*

X
Lo bello: aquello que nos muestra la luz de la muerte, entre el terror y el deleite

J. F. Martel, uno de los críticos de arte más refrescantes de la actualidad, escribe en The Finch un interesante artículo sobre la "belleza terrible" o la belleza de lo terrible. Martel argumenta que lo verdaderamente bello es siempre una puerta abierta hacia un mundo en movimiento, cambio y de alguna manera decadencia. La creación es tal, en su más pura expresión, porque permite que veamos la destrucción. Las formas que no muestran esta vitalidad que conlleva en sí misma también la muerte están anquilosadas y no tienen la energía necesaria para aparecer en la dimensión de la belleza. Escribe:

Incluso en el caso de las obras premodernas, los ideales estéticos tradicionales generan belleza radical solamente en el grado en el que parecen estar amenazados, eso es, en el grado en el que incluyen un elemento de caos. Si la música de Bach nos mueve más que el Muzak de elevador pese a que las dos siguen los mismos principios, esto se debe a que Bach le dio a la armonía una estremecedora existencia precaria. La hizo agitarse perpetuamente al borde de la disolución. Bach sabía que las armonías placenteras no son suficientes para hacer arte; para que la verdadera belleza surja, lo impensable debe ser tocado. La armonía bajo amenaza es bella en el sentido radical porque deja entrar la dimensión del tiempo, con su intimación de la muerte, impermanencia y cambio irreversible. 

William Blake escribió que "la eternidad está enamorada de las obras del tiempo", queremos en la belleza ver lo otro, lo que está velado, lo negativo, lo misterioso y lo que obliga a transformarnos. Martel agrega: "Hay una cosa que todas las cosas bellas comparten, esto es, que son símbolos. Son transmisiones de otro plano de existencia". Símbolos de transformación, así llamó Jung a una temprana obra sobre la irrupción de los contenidos psíquicos que trascendían las explicaciones causales. La belleza como fenómeno o como forma, podemos decir, es aquello que atraviesa, que rompe las barreras y que posiblemente muestra un camino hacia una región desconocida, ya el cielo de las ideas de Platón, la belleza anagógica y teúrgica --que vuela en las alas del amor-- o la belleza ctónica, la belleza del Tártaro y del mundo de las sombras, la belleza que nos lleva a la penumbra sublunar, el divino terror. La muerte puede ser muchas cosas,  pero siempre que aparece, o quizás eso que hace que aparezca, es la belleza, puesto que nos muestra lo numinoso, lo radicalmente otro.

En contraparte a esta definición de una belleza radical, Martel escribe que el kitsch tiene precisamente el efecto opuesto, es lo que maquilla el silencio y la muerte, lo que "nos presenta una imagen de la vida en la que el tiempo, la muerte y el caos nunca figuran". Como Kundera sucintamente afirmó: "Kitsch es la persiana que tapa la muerte".

 

Twitter del autor: @alepholo

Te podría interesar:

¿Por qué castearon a Scarlett Johansson y no a una mujer asiática en la nueva "Ghost in the Shell"?

Arte

Por: pijamasurf - 04/12/2016

El clásico cyberpunk anime en una versión occidental recibe críticas por "whitewashing", al otorgar el papel central a Scarlett Johansson

La versión occidental de la emblemática cinta de cyberpunk anime Ghost in the Shell está actualmente filmándose, y ha generado muchas críticas debido a que Scarlett Johansson lleva el papel central de Motoko Kusanagi. Este personaje es una chica cibernéticamente aumentada que encabeza la organización contraterrorista Seguridad Pública Sección 9 en un distópico Japón del siglo XXI. Ghost in the Shell fue filmada en 1995 originalmente y creada como manga en 1989. Su influencia en películas como The Matrix es enorme y contiene un notable discurso que reflexiona sobre el transhumanismo y lo que alguien ha llamado "tecnointeligencias angelicales".

Diversos fans y algunos medios hablan del problema de etnicidad de Hollywood, de todo transformarlo a su propia imagen y semejanza y no respetar la esencia de la historia original, la cual es esencialmente japonesa y refiere a una cierta ideología y circunstancias políticas, las cuales son en parte traicionadas por este casting que llaman "whitewashing" --el whitewashing es la práctica de utilizar actores blancos para representar papeles originalmente de personas de otro color de piel. Esto envía un mensaje de que las personas blancas son mejores o de que el espectador sólo acepta y sueña con personas de tez blanca, incluso de tal forma que por ello es necesario intervenir en la historia y modificarla. ¿No se pudo encontrar una actriz asiática que tuviera el star power necesario para soportar la envergadura del proyecto?

Mientras que sin duda el clásico de la historia de Masamune Shirow será una de las películas más esperadas para un estreno en 2017, este casting para algunos mancilla la integridad del proyecto.