*

X

Sal del Himalaya: ¿cuáles son los beneficios de este potenciador del sabor?

Salud

Por: PijamaSurf - 07/30/2017

La sal del Himalaya no sólo otorga un sabor diferente, más intenso, a los alimentos, sino que también provee numerosos beneficios para la salud

Si bien la cantidad de sal permitida por persona depende de la dieta, actividades físicas y condiciones médicas, lo ideal es consumir tan sólo una cucharadita de sal fina. De acuerdo con el Centro para la Ciencia del Interés Público de España, tan sólo el 10% de este consumo proviene de los alimentos y el agua, y el otro 90% de alimentos procesados, como la comida chatarra o embutidos. El riesgo que existe del cloruro de sodio, alrededor de 1,000mg por día, se asocia con numerosas enfermedades como insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal, sobrepeso y obesidad, dificultades respiratorias, entre otras.

Lo recomendable es reducir el consumo de sal en caso de ser posible; sin embargo existen alternativas saludables y ecosustentables. Una de ellas es la sal del Himalaya, la cual no sólo otorga un sabor diferente, más intenso, a los alimentos, sino que también provee numerosos beneficios para la salud:

– Contiene 86 tipos de minerales

La sal del Himalaya es rica en calcio, hierro, potasio, magnesio y otros minerales. A diferencia de la sal regular, ayuda a regular la absorción de nutrientes disminuyendo las consecuencias antes mencionadas pues posee bajos niveles de cloruro de sodio. Además, estos minerales y elementos están presentes en forma de cristales, como pequeñas partículas del tamaño coloidal, facilitando la absorción y la metabolización en las células humanas.

– Potencia el sabor de la comida

Basta un poco en los platillos para incrementar el sabor sin sentirlos insípidos o aburridos.

– Es un fungicida natural

Cocinar con sal del Himalaya ayuda a la inocuidad de los alimentos. Esto se debe a que este tipo de sal posee agentes fungicidas, por lo que previene la proliferación de microbios tóxicos para la salud.

– Es resistente a temperaturas extremas

Sin importar si se coloca en el refrigerador o cerca de la estufa, este elemento de la naturaleza es resistente a las temperaturas extremas. No obstante, no es recomendable que esté expuesto a cambios repentinos de temperatura y se debe dejar reposar 24 horas entre cada cambio.

– Reduce síntomas relacionados con dolores de cabeza vasculares

Un método para usarlo como antiinflamatorio es mediante un baño con sal. El otro método es a través de un remedio casero con limón, agua y sal. Esto ayudará a aprovechar los electrolitos y minerales de la sal, fortaleciendo el sistema inmunológico, regulando los niveles de serotonina y restableciendo la cantidad de alcalinidad en el organismo.

Te podría interesar:

La hora del día y el número de veces a la semana para que el ejercicio beneficie a tu mente

Salud

Por: pijamasurf - 07/30/2017

Neurocientífica explica la mejor forma de hacer ejercicio físico.

En las últimas décadas la ciencia ha notado que el ejercicio (entre sus múltiples beneficios) es especialmente benéfico para la cognición, esto es, para mejorar la memoria y la capacidad de aprendizaje del cerebro. En general toda salud cerebral pasa por al menos un poco de ejercicio, y esto es clave para prevenir enfermedades neurodegenerativas, las cuales abundan en nuestra época cada vez más sedentaria.

La profesora del Center for Neural Science de la Universidad de nueva York y autora del libro Healthy Brain, Happy Life, Wendy Suzuki, explica en este video cuál es la mejor manera de ejercitarse para mejorar la función del cerebro.

Suzuki señala que para tener beneficios lo mínimo que se recomienda es realizar actividad aeróbica, que incrementa el ritmo cardíaco, como puede ser caminar o correr unas tres o cuatro veces a la semana. Una persona que ya tiene cierta actividad física quizás necesite hacer más para notar los cambios. Uno de los beneficios de esto es que mejora el estado de ánimo. 

Para optimizar la función cognitiva se recomienda hacer ejercicio en la mañana como primera actividad, esto debido a que el ejercicio incrementa la secreción de neurotransmisores y factores de crecimiento, y al hacerlo en la mañana ello ocurre antes de que necesites usar tu cerebro para aprender y recordar. De alguna manera, el ejercicio es como un desayuno para el cerebro. Es más benéfico, también, ya que al hacer ejercicio en la mañana nos preparamos para el día, mientras que en la noche generalmente ya no tendremos que usar tanto nuestro cerebro para labores que consideramos importantes.

En términos solamente psicológicos, hacer ejercicio en la mañana tiene asimismo beneficios pues brinda una actitud positiva para enfrentar el día; el solo hecho de levantarse temprano para hacer ejercicio ya es un logro que nos da un sentido de satisfacción que puede traducirse a otras actividades.