*

X

¿El alcohol te vuelve agresivo? Quizá necesitas leer este artículo

Salud

Por: pijamasurf - 03/11/2018

"Inclusive en dosis muy bajas de alcohol, pudimos observar una significativa relación positiva entre las actividades tanto de la corteza prefrontal dorsomedial como la corteza prefrontal dorsolateral y la agresión"

Tras décadas de investigación sobre los efectos del alcohol en el cuerpo, los científicos han por fin resuelto la enigma acerca de si esta sustancia facilita o promueve conductas agresivas en sus consumidores. Para el doctor Thomas Denson, de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia, el alcohol está fuertemente relacionado con la agresividad desde un punto de vista neurocientífico; en consecuencia, descubrir ese “hilo negro” puede ayudar a desarrollar alternativas que reduzcan el daño asociado al consumo del alcohol.

Según la información observada en el estudio realizado por Denson, en donde a 50 hombres jóvenes se les pidió beber vodka o bebidas placebo –es decir, sin alcohol–, la actividad en la corteza prefrontal del cerebro disminuye significativamente después de dos bebidas alcohólicas. La corteza prefrontal es una región que regula las emociones frente a las conductas socialmente aceptadas, tal como la agresividad. En otras palabras, el alcohol inhibe la actividad de aquella fuerza que nos hace comportarnos de manera adecuada en una sociedad.

De hecho, las imágenes del escáner MRI mostraron en tiempo real el efecto del alcohol sobre el cerebro, principalmente sobre el flujo sanguíneo y la actividad en diferentes áreas. Gracias a ello se descubrió que “la provocación parece no tener ninguna influencia sobre las respuestas neuronales de los participantes” y que la actividad de la corteza prefrontal, principalmente del hipocampo –órgano indispensable del cerebro humano, relacionado con la memoria y los recuerdos–, disminuía significativamente.

En palabras del doctor Denson:

Inclusive en dosis muy bajas de alcohol, pudimos observar una significativa relación positiva entre las actividades tanto de la corteza prefrontal dorsomedial como la corteza prefrontal dorsolateral y la agresión. […] Estas regiones pueden apoyar a la presencia de diferentes conductas, tal como la paz versus la agresión, dependiendo de si la persona se encuentra sobria o intoxicada.

Si bien es verdad que los investigadores de este estudio promueven la idea de continuar analizando el tema a profundidad, su conclusión es un resultado bastante polémico que pone en duda la esencia del ser humano: ¿por qué existen múltiples reacciones ante un mismo estimulo o estimulante? En otras palabras, pareciera que en esta investigación se reduce el cuerpo a un resultado orgánico de las conexiones neuronales, las reacciones químicas y los conductos sanguíneos, ignorando por supuesto otros factores, como los rasgos de personalidad, el estado de ánimo, la diversidad de alcohol, la cultura, el clima, la zona geográfica y aquello que distingue a una persona de otra. Por lo tanto, ¿realmente el alcohol se encarga de volvernos agresivos? Quizá es una pregunta cuya respuesta requiere más humanidad que tan sólo un rígido marco científico.

A continuación compartimos un video sobre una nueva perspectiva en torno a los efectos de las sustancias psicotrópicas en el cuerpo humano:

 

Te podría interesar:

5 libros sobre el amor y el sexo que mejorarán tus relaciones (o tu desempeño sexual)

Salud

Por: pijamasurf - 03/11/2018

Si bien es verdad que existen libros basados en la fantasía y el deseo erótico, hay otros que ayudan a tomar conciencia de ciertos rasgos o características que pueden minar la sexualidad en su globalidad

Coqueteos, pareja, amor, romanticismo, celos, deseo, sexo, orgasmos, son experiencias que nos sorprenden de golpe y no queda de otra que aprender a vivir con ellas. Hay quienes aprenden mediante los consejos de amor que brindan amigos o compadres de borrachera; otros, con una curiosidad muy despierta, optan por informarse y desmenuzar hasta lo más profundo aquellas vivencias humanas. Eligen libros de neurociencia, psicología, antropología, novelas, que en épocas de curiosidad o desesperación permiten entender en qué nos equivocamos a la hora de elegir pareja, cómo mejorar ciertas habilidades en el sexo e, incluso, cómo desromantizar el amor y el sexo para justificarlo como una fuerza de curación, empoderamiento y libertad.

Si bien es verdad que existen libros basados en la fantasía y el deseo erótico, hay otros que ayudan a tomar conciencia de ciertos rasgos o características que pueden minar la sexualidad en su globalidad. Entre estos últimos se encuentran títulos interesantes que, en caso de desear indagar al respecto, valdría la pena leer:

 

En el principio era el sexo –en inglés, Sex at Dawn– (2010), de Christopher Ryan y Cacilda Jethá

En caso de que la monogamia no sea lo tuyo, este libro analiza la evolución de este estilo de vida junto con otros sistemas de cortejo. De acuerdo con esta investigación, la poligamia era una noción común y aceptada como un proceso de adaptación evolutivo pues, de hecho, las prácticas sexuales se encargaban de fortalecer los lazos de confianza en diferentes grupos, resultando en un equilibrio social y una obligación recíproca.

La evolución del deseo: estrategias del emparejamiento humano –en inglés, The Evolution of Desire: Strategies of Human Mating– (1994), de David M. Buss

La base de este libro es la amalgama de estudios antropológicos con el objetivo de explorar el deseo sexual, así como sus trastornos o "metidas de pata". De acuerdo con el autor, el deseo es una emoción tan poderosa en el ser humano que se aferra a cada cultura del planeta y se extiende hacia los principios de la historia de la humanidad. Así mismo, también ayuda a cuestionar el tipo de deseo que se construye a partir de la sociedad, la cultura o la moda.

 

Guerras de esperma: infidelidades, conflictos sexuales y otras batallas de alcoba –en inglés, Sperms Wars: Infidelity, Sexual Conflicts and Other Bedroom Battles– (1997), de Robin Baker

Hace 2 décadas, cuando se publicó este libro, se convirtió en un estandarte revolucionario de la sexualidad. Y hasta la fecha, continúa siendo una tesis controversial en el mundo de la investigación académica. El autor reconsidera las creencias biológicas sobre el semen y revela nuevos hechos sobre el emparejamiento humano; por ejemplo, si menos de 1% del esperma masculino puede fertilizar cualquier cosa, ¿qué está haciendo el 99% restante? Según Baker, están bloqueando, interfiriendo y destruyendo a todos los espermas de los otros hombres.

 

La anatomía del amor –en inglés, Love' s Anatomy– (2004), de Helen Fisher

Esta antropóloga se dedica a cuestionar, desde un método científico, al amor. ¿El cerebro humano está hecho para la monogamia? ¿Qué le pasa a nuestro cuerpo cuando vivimos el rechazo, la desesperación y los celos? ¿Por qué amamos? Es decir, la autora se encarga de desmontar los mitos del amor romántico y presenta una visión más ética del amor. Dale clic aquí para leer el libro.

 

El tao del amor, el sexo y la larga vida: textos clásicos de sexualidad en la Antigua China

Comprendiendo la sexualidad como una parte de mucho respeto, los taoístas consideraban que se trataba de una serie de habilidades que debían perfeccionarse en función del adepto al taoísmo. Puedes descargar el libro en este enlace.