*

X

Graban a mono montando a un venado en el bosque y luego tratando de fornicarlo (VIDEO)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 01/11/2017

La naturaleza jamás se cansará de regalarnos sorpresas, por ejemplo esta

Cuando el llamado de la libido ocurre se genera algo similar a la erupción de un volcán con insalvable fuerza, o al menos así lo experimenta este mono macaco que habita en los bosques de la isla Yakushima, al sur de Japón.

Un grupo de investigadores franceses que fueron a estudiar la biodiversidad de esa zona se toparon con una singular escena: uno de los monos macacos montaba a uno de los ciervos sika con los que cohabitan el área, y trataba de copular con él. Tras la cometida de sexo interespecies (por cierto fallida, ya que solo logró contacto genital con el lomo) intentó nuevamente su proeza con otro ciervo, el cual no recibió dócilmente el arrojo del primate y se lo sacudió prontamente. 

En los bosques y selvas del mundo ocurren cosas inimaginables, algunas cómicas, otras misteriosas, pero todas tienen un algo de magia. 

Te podría interesar:

Este es fácilmente uno de los mejores videos con dron que hayas visto en tu vida

Ecosistemas

Por: Pijamasurf - 01/11/2017

Relájate un minuto acariciando desde el aire las montañas nevadas de Suiza con este video

Desde que los drones se hicieron accesibles en el mercado cientos de entusiastas y profesionales comenzaron a registrar el planeta desde una perspectiva a la cual antes sólo podía accederse mediante aeronaves, y gracias a esto el imaginario se llenó de paradisíacos paseos por lugares naturales y otros escenarios que hoy podemos disfrutar desde un punto de vista inédito. 

Pero si bien la mayoría de los videos capturados por drones tienen algo espectacular per se, hay algunos que califican como piezas realmente memorables (debido a una combinación entre escenario, maestría para volar el dron y una gran calidad óptica). Este video es precisamente uno de esos casos. Filmado por el usuario Gab707, el recorrido aéreo incluye una peinada a la montaña Hubschhorn, ubicada en Simplon pass, Suiza. 

La sesión, que dura 1 minuto y medio, es sencillamente deleitante, un verdadero masaje a la vista, al cerebro y por lo tanto a nuestra realidad; así que te invitamos a regalarte unos instantes de acariciar este monte nevado.