*

X

¿Te atreves a saber cuántos años de vida saludable te quedan según tus hábitos presentes?

Salud

Por: pijamasurf - 11/19/2017

Con una precisión pasmosa, esta calculadora, desarrollada por actuarios de la Universidad de Connecticut, revela los años de vida que le restan a una persona según sus hábitos y en qué condiciones probables de salud se encontrará

Al menos en teoría todos sabemos que nuestros hábitos presentes decidirán, en buena medida, nuestro bienestar futuro, ¿pero qué tan coherentes somos en la práctica con dicha aseveración?

Lo usual, tristemente, es que seamos negligentes con nuestra propia salud, sea siguiendo una dieta rica en calorías y alimentos refinados, llevando una vida de poca o nula actividad física, fumando, o incluso, sosteniendo relaciones personales que nos mantienen en un estado de malestar.

Es cierto que algunos hábitos son más sencillos de cambiar que otros, pero en cualquier caso podríamos reflexionar por qué si sabemos que algo nos daña o nos perjudica, seguimos manteniéndolo en nuestra vida.

Hacemos esta breve introducción para presentar un recurso diseñado y dado a conocer recientemente por el Goldenson Center for Actuarial Research de la Universidad de Connecticut, Estados Unidos. Se trata de una calculadora que a partir de ciertos datos relativos al estilo de vida de una persona, arroja la probabilidad de buena salud y de salud precaria que le resta si persiste en esa forma de vivir.

Esto no quiere decir que se trata de un ejercicio punitivo, sino sólo realista. Es decir, como decíamos al principio, es más o menos obvio que un individuo que no fuma, realiza alguna actividad física varias veces por semana y lleva una dieta balanceada, tiene más probabilidades de vivir más años en buena salud que alguien con los hábitos opuestos.

En ese sentido, los resultados se presentan con una precisión que tiene, al mismo tiempo, algo de profética y hasta ominosa, pues si de por sí no es común ni sencillo imaginarse enfermo, quizá menos aún es fácil imaginarse que a esta condición esté sumada la vejez o lo prolongado que puede ser ese período de enfermedad. O, en el caso contrario, que quizá la vida pueda extenderse hasta los 90 y tantos años, en un estado de salud bastante aceptable para dicha edad.

Se trata, en suma, de un recurso que al mismo tiempo nos puede hacer imaginar y reflexionar, en ambos casos con una pregunta de fondo: ¿qué estamos haciendo con nuestra vida?

Puedes encontrar la calculadora en este enlace. Para la conversión de tu altura al sistema inglés puedes usar esta herramienta. Para la conversión del peso puedes usar Google (basta con escribir, por ejemplo, "63 kg to pounds").

 

También en Pijama Surf: La vida nos parecerá breve si no hacemos lo que realmente deseamos (sobre un fragmento de Séneca)

 

Imágenes: Aloha Higa (Shirokuma Cafe)

Te podría interesar:

Un ejercicio que destruye cualquier argumento contra el aborto

Salud

Por: pijamaSurf - 11/19/2017

Un valioso ejercicio para reflexionar en torno al largo debate sobre el aborto

El tema del aborto ha sido, sin duda, uno de los más polémicos en las últimas décadas, y en la danza argumentativa que se gesta en torno a él existen, como suele ocurrir en estos casos, buenos puntos de ambas partes. Evidentemente, el sector más "progresista" o liberal de la sociedad respalda la posibilidad de que una mujer pueda decidir, bajo ciertas directrices, sobre su propio cuerpo, mientras que del otro lado tenemos a los grupos que esgrimen el "valor de la vida" como razón tajante para empujar su prohibición. 

Hace poco el escritor estadounidense Patrick S. Tomlinson lanzó una pregunta que, a ojos de muchos, parece un argumento irrefutable en contra de quienes condenan el aborto aludiendo el derecho a la vida, bajo cualquier circunstancia, de un embrión. Esto ocurrió a propósito de una serie de cambios en los que la administración de Trump está incurriendo, algunos de los cuales han revivido en Estados Unidos el debate provida-prodecisión. 

A continuación te compartimos las ideas de Tomlinson, con el ánimo de detonar una reflexión al respecto –sin la intención de cambiar tu postura:

Es un escenario simple con dos posibles desenlaces. Nunca alguien quiere elegir uno de estos, por que la respuesta correcta destruye su argumento.

Pero SÍ hay una respuesta correcta en realidad, y es por esto que el público "provida" odia el ejercicio. 

Aquí va. Estás en una clínica de fertilidad. El por qué no importa. Suena la alarma de incendio. Corres hacia la salida. Mientras avanzas por el corredor escuchas a un niño llorar detrás de una puerta. La abres y encuentras a un niño de 5 años pidiendo ayuda. 

Está en una esquina del cuarto. En la otra esquina observas un contenedor con la leyenda "mil embriones humanos viables". El humo aumenta. Te comienza a sofocar. Sabes que puedes salvar a uno u otro, pero no ambos pues morirías intoxicado por el humo, y por lo tanto no podrías salvar a nadie.

Salvarías A) al niño, o B) los mil embriones. No hay "C", pues esta opción significa que todos mueren.

En una década de discutir contra los grupos antiaborto en torno a la definición de vida humana, jamás he obtenido una respuesta clara, a favor de A o B, ante esta pregunta.  

Jamás responden con honestidad porque todos entendemos instintivamente que la respuesta correcta es "A". La vida de un niño vale más que mil embriones. O 10 mil, o 1 millón. Porque no son lo mismo, ni moral, ni ética ni biológicamente.