*

X

Viajando con un bull terrier a lugares abandonados de Europa (FOTOS)

Por: pijamasurf - 01/06/2016

Una mujer y su bull terrier de 3 años han viajado por varios países de Europa en busca de sitios desgastados por el tiempo; este es el resultado de su travesía

Sin duda alguna, los perros pueden ser los compañeros más entrañables de una persona. La intimidad con otro ser humano es insustituible, eso es cierto, pero la presencia que un perro puede tener en nuestra vida tiene otra dimensión, otro significado, y como prueba de ello podríamos pensar no sólo en todos los siglos que el perro ha pasado junto al hombre (incluso en las versiones ancestrales de ambos), sino también en cómo un perro lo mismo se encuentra entre personas adineradas que pordioseros, con niños y ancianos, en el campo, en las grandes ciudades, entre pastores, artistas, obreros y un cuantioso etcétera que, sin exagerar, parece abarcar todo el universo de lo humano.

Recientemente, el sitio Bored Panda dio cabida a una pieza de contenido en la que Alice van Kempen narra visualmente su paso por lugares abandonados de Europa, documentando la travesía en Instagram, pero con una compañía singular: una bull terrier que responde al nombre de Claire y con quien lleva 3 años. Escribe Alice:

Juntas hemos explorado edificios abandonados desde hace poco más de 2 años. Hemos visitado prisiones, bases militares, minas de carbón, trenes, aviones, monasterios, iglesias, hospitales, granjas y casas particulares. Hemos viajado mucho por numerosos países europeos en busca de estos lugares.

El resultado es conmovedor en al menos un sentido: el de la amistad. Porque aunque para algunos parezca una desmesura o un lugar común, un perro sí puede ser uno de los mejores amigos que podemos encontrar en la vida, lo cual parece resaltar aún más en la desolación de los escenarios elegidos, cuya estética es lo suficientemente poderosa como para ejercer un contraste emotivo lleno de amor.

Te podría interesar:

Turistas en la playa nos recuerdan nuestra patética desconexión con la naturaleza (FOTOS)

Por: pijamasurf - 01/06/2016

Una playa en Costa Rica fue escenario de una triste demostración de la distancia que nos separa del respeto a la naturaleza

Tico-Times

Antes, mucho antes, de que los smartphones dominaran una buena porción de nuestra realidad, los seres humanos alguna vez mantuvimos una relación saludable y armónica con el entorno natural. Sin embargo, con el tiempo fuimos estableciendo una abrupta desconexión con la naturaleza, proceso que hoy alcanza niveles francamente patéticos. 

Para demostrar lo anterior tenemos incontables ejemplos, muchos de los cuales probablemente son parte de nuestra cotidianidad individual. En todo caso, hace unos días ocurrió en la playa Ostenial, en Costa Rica, un suceso que nos recuerda con crudeza el nivel de vulgarización frente a otros seres vivos que hemos alcanzado. 

Una horda de turistas llegó a esta playa en la cual se encontraban desovando unas tortugas, inmersas en la serenidad propia de este ritual biológico, y se encargaron de molestarlas al punto en que muchos de los animales tuvieron que interrumpir su proceso. Las fotografías que documentaron este evento muestran al alienado enjambre invadiendo el espacio de las tortugas, tocándolas, pisando sus nidos y, obvio, no podían faltar los padres que colocaban a sus hijos encima de una para retratarlos y luego subir las imágenes a Facebook.

Ciertamente esta desconexión con la naturaleza no se manifiesta siempre de forma tan burda. pero este obsceno recordatorio seguramente puede sernos útil a todos en la respectiva medida que nos corresponda. 

Turtles - 5


Turtles 4


Turtles - 3

 

Turtles - 2


Turtles - 1

Imágenes vía Waking Times