*

X

¿Por qué los científicos promueven el mindfulness como el analgésico más efectivo?

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/15/2018

Fadel Zeidan, profesor de neurobiología y anatomía así como líder de la investigación, explica que a diferencia de las alternativas farmacéuticas, el mindfulness “no emplea el sistema endógeno opioide para reducir el dolor”.

El cuerpo, ante el dolor físico y emocional, libera por sí solo una ráfaga de opioides para reducir el impacto neuroquímico que implica la molestia en los primeros momentos de la percepción. Es decir que ante el mínimo sentido de malestar, el cuerpo es capaz de dominar la sensación mediante la expansión de neurotransmisores como la serotonina y la dopamina. Si bien la industria farmacéutica se ha encargado de promocionar productos cumplan la función del cuerpo, actualmente se sabe que existen métodos naturales –e inclusive mucho más económicos–.

De acuerdo con el equipo de investigación del Centro Médico Baptista de Wake Forest, en EE.UU., la meditación Mindfulness o de atención plena es uno de estos métodos analgésicos. Fadel Zeidan, profesor de neurobiología y anatomía así como líder de la investigación, explica que a diferencia de las alternativas farmacéuticas, el mindfulness “no emplea el sistema endógeno opioide para reducir el dolor”; por lo tanto, es una alternativa terapéutica que actúa rápido para aliviar el dolor crónico y sin necesidad de opiáceos.

Lo interesante de los resultados es que, según los investigadores, la meditación durante una infusión salina ayuda a reducir significativamente la intensidad del dolor y los niveles de incomodidad; sin embargo, la infusión de naloxeno sin una actividad meditativa, no marcó una diferencia significativa en la percepción de la intensidad de dolor o incomodidad física. Lo que sí sorprendió a los investigadores es que la meditación mindfulness durante una infusión de naloxeno realizaba grandes reducirnes en la intensidad del dolor y la incomodidad. Ahora falta descubrir si las causas u orígenes del efecto de analgesia relacionada con la meditación mindfulness.

El principal objetivo de esta investigación, según Zeidan, es encontrar una solución al dolor crónico mientras se reduce “la creciente cantidad de individuos adictos a las sustancias opiáceas, desde los medicamentos recetados a la heroína”. Por ello el siguiente paso en la investigación es “determinar en qué afecciones la meditación de atención plena puede ser útil para mitigar un poco el dolor crónico y en tal caso cómo lo consigue”, y así usarse como herramienta de apoyo en terapias tradicionales con fármacos “para aumentar el alivio al dolor sin que se produzcan los efectos secundarios de la adicción ni otras consecuencias que podrían surgir del uso de sustancias opiáceas.”

 

Aprende a meditar usando el método mindfulness dándole click aquí: 

Sigue esta meditación para calmar la ansiedad

Te podría interesar:

¿Gritas, saltas o lanzas golpes al dormir? Esto podría ser signo de una futura enfermedad mental (ESTUDIO)

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/15/2018

De acuerdo con esta investigación, realizar ciertas acciones al dormir podría ser un síntoma precoz de la enfermedad de Parkinson

Hace un tiempo publicamos en Pijama Surf una reflexión sobre el silencio y el sueño, dos necesidades de la mente que se han vuelto un lujo en nuestro tiempo, dicho en un sentido metafísico, espiritual, pero también muy concreto. Tanto el silencio como el sueño son estados que la mente necesita para funcionar adecuadamente, quizá en especial el sueño, que sirve a los procesos de nuestro cerebro y a la recuperación de nuestro cuerpo en general.

Con todo, el descanso es ahora un privilegio, muchas veces porque nosotros mismos nos lo negamos, pero también porque vivimos en una época que ha adoptado la producción incesante como modo de vida. Producimos desde el primer minuto en que despertamos hasta el último en que, pese a todo, perdemos la conciencia y, tan embebidos estamos en esa forma de vivir, que nos sentimos mal cuando estamos ociosos, inactivos o improductivos. Quizá por eso, entre otras razones, parece tan difícil o tan impensable descansar realmente.

Con todo, las consecuencias de dormir pero no descansar, pueden ser serias. Recientemente, un grupo de investigadores de la Universidad de Aarhus, en Dinamarca, observó una relación entre determinados comportamientos nocturnos y patrones de sueño y, por otro lado, el proceso de envejecimiento y deterioro celular en el cerebro. 

En específico, el estudio encontró que las personas que hablan, dan pequeños saltos, gritan o golpean al dormir, experimentan esta fase del sueño con una inflamación en el área del cerebro que controla la segregación de dopamina. 

Dicho desorden ocurre sobre todo en la fase conocida como “sueño de movimientos oculares rápidos” (o REM, por sus siglas en inglés), la cual se caracteriza doblemente porque es la del descanso más profundo y porque es durante ésta que se producen los sueños que soñamos. Según otras investigaciones, en personas saludables, dicha fase se experimenta con tranquilidad, sin movimientos bruscos de ningún tipo.

La relación con el Parkinson se debe a que las personas que han desarrollado esta enfermedad suelen presentar también una falta importante de dopamina en el cerebro, uno de los neurotransmisores más importantes del sistema nervioso que cumple funciones en procesos verdaderamente vitales, que van desde la dilatación de los vasos sanguíneos hasta la sensación de placer.

El estudio al respecto se publicó en la revista especializada "The Lancet Neurology" y puede consultarse en este enlace.