*

X
El consumo de porno gay entre la población heterosexual es mucho más común de lo que se cree

En las últimas 3 décadas se ha registrado una revolución en torno a los derechos y la percepción cultural en torno a la población gay, y si bien aún queda bastante camino por andar en esta materia hasta que ese sector sea percibido con completa igualdad, el actual imaginario parece estar cada vez más preparado para consumar dicho proceso. 

Un estudio reciente aporta un argumento más a la causa. Y es que tras monitorear los hábitos pornográficos de casi mil hombres, incluidos homosexuales, heterosexuales y bisexuales, se encontró que mientras el 55% de los hombres que se identificaron como gays miraban porno "hetero", 21% de los heterosexuales ve porno gay. 

Los datos arrojados por esta investigación publicada en Archives of Sexual Behaviour son interesantes. Primero, porque sugieren que aún hay muchos hombres que esconden su homosexualidad socialmente o incluso frente a ellos mismos. Segundo, y más relevante, nos revelan que el espectro de sexualidad es hoy más amplio que nunca, y que la tradicional segmentación (homosexual, heterosexual y bisexual) podría pronto resultar insuficiente para agrupar las preferencias.

 

Consulta aquí el estudio completo

Te podría interesar:

La polémica nueva edición de la revista "National Geographic" dedicada a los niños transgénero

Sociedad

Por: - 01/05/2017

"National Geographic" ha decidido ilustrar su nueva portada con la imagen de una niña transgénero de 9 años

La edición de enero de 2017 de la revista National Geographic ha generado gran polémica al centrarse en el tema de los niños transgénero y, espécificamente, al mostrar en su portada a una niña de 9 años, quien explica: “Lo mejor de ser una chica es que ahora no tengo que pretender que soy un chico”.

Avery Jackson, de 9 años, cambió su sexo desde los 7 y se ha convertido en activista del movimiento LGBTI con el apoyo de sus padres, aunque sólo después de que entendieran que esta era la realidad de su hija. “Cuando empecé a vestir como una niña en preescolar, mis amigos estaban bien con eso, pero sus padres no. Pensaron que era contagioso", dice Avery.

“Mi hija es una chica en su corazón. Ella lo sabe, Dios lo sabe, y que es lo suficientemente bueno para mí”, dice su madre.  

La nueva edición cubre las historias de varios niños transgénero en sus propias palabras, temas relacionados, como por ejemplo los juguetes de género --como una Barbie o un G. I. Joe, y el impacto que tienen en los niños

La editora en jefe, Susan Goldberg, señaló que las reacciones han sido mixtas, desde la furia hasta el orgullo y la gratitud. Por una parte algunas personas critican la decisión sugiriendo que la revista está intentando "lavar el cerebro de la sociedad" aludiendo a que el cambio de género es normal, otros argumentan que es precipitado un cambio de género a esa edad. Sin embargo, el psiquiatra Patrick Kelly, de la Universidad Johns Hopkins, dice que el género suele solidificarse entre los 3 y 6 años y existe una condición llamada disforia de género.

Otros han manifestado orgullo y han elogiado la decisión de NG como valiente y acertada. La revista mantiene que "las creencias sobre el género se están modificando rápida y radicalmente. Es por ello que estamos explorando este tema este mes, mirándolo a través del lente de la ciencia, los sistema sociales y las civilizaciones a lo largo del tiempo".

Lo indudable es que el número seguirá levantando gran polémica, algo que le beneficiará a las ventas de la revista, cuya edición probablemente fue pensada para provocar desde un principio. La última vez que la revista generó tanta atención fue cuando colocó a la famosa "niña afgana" de hermosos ojos penetrantes en la portada.