*

X

La mayoría nos consideramos “moralmente superiores”, según la ciencia

Ciencia

Por: Pijama Surf - 07/24/2017

Un estudio de la Universidad de Londres apunta a que solemos considerarnos superiores en muchos ámbitos, pero mayormente en el moral

Si todos tomásemos en cuenta que nuestros sentidos nos engañan, que sólo percibimos un pedazo o ángulo de la realidad, quizá seríamos menos severos en juzgar a los demás, y dudaríamos aún más de nuestra propia autopercepción.

La autoestima es imprescindible para gozar de salud mental, pero en una época que nos invita al narcisismo desenfrenado, al individualismo, ¿qué tan realistas somos al juzgarnos a nosotros mismos?.

Un reciente estudio hecho por dos académicos de la Universidad de Londres, Ben Tappin y Ryan McKay, arroja interesantísimos resultados. Aparentemente, tenemos propensión a pensar bien de nosotros mismos (quizá como un mecanismo de defensa) pero ello se exacerba particularmente en lo que se refiere a asuntos morales, al menos según los resultados de esta investigación.

Este fenómeno se llama en inglés self-enhancement, algo así como autopromoción, y se refiere a una especie de "autoinflación" en lo que relativo a nuestras cualidades personales respecto a los otros.

Los académicos observaron que en cuestiones como inteligencia, ambición, amabilidad y modestia, la mayoría de los participantes se calificaron como mejores respecto al promedio de la gente. Pero este autoelogio se acentuó en lo concerniente a cualidades morales, como una especie de ilusión.

Los científicos desconocen exactamente las causas, pero no se trata de un tema menor, ya que la “superioridad moral” está vinculada a extremismos políticos, intolerancia y hasta violencia.

Otros estudios de 2001 "sugirieron que, debido a una especie de delirio general de grandeza, la gente tiende a pensar que conoce mucho mejor a una persona de lo que esa persona se conoce a sí misma y que todo lo que hacen lo hacen por una razón banal". Ello explicaría el fenómeno conocido como percepción asimétrica (illusion of asymmetric insight).

Curiosamente, somos nosotros mismos los que mejor conocemos nuestros actos, pero quizá, en una especie de maquiavelismo ubicuo, creemos que nuestras mejores intenciones podrían ser más valiosas que nuestros propios actos. Los motivos podrían ser muchos, pero lo que es un hecho es que considerarte moralmente superior a los otros es un fenómeno que frena la empatía y comprensión del mundo.

Te podría interesar:

Así es como el consumo de alcohol afecta las relaciones de pareja a largo plazo

Ciencia

Por: Pijama Surf - 07/24/2017

Un estudio de la Universidad de Michigan arroja interesantes resultados sobre la relación entre el consumo de alcohol en una relación y su nivel de satisfacción

Es verdad: en el amor de una pareja influye una diversidad de indicadores casi irrastreables. Que una relación dure, quizá primero comience con cualidades como el respeto o la madurez de entender que el romance siempre bajará de nivel, con aprender a vivir el amor desde la cotidianidad, más allá del romance explosivo e inicial.

Los elementos de la ecuación, sin embargo, son mucho más complejos. Y entre ellos destaca también el consumo de sustancias, la relación que tenemos con ellas. Sobre el consumo del alcohol en pareja, un estudio de la Universidad de Michigan ha arrojado interesantes resultados respecto a su relación con parejas duraderas.

El análisis incluyó una muestra de 4 mil 864 parejas con más de 33 años juntos, todos arriba de los 50 años. Los resultados apuntan a que las parejas cuyo consumo de alcohol es similar son más felices. Lo anterior incluye tanto a los que toman como a los abstemios. Las personas que beben juntas suelen estar también más satisfechas.

En una entrevista para Reuters la doctora Kira Birditt, de la Universidad de Michigan, advirtió:

Los resultados no sugieren que las parejas deberían beber más, o cambiar la manera en que beben. (…) No sugerimos una respuesta de por qué pasa lo que pasa, pero podría ser que las personas que hacen actividades de esparcimiento juntas tinene una mejor calidad de matrimonio.

Lo anterior apunta a que no es el alcohol en sí lo que determina la satisfacción, sino el hecho de compartir cosas juntos, lo cual también aplica en el caso del abstencionismo. Ahora, el análisis también indica que cuando uno de los dos involucrados bebe más, o bien, uno es abstemio y el otro no, la satisfacción es menor.

En el caso de los que toman mucho, como cualquier exceso, ello merma la estabilidad de la pareja, así como de cualquier relación personal.