*

X

Este grupo étnico tiene el coeficiente intelectual más alto, según estudios

AlterCultura

Por: pijamasurf - 02/01/2018

La inteligencia promedio se calcula en 100 puntos. Estudios científicos sostienen que los judíos asquenazí alcanzan un promedio de entre 112-115 puntos. ¿A qué se debe esto?

Psicólogos y sociólogos que aplican pruebas psicométricas desde hace años han notado que los judíos asquenazí tienen resultados por encima de la media.  Mientras que la media de IQ es de 100 puntos, en promedio los judíos asquenazí tienen un coeficiente intelectual (IQ) de entre 110-115 puntos. Su alta proficiencia está basada sobre todo en inteligencia verbal y matemática, ya que su inteligencia espacial suele estar por debajo de la media. Los siguen en inteligencia loa asiáticos del noroeste. 

Además de estos puntajes psicométricos, se ha notado que más del 50% de los campeones de ajedrez tienen ascendencia asquenazí y que el número de premios en la ciencia y la literatura que este grupo étnico ha obtenido supera por mucho la proporción de su población, la cual se calcula entre 10 y 11 millones en el mundo.

Los judíos asquenazí son la etnia más abundante dentro de la religión judía, con cerca del 80% de la población; son descendientes de las comunidades judías medievales establecidas a lo largo del Rín, desde Alascia hasta Renania y han desarrollado su propia lengua, el yidis, y costumbres diferentes a los sefardíes o mizrajíes.

El profesor de psicología de Harvard Steven Pinker, aunque no cuestiona los resultados de las pruebas de IQ, sí cuestiona la hipótesis de que se deba una cuestión genética. Pinker explora numerosas posibles hipótesis. Entre ellas la posibilidad de que por sus trabajos mercantiles, los judíos asquenazí se vieron obligados a interactuar con comunidades de distintas culturas,  aprendiendo así otros idiomas y desarrollando habilidades del tipo que hoy se conocen como "networking". Existe una hipótesis similar de que en Grecia nació el pensamiento racional filosófico por la exposición a una interacción con diversas culturas. Pinker concluye, por otro lado, que este tipo de investigación que resalta perfiles étnicos no es positiva para la ciencia, si bien estudiar las mutaciones genéticas de los diferentes grupos étnicos obviamente sí tiene una importante función científica. 

El paleontólogo Stephen Jay Gould teorizó por su parte que la inteligencia general como tal no existe y que, en todo caso, no hay evidencia de que se heredeEn su libro The Mismeasure of Man, Gould hizo un argumento en contra del determinismo biológico, argumentando que los genes no son definitivos para marcar un destino social. Gould dice que la correlación entre la inteligencia del padre y la madre y sus hijos no significa causalidad, y que además la evidencia presumida entre la correlación puede atribuirse tanto a herencia genética como a factores ambientales. Gould enfatizó que la tenencia a convertir el cociente intelectual en una entidad abstracta era un caso de reificación.

Paper científico de Gregory Cochran de la Universidad de Utah

Foto: La actriz rusa judía Ania Bukstein