*

X

Esta es la fuente de felicidad en tu cerebro

Por: pijamasurf - 11/27/2015

Una nueva investigación dirigida por el neurocientífico japonés Wataru Sato revela que el precúneo puede ser la fuente de la felicidad subjetiva

 

img_55dac4fe34c87

El neurocientífico japonés Wataru Sato ha dado un paso importante en la comprensión de la neurología de la felicidad. En un nuevo estudio se ha encontrado que las personas más felices tienen un precúneo más grande.

El precúneo es una zona en la parte trasera del cerebro, escondida entre los dos hemisferios. La investigación citada es la primera en relacionar esta área con la felicidad.

El equipo de investigadores comandados por Sato preguntaron a la gente sobre los dos componentes principales de la felicidad, y los participantes señalaron los siguientes:

  • La experiencia de felicidad momento a momento.
  • El sentimiento de satisfacción con la vida.

Las emociones positivas son lo que naturalmente pensamos que es la felicidad: el placer que obtenemos de una comida o una conversación. La satisfacción con la vida, sin embargo, viene más de las evaluaciones cognitivas de lo bien que estamos realizando las cosas en general.

La satisfacción es menos un sentimiento y más una idea o pensamiento. Los escáneres cerebrales revelaron que ambos tipos de felicidad se relacionan con una mayor masa de materia gris en el precúneo.

happiness1

En la imagen izquierda se muestra la ubicación del lado derecho del precúneo en el cerebro. En la otra imagen podemos ver la asociación entre el aumento de la masa de materia gris en esta área y el incremento de la felicidad subjetiva.

El precúneo se ha relacionado con todo tipo de funciones, incluyendo las reflexiones sobre el ser, la memoria y la experiencia misma de la conciencia.

Los autores del estudio señalan: "Nuestros resultados sugieren que el precúneo puede desempeñar un papel importante en la integración de diferentes tipos de información y convertirla en felicidad subjetiva".

Pero la investigación no necesariamente lleva a pensar que el nivel de felicidad es inmutable.

El doctor Sato dijo:

Varios estudios han demostrado que la meditación aumenta la masa de materia gris en el precúneo.

Esta nueva visión de dónde ocurre la felicidad en el cerebro será útil para el desarrollo de programas de felicidad basados en investigación científica.

Te podría interesar:

Somos seres en perpetua transformación, pero ¿cómo lograr un cambio en nuestras vidas?

Por: pijamasurf - 11/27/2015

¿Cuáles son los pasos para lograr el cambio deseado en nuestras vidas? Toma las riendas de tu propio destino

 Man-in-Tunnel

Existen muchas maneras de generar cambios importantes en nuestra vida en algún momento de crisis. Las crisis personales son un importante propulsor para la toma de decisiones, parteaguas fértiles para la transformación individual; algunas de ellas quizás se conviertan en pilares por el resto de nuestros días.

Las siguientes recomendaciones se resumen en tres pasos que podrían ayudarte a transformar tu escenario interior –y por ende el que te rodea: 

Primero hay que volver a orientar los pensamientos hacia el enfoque racional. La mayoría de las veces lo que pareciera ser resistencia es simplemente falta de claridad, por lo tanto, es buena idea realizar una especie de guión o lista para poder contextualizar la situación en tareas específicas a desarrollarse, en vez de intentar hacer el “gran cambio”. Recordemos que micro es macro, y que una secuencia de pequeñas pero acertadas decisiones puede bastar para fertilizar la transformación.

El segundo paso se basa en dejar aflorar nuestro lado emocional. Las emociones, al ser un constructo social impregnado de valores y normas de conducta, son capaces de influir de manera positiva en la acción. Enfocarse en las emociones solía estar asociado con tomas de decisiones impulsivas y poco reflexivas. Sin embargo, centrarse en el aspecto emocional puede ayudar a cultivar un sentido de identidad fuerte que genere mayor determinación para llevar a cabo el cambio deseado.

El tercer paso a seguir, pero no por eso menos importante, consiste en trazar el camino, moldearlo de acuerdo a rutinas o hábitos con la finalidad de ordenar los pensamientos en torno a una dirección. Los cambios son más sencillos cuando se tiene una meta o un objetivo en mente para lograrlos.

Para terminar sólo resta enfatizar en que, si bien no existen fórmulas estáticas para lograr algo importante en nuestras vidas, lo cierto es que este tipo de protocolos pueden orientarte o al menos inspirarte a diseñar tu propio mapa de acción y así asumir el papel que te corresponde en la vida: a fin de cuentas, tú eres el narrador único de tu propia historia.