*

X

MDMA reduce la agresividad y aumenta la empatía, según estudio con macacos

Por: pijamasurf - 02/26/2016

El uso de MDMA en circunstancias clínicas con macacos permite avizorar un buen futuro a posibles aplicaciones de la sustancia en humanos para promover la empatía y la comunicación emocional

Un estudio dirigido por el doctor Sébastien Ballesta de la Universidad Lyon 1 buscó analizar en términos de comportamiento los conocidos efectos de apertura emocional (empatogenia o entactogenia) de la asimilación de MDMA. También conocida como éxtasis o Molly es una conocida droga de fiesta que aumenta la empatía y promueve el baile y el comportamiento festivo (en primates humanos), pero su dosificación ha sido poco estudiada, sin contar con que se trata de una sustancia ilegal, y por lo tanto su fórmula no está regulada sobre una base estándar. 

El MDMA puede ser utilizado en un campo clínico para incidir en las modulaciones farmacológicas de comportamientos afiliativos estimulando la descarga de serotonina, dopamina y noradrenalina en roedores, humanos y otros primates. Para la investigación se empleó a tres macacos cangrejeros machos, jóvenes y acostumbrados a un entorno social. Se administraron por vía subcutánea tres dosificaciones distintas (1, 1.5 y 2mg/kg, o pequeña, mediana y grande) y se filmaron con cámaras especiales los comportamientos de los primates durante 68 sesiones, con un intervalo de 1 semana entre las sesiones para no afectar negativamente la descarga hormonal de los macacos.

Un total de 200 horas de comportamiento fueron clasificadas en cinco categorías de conductas básicas: descansar, locomoción, búsqueda de alimento, contacto social (acicalamiento propio y compartido) y juego con un objeto. Con la dosis más baja (1mg/kg) aumenta la manipulación del objeto y el juego; esto es relevante porque los investigadores lo interpretan como un aumento de la curiosidad y probablemente relacionado con las propiedades alucinógenas del MDMA, además de que dichos animales no suelen manipular objetos en presencia de otros macacos en situaciones normales (i.e.: cuando los médicos no les están inyectando cosas).

A partir de la dosis mediana y grande los comportamientos tienden a hacerse más sociales y en las tres dosificaciones se inhibe el impulso de buscar comida, lo cual coincide con las conocidas propiedades anorexigénicas del MDMA. Con la dosis de 2mg/kg la locomoción se vuelve incesante, lo que verifica la propiedad estimulante de la sustancia. Los investigadores explican que "el MDMA sólo incrementa el acicalamiento social recibido, no el dado, lo que sugiere que tal efecto prosocial puede explicarse como un incremento en las posturas no agresivas más que un incremento genuino en la motivación de afiliación social".

En otras palabras, el aumento de la conducta social de los macacos no se debe a que el MDMA "incremente" la necesidad de contacto físico, sino a que reduce los mecanismos de defensa y vuelve a los animales más "abiertos" para socializar. En condiciones normales, los macacos no siempre quieren que otro macaco venga a rascarles la cabeza, pero con una dosis grande de MDMA la reticencia y el impulso de defensa bajan, pues por alguna razón no se sienten amenazados. Tal vez este estudio ayude a explicar por qué el MDMA puede funcionar en terapias de pareja para primates no humanos: nuestras reticencias contra el otro bajan y somos más proclives a empatizar con sus sentimientos y motivaciones, más que a enfrentarnos a ellos. 

Te podría interesar:

Descubren en Argentina el mayor depósito de fósiles del mundo

Por: pijamasurf - 02/26/2016

Este yacimiento de fósiles se convirtió en una especie de paraíso informativo para los investigadores

Los fósiles son memorias impresas, materializadas, de la historia natural de nuestro planeta. En cada uno de ellos se condensa una cantidad de información inabarcable, la cual va revelándose conforme somos capaces de destilarla. De hecho, debemos una buena porción de nuestro conocimiento sobre el pasado lejano de la Tierra a estas pequeñas huellas. 

Recientemente, un grupo de investigadores anunció el descubrimiento del mayor depósito de fósiles jurásicos (de entre 140 y 160 millones de años de antigüedad) que se haya registrado jamás. Se trata de un área de 6 mil metros cuadrados ubicada al sur de Argentina, en la Patagonia. Curiosamente el sitio se descubrió hace 4 años, pero fue hasta ahora que el hallazgo se reveló.  

Juan Garcia Massini, del Centro Regional de Investigaciones Científicas y Transferencia Tecnológica ubicado en La Rioja, celebró el descubrimiento y recalcó que los fósiles emergieron por la erosión (declaraciones recogidas por Discovery):

Ningún otro lugar del mundo contiene la misma cantidad y diversidad de fósiles jurásicos [...] Puedes ver el paisaje tal como era en el Jurásico –cómo se distribuían las aguas termales, los lagos, los ríos, así como las plantas y otros elementos del ecosistema.