conciencia de quién es el que hace las acciones en la mente:

En primer lugar, ¿quién hará una acción en contra de la mente? Será la mente peleándose con ella misma. Dividirás la mente en dos; una parte que está intentando dominar –un perro por encima del otro– y matar a la otra parte, lo cual es absurdo. Es un juego tonto. Puede llevarte a la muerte. No intentes detener a la mente o al pensamiento –sólo obsérvalo, déjalo que suceda–. Permitir que suceda es la libertad total. Deja que vaya lo rápido que quiera. No intentes controlarlo. Sólo sé testigo. ¡Es hermoso!

[…] Mientras más profunda se vuelve tu capacidad de observación, más profunda se vuelve la toma de conciencia y los huecos comienzan a elevarse, intervalos. Un pensamiento se va y otro no aparece, ahí está el hueco. Una nube pasó, otra está llegando y ahí está un hueco. En esos huecos, por primera vez tendrás destellos del estado no-mente, empezarás a probar el estado no-mente. Llámese el sabor de zen o Tao o yoga. En esos pequeños intervalos, de pronto el cielo se vuelve impío y el Sol deslumbrante. De pronto, el mundo está lleno de misterio, porque las barreras se han caído. La pantalla en nuestros ojos no está de pronto ahí.

[…] Volverse testigo sin apegos es una manera de detener [las barreras en la mente] sin realizar algún esfuerzo. Y cuando comienzas a disfrutar de esos momentos maravillosos, tu capacidad de retenerlos por períodos largos incrementa. Finalmente, pronto, un día, dominarás la práctica. Entonces cuando quieras pensar, pensarás; si el pensamiento es necesario, lo usarás; si el pensamiento no es necesario, permitirás a tu mente descansar. No es que la mente simplemente desaparezca: la mente está ahí, pero puedes usarla o no. Es tu decisión. Como las piernas: si quieres correr, las usas; si no quieres correr, las pones en descanso –y las piernas siguen ahí–.

La técnica recomendada es identificar aquellos pensamientos que están abrumando y corriendo por doquier en cada rincón de la mente; se trata tan sólo de observarlos sin juzgarlos ni calificarlos. Basta con saber que están ahí y observar cuándo, cómo y por qué aparecen. Por ello la meditación es el camino correcto para lograrlo, para estar en dominio de la mente durante una conexión mente-cuerpo en el aquí y el ahora. De hecho, la meditación:

[n]o es ningún esfuerzo contra la mente, no pelea en ningún momento. Es una manera muy amorosa de atestiguar a la mente, la cual lleva consigo toda la experiencia de la humanidad –y no sólo de la humanidad: de los animales, de los pájaros, de las plantas, de las rocas–. Has pasado por todas esas experiencias. Todo eso ha pasado hasta llegar a ti. En pocas palabras, cargas toda la experiencia de la existencia. Eso es la mente. De hecho, decir que es tuya no es verdad: es del colectivo; nos pertenece a todos.

Te podría interesar:

¿Cómo afecta la cannabis el desempeño sexual de los hombres?

Salud

Por: pijamasurf - 03/06/2018

Ahora el mundo científico se muestra altamente interesado en analizar los efectos de la mariguana sobre la experiencia sexual; principalmente sobre las erecciones, el conteo de espermas, los orgasmos y el deseo

La cannabis, reconocida por ser una de las drogas medicinales y recreaciones de mayor popularidad y accesibilidad en el mundo, es también una de las sustancias más polémicas en las situaciones políticas de diferentes países. Es verdad que el debate de su legalización continúa vigente en varias partes del mundo, y que en aquellos sitios en donde se ha normalizado su uso terapéutico existe una tendencia evidente al mejoramiento tanto del sistema cardíaco como nervioso de los individuos, así como una disminución en la experiencia del dolor físico y la presencia de episodios epilépticos, y también, una merma de actos violentos en casos específicos, entre otros efectos. Sin embargo, ahora el mundo científico se muestra altamente interesado en analizar los efectos de la mariguana sobre la experiencia sexual; principalmente sobre las erecciones, el conteo de espermas, los orgasmos y el deseo. ¿Qué han descubierto hasta ahora los grupos de investigación?

Por un lado, de acuerdo con un artículo publicado en el American Journal of Epidemiology (vol. 182, 2015) y realizado por la Universidad de Oxford, en donde un grupo de mil 215 hombres daneses consumieron mariguana durante 3 meses, se observó que aquellos que consumen altos niveles de esta droga recreacional poseen no sólo bajos niveles de esperma, sino también una calidad significativamente devaluada. Los resultados mostraron que este fenómeno sucedía en un 29% de los hombres que consumían significativamente la droga, y que incluso el número aumentaba cuando se agregaban otros tipos de drogas.

Por otro lado, y no obstante, un estudio publicado en Science Daily (2016) y realizado por la Federation of American Societies for Experimental Biology, demostró que el receptor llamado cannabinoide –CB2– ayuda a regular la formación de esperma: “No sólo surge una mayor evidencia que la mariguana puede interrumpir la fertilidad en los hombres, también se sugiere una estrategia terapéutica para el tratamiento de la infertilidad masculina”. De modo que se trata, asimismo, de una alternativa viable para el entendimiento de la fertilidad y el conteo de espermas.

En cuanto al tema de las erecciones, los científicos han encontrado resultados contradictorios: en estudios realizados in vitro en animales se ha hallado una correlación negativa entre el consumo de cannabis y el funcionamiento de la piel eréctil. Aunque otras investigaciones han señalado que la mariguana posee la habilidad de promover el relajamiento muscular y, por lo tanto, ayuda a mejorar la circulación sanguínea, lo cual provoca una alta incidencia de erecciones saludables. Desgraciadamente, aún no hay suficiente evidencia científica para utilizar esta droga como tratamiento para la disfunción eréctil.

Y finalmente sobre el tema del deseo sexual, en un estudio realizado en Canadá se observó que apenas el 50% de los participantes reportó un incremento en el deseo sexual, la sensibilidad tactilar y la intensidad de la práctica sexual después de haber consumido mariguana. En otra investigación similar, esta vez llevada a cabo por Richard Balon en la ciudad de Kansas, se demostró la presencia del efecto afrodisíaco de la cannabis siempre y cuando su consumo no sea en dosis altas:

Los efectos de la cannabis en la sexualidad humana se han reconocido a lo largo del los siglos y explorado durante décadas. El efecto afrodisíaco del uso de cannabis se ha promovido frecuentemente, mientras que el efecto negativo de su uso crónico, especialmente en dosis más altas, se ha reconocido y apreciado. El mecanismo del efecto de la cannabis en el funcionamiento sexual no se ha entendido del todo, pese a que los resultados de algunos estudios sugieren una explicación endocrinológica controversial y posible, tal como la disminución de los niveles de testosterona.

En conclusión, en bajas dosis, la cannabis puede incrementar el deseo sexual; sin embargo, a la larga y con dosis significativamente mayores, puede ocasionar una baja en la calidad del esperma y su conteo en general, así como en las futuras erecciones.