*

X

Investigadores hallan secretos de longevidad de poblado italiano donde abundan las personas de más de 100 años

Salud

Por: Pijamasurf - 09/19/2016

El pueblo Acciaroli en Italia es un oasis de longevidad y un grupo de investigadores busca descubrir sus secretos

Acciaroli es un pueblo en el suroeste de Italia, cerca de Nápoles, que tiene la peculiaridad de congregar a un gran número de centenarios en su población. Se calcula que una de cada diez personas en este pueblo superan los cien años y 20% de estos últimos alcanza los 110 años de edad. Es por ello que investigadores de la Universidad de Sapienza en Roma y del Colegio de Medicina de San Diego realizaron un estudio analizando los hábitos de las personas de esta región, cuya característica más relevante es que tienen una gran circulación saguínea.

Analizando la sangre de ochenta personas de este pueblo, los investigadores notaron niveles muy bajos de la hormona adrenomedulina, relacionada con el estrés. Altos niveles de esta hormona causan problemas de circulación y derivan en diversos problemas de salud como enfermedades neurodegenerativas. La pregunta del millón es qué es lo que hace que los residentes de Acciaroli tengan esta sangre tan sana. La razón parece ser multifactorial y podría tener que ver con los beneficios de su dieta basada en peces, conejos y pollos cazados localmente o criados en casa, así como el aceite de oliva y vegetales y frutas de temporada.

Otra particularidad tiene que ver con su abundante consumo de romero, una planta vinculada con diferentes beneficios para el cerebro. Particularmente el romero de esta región está siendo estudiado. Investigadores estudian también la notable ausencia de cataratas en estas personas, en comparación con Estados Unidos donde casi todas las personas después de los 80 años presentan cataratas.

Otra razón que se explora es que estas personas parecen tener una vida sexual particularmente activa en relación a su edad, algo que quizás sea causado por la gran circulación de la que gozan, y una cierta alegría natural que se encuentra en esta región donde sopla un aire fresco, abunda el sol y el calor. De manera relacionada deben considerarse los beneficios a la salud que tiene vivir en un entorno familiar de intimidad y cercanía, uno de los factores más importantes para la salud, según estudios previos.  

Curiosamente el nutriólogo Ancel Keys, después de haber determinado que en esta región abundaban los centenarios, decidió mudarse ahí y alcanzó a vivir más de 100 años.

Te podría interesar:

El lenguaje corporal no miente: 4 signos de que una persona no está cómoda contigo

Salud

Por: pijamasurf - 09/19/2016

Si no te sientes a gusto con alguien quizá intentes disimularlo, pero tu cuerpo eventualmente te delatará

El cuerpo tiene su propio lenguaje, el cual, curiosamente, no siempre coincide con las palabras que salen de nuestra boca. A veces podemos decir algo, pero estar pensando otra cosa, y aunque quizá disimulemos esa contradicción, nuestro cuerpo no puede mentir tanto.

Y qué situación social en donde buscamos disimular más que, a veces, cuando estamos con alguien con quien no quisiéramos estar, con alguien que nos perturba o nos aburre pero que, por alguna razón, no podemos dejar.

A continuación compartimos cuatro signos del lenguaje corporal que sugieren la incomodidad que quizá sienta una persona.

 

1. Se frota el cuello

El cuello es un punto donde confluyen importantes terminales nerviosas asociadas con la tensión, de ahí que cuando se le masajea suavemente, esto contribuya a recuperar la calma e incluso reducir el ritmo cardiaco. Si una persona lleva la mano a su cuello y comienza a frotarlo inconscientemente, es posible que lo haga porque se siente estresada.

 

2. Sus pies apuntan hacia fuera

Algunos psicólogos sugieren que la posición de los pies en una persona es uno de los signos más incontrovertibles sobre su estado de ánimo. En este caso, cuando estos apuntan hacia fuera o en dirección a la puerta de salida de un lugar, eso sugiere que la persona en cuestión no tiene ningún interés por aquella con quien se encuentra.

 

3. Evita el contacto visual

Quizá este punto no merecería mayor explicación. Salvo para los narcisistas y algunas otras personalidades con inclinaciones patológicas, cualquiera se da cuenta de la incomodidad de una persona por su mirada. Si conversas con alguien y esa persona casi nunca te mira a ti, lo más probable es que sea porque quiere estar en otro lado o con otra persona.

 

4. Pone “barreras” de por medio

Cuando una persona no se siente a gusto con la compañía de alguien, con una conversación o con alguna otra circunstancia propia de la convivencia, una de las reacciones más comunes es que busque poner distancia de por medio o “barreras”. Si está sentada a una mesa, quizá se recline hacia atrás, con lo cual se aleja de su interlocutor; también puede interponer algún objeto al alcance entre ambos, o cruzar los brazos hacia el pecho o las piernas de modo tal que la rodilla quede al frente, dos de los gestos más comunes de inconformidad.

 

¿Te parecen conocidas estas señales? No dejes de compartirnos tu opinión en la sección de comentarios de esta nota.

 

También en Pijama Surf: Estas dos preguntas podrían ayudarte mucho a determinar si estás realmente enamorado de tu pareja