*

X

Científicos encuentran mujer que puede percibir 99 millones de colores más que una persona común

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/17/2018

Una mujer tiene un nuevo tipo de célula fotorreceptora que le permite percibir hasta 100 millones de colores

Haciendo estudios genéticos, un grupo de científicos británicos encontró a una mujer que puede percibir 99 millones de colores más que una persona común. La mujer tiene esta supervisión debido a que tiene un tipo extra de cono o célula fotosensible que se encarga de detectar el color.

Los científicos creen que existen más personas como ella, a las que llaman "tetracromatas", a diferencia del común de nosotros, que somos "tricromatas". Esto significa que una persona normal tiene tres tipos de conos en los ojos, siendo que cada célula cono puede distinguir cerca de 100 tonos, así que cuando se toman en cuenta todas las combinaciones de estas células, ello significa que nosotros podemos distinguir cerca de 1 millón de colores diferentes. Pero con un cuarto cono, esto se amplía hasta cerca de 100 millones de colores.  

Los científicos identificaron esta mutación genética como CdA29 y en realidad el descubrimiento es solamente una confirmación de una teoría planteada en 1948 por el científico holandés HL Vries, quien estudiaba a las personas que no pueden ver colores, las cuales sólo posen dos de estas células cono y otra célula cono mutante menos sensible.

Sin duda debe de ser asombroso experimentar la realidad con una visión de 100 K, tetracromata. Algo así como siempre estar en un estado psicodélico, o al menos eso es lo que pensamos desde nuestra visión 1 K; seguramente, para esta mujer no tiene nada especial.

 

Con información de Science Alert

Te podría interesar:

Científicos intentan comunicarse con un objeto interestelar que nos visita, creen que podría estarnos observando

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/17/2018

Nuestro primer visitante interestelar, el asteroide en forma de cigarro Oumuamua, podría ser el primer visitante extraterrestre inteligente

Desde hace un par de meses astrónomos han estado observando un misterioso objeto que ha irrumpido en nuestro sistema solar. Poco después se confirmó que se trataba de un asteroide, el primero que observan que viaja desde otro sistema solar, nuestro primer visitante, al menos para la ciencia.

El objeto en cuestión es una roca, primero llamada A/2017/U1, y luego bautizada Oumuamua, la cual tiene una dimensión de unos 800 metros de largo por 80 metros de ancho y una forma de cigarro. Actualmente se encuentra atravesando Júpiter a una velocidad de unos 320,000 km por hora, demasiado rápida para ser atrapada por la atracción gravitacional del Sol.   

Desde esta semana los científicos han empezado a sondear si este objeto se está comunicando con nosotros, lanzando un poderoso radiotelescopio para intentar registrar señales de inteligencia.

La forma de cigarro o aguja del objeto ha generado cierto interés entre científicos y, más aún, entre ufólogos, ya que esta forma es considerada como una de las más efectivas para el viaje interestelar, ya que tendría cualidades aerodinámicas para minimizar la fricción y la posibilidad de chocar con otros objetos en el camino. Otro factor importante es la velocidad a la que avanza esta roca interestelar. El mismo nombre que los científicos le dieron parece reflejar esta esperanza: Oumuamua significa mensajero en hawaiano.

Astrónomos estudian intensamente este objeto que rápidamente se alejará de nuestro sistema y, con él, quizás la oportunidad de saber si realmente existe una vida inteligente explorando el espacio y quizás llevando transporte o recursos a civilizaciones distribuidas en diferentes sistema estelares. ¿O quizás es una inteligencia artificial moviéndose por el cosmos? O, claro, lo más probable, simplemente es un asteroides que, por condiciones desconocidas, ha alcanzado una velocidad exorbitante. En este momento hay más dudas que respuestas.