*

X

Este edificio con forma de U invertida podría construirse pronto en Nueva York

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/27/2017

Un proyecto arriesgado e innovador de la arquitectura contemporánea podría aparecer próximamente en el paisaje de Manhattan

La arquitectura, como otras artes, es también el ejercicio de la sorpresa. Prueba de ello son las construcciones que desafían nuestra imaginación y traen a la realidad cotidiana de una ciudad, un país, un paisaje, un elemento que se creería imposible.

Tal es el caso de este edificio que, según fue anunciado hace un par de días, se construirá próximamente en Manhattan, Nueva York, por parte del despacho Oiio, y que al menos de momento ya empieza a conocerse como “The Big Bend” (“La gran vuelta”), en alusión clara al “Big Ben” londinense.

En parte, la idea está animada por la prohibición que existe en ciertas zonas de Nueva York para construir edificios de determinada altura. ¿Y si cambiáramos la altura por la longitud?, se preguntaron los arquitectos de Oiio y, para responder, llegaron a este proyecto.

Al menos en el papel, The Big Bend podría tener una longitud de 4 mil pies, es decir, poco más de 1,200m, con lo cual superaría por mucho la torre Burj Khalifa de Dubái, que mide 829m de altura. Además, en su interior contaría con uno de los primeros elevadores capaces de seguir una ruta curva y de ese modo realizar viajes de transporte ininterrumpidos al interior del edificio.

Ioannis Oikonomou, fundador del despacho, aseguró que de momento este proyecto busca inversores, quienes quizá aparezcan pronto y den a Nueva York, y a la historia de la arquitectura, una nueva obra admirable y portentosa.

 

También en Pijama Surf: Arquitectura más allá de la funcionalidad: el estético puente de la laguna Garzón de Uruguay

Te podría interesar:

Él es el primer hombre transgénero en un cargo público, y fue elegido en Japón

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/27/2017

Un joven transgénero se convirtió recientemente en concejal de Iruma, una ciudad en el centro de Japón

Actualmente es imposible negar la realidad de la diversidad sexual. Si desde siempre, en toda la historia de la humanidad, la preferencia sexual nunca ha estado asociada únicamente al género o a la reproducción (esto es, en todo momento ha habido homosexualidad, bisexualidad y heterosexualidad), desde hace algunas décadas a ello se ha sumado la posibilidad del cambio de género, una transformación factible gracias al desarrollo de distintas áreas de la medicina. Hace tiempo, en Pijama Surf compartimos la historia de Christine Jorgensen, quien se considera la primera transexual de la historia y quien consumó su operación de cambio de sexo en 1952.

Retomamos el tema porque, hace unos días, Japón se convirtió en el primer país en elegir a una persona transgénero para un cargo público.

El hecho ocurrió en la ciudad de Iruma, prefectura de Saitama, en la zona central de la isla. Ahí, con 21 votos a favor (de 22 posibles), Tomoya Hosoda fue elegido como el primer concejal transgénero del gobierno local.

“Hasta ahora, las personas han actuado como si las minorías sexuales no existieran. Tenemos muchos obstáculos que superar, pero espero estar a la altura de las expectativas de todos”, dijo Hosoda, quien actualmente tiene 25 años de edad y quien desde el 2015 cambió su nombre y su género ante la autoridad civil de Japón.

El flamante concejal declaró también que su prioridad como funcionario público serán los sectores de la población vulnerables, como las personas discapacitadas y los ancianos, para quienes buscará construir un sistema de apoyo que parta de la idea de la diversidad.

Cabe mencionar que ya en el 2003 Aya Kamikawa, una mujer transgénero, había resultado electa como oficial de municipalidad en Tokio. Ahora, con la elección de Hosoda, parece confirmarse que en Japón la orientación sexual no es una circunstancia que empañe las capacidades de una persona en otras áreas de su vida.

 

También en Pijama Surf: Estos son los 5 géneros sexuales que solían existir en el mundo