*

X

Estas son todas las referencias cinematográficas de "La La Land" (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 01/25/2017

"La La Land" nos recuerda que el cine de Hollywood ha sido siempre una gran máquina productora de fantasías

La historia del cine es indisociable de lo que acontenció en los estudios de Hollywoood, tanto, que a partir de las producciones de esa industria surgió incluso una forma específica de hacer cine, una especie de ethos que aun repartido en distintos géneros –comedia, terror, acción, etc.– otorga una suerte de unidad a todas esas cintas, una especie de “denominación de origen” como la que tienen ciertas bebidas alcohólicas o algunos alimentos.

En este sentido, el género musical fue en cierto momento uno de los sellos distintivos del cine hollywoodense y también una realización del espíritu que lo animaba: el cine como materialización de ciertas fantasías específicas o, para decirlo de manera un tanto más cínica, el cine como una máquina que nos muestra qué desear y cómo desearlo. Las películas musicales son la cima de esa intención, el fantaseo supremo en torno a cómo debe ser el amor, la relación de pareja, el desarrollo de una relación, etcétera.

Estos párrafos nos sirven para compartir ahora una videoedición notable en la que se comparan ciertas escenas de La La Land (Damien Chazelle, 2016) con las películas musicales clásicas a las que se hace homenaje en dicho filme. Como sabemos, por estos días La La Land está llamando considerablemente la atención, especialmente entre la audiencia, toda vez que se ha ganado ya los reconocimientos de la crítica.

Y es que el cine también es eso: una gran máquina en donde los sueños se encuentran en circulación constante, presentes y olvidados, recuperados a veces, atentos al instante en que un descuido nos hace volver a soñar de esa manera.

Te podría interesar:

Conoce la belleza mística de la música clásica de la India en este excelente documental

Arte

Por: pijamasurf - 01/25/2017

Una excelente introducción al universo musical de la India

La India es una tierra compleja que desde la mirada occidental hemos agrupado como una sola cultura, siendo que en realidad es un conjunto sumamente diverso de razas, religiones, idiomas y visiones del mundo. Sin embargo, si tenemos que generalizar podemos notar una característica saliente entre los diversos pueblos del valle Indo: la religiosidad, específicamente la devoción. La India es la gran tierra madre de religiones, y esto es parte indisociable de su producción musical. 

La música de la India es una de las más ricas en el mundo pese a que se concentra casi puramente en lo sagrado, en el éxtasis místico o en la expresión devocional (bhakti). Esto debe entenderse desde la noción védica que acompaña a las diversas manifestaciones religiosas que agrupamos como "hinduismo", de que el universo fue creado con sonido y que ciertos sonidos sintonizan como presencia la creatividad divina del cosmos.

Como señala este documental producido en 1966 por el mismo gobierno de la India, la música clásica hindú puede dividirse en dos categorías principales, la música indostaní del norte y la carnática del sur, las cuales comparten las mismas raíces pero se habrían dividido en los siglos XV y XVI (hay que decir que esta división no es exhaustiva ni mucho menos).

El documental cuenta con apariciones de algunos de los más importantes músicos hindúes de la época y establece los elementos esenciales de esta tradición musical. Mayormente, la música de la India se basa en la "raga", la forma centra melódica muchas veces improvisada ("el color" de la composición) y el "tala", la medida de tiempo o patrón rítmico recurrente. En la música indostaní es también importante el "meend", el agraciado deslizarse entre las notas. 

Existe un aspecto más ligero y romántico en la música indostaní llamado "thumri", esta palabra significa "caminar con pasos de baile para que las campanas de los tobillos repiqueteen". Aunque esta música suele ser más ligera el tema suelen ser los amores de Krishna y no deja de tener cierto componente devocional, si bien es un poco más lúdica y desenfadada.