*

X

5 discos para conocer a The Durutti Column (y dejarse acariciar por la guitarra de Vini Reilly)

Arte

Por: pijamasurf - 09/15/2017

El suave encantamiento de The Durutti Column, una banda que merece ser recordada y disfrutada

La música de The Durutti Column es realmente hermosa y, aunque admirada por muchos, hoy en día parece uno de esos cofres antiguos que quedan un poco olvidados con joyas que sólo algunos pueden percibir. Hay algo único en la guitarra de Vini Reilly, una especie de hechizo melancólico, ideal para tardes reflexivas, para dejarse llevar por la luz y el viento. 

The Durutti Column fue una de las primeras bandas firmada por el legendario Tony Wilson de Factory Records, en Manchester. El nombre viene de una unidad anarquista militar en la guerra civil española que llevaba este nombre (salvo con un error ortográfico). En un inicio la banda estaba compuesta por Vini Reilly, el guitarrista (autodidacta) de una banda de punk en Manchester, el vocalista Phil Rainford y Tony Bowres en el bajo, pero esto duró muy poco y The Durutti Column se convirtió en el proyecto de Reilly, quien a lo largo de los años tuvo diversas colaboraciones, la más frecuente con el baterista Brian Mitchell. Reilly, quien actualmente ha sufrido problemas económicos y vejaciones (nunca quiso capitalizar su talento haciendo música más rentable), explicó en su momento que su idea sonora era tocar la guitarra eléctrica de tal forma que no sonará distorsionada sino clara. Así tenemos este post-punk o post-rock melódico que coquetea siempre con el dream pop. Un sonido precioso que ha hecho que músicos de primer orden consideren a Reilly como uno de los más grandes genios de la guitarra (la guitarra eléctrica más suave del mundo).

A lo largo de los años, Reilly, quien también toca el piano, tendría una suave evolución hacia diversos géneros, más cerca del jazz, de la música clásica y una experimentación con el dance (en el genial Obey the Time), todo siempre con un toque onírico, etéreo y profundo, como brisa ligera, como sueños, como tristeza deliciosa, como magia. Queremos compartir este dulce encantamiento que es la música de The Durutti Column:

 

Del disco L.C. (1981)

Without Mercy

Vini Reilly (1989)

Lips that would kiss (1990)

The Durutti Column en vivo en Tokio, en 1985:

Una canción de The Guitar and Other Machines

Una canción de Obey the Time

Te podría interesar:

Donde hay intimidad, hay erotismo: las ilustraciones de esta artista coreana lo demuestran

Arte

Por: pijamasurf - 09/15/2017

El trabajo de esta joven ilustradora es un atisbo a la realidad de la intimidad cotidiana

Encontrar intimidad con otra persona no es una tarea sencilla. Y no es para menos. Sentirse en intimidad con alguien más es, en un sentido simbólico y también muy real, estar al desnudo frente a otro: mostrarnos ante otro como somos en realidad. Y no cualquiera puede hacerlo pero, sobre todo, tampoco puede hacerse frente a cualquiera. Quizá por eso la intimidad se consigue sólo con las personas que amamos y con quienes sentimos que también nos aman.

Esta rara coincidencia ha sido muy bien comprendida en nuestros días por la ilustradora de origen surcoreano que firma como Zipcy.

Zipcy, de 29 años de edad, reside en Seúl y hasta el momento ha dado a conocer su trabajo sobre todo en redes sociales como Instagram y Facebook. Su obra destaca no sólo por el talento con que está realizada, sino sobre todo por las emociones al mismo tiempo impresas y transmitidas, contenidas en la imagen pero suficientemente vivas como para apelar al espectador y conmoverlo.

La intimidad, en este caso, se convierte así en otra cosa: erotismo. Acaso porque cuando ocurre que podemos estar con otra persona sin fingimientos ni máscaras de ningún tipo, el surgimiento de una conexión auténtica es inevitable.