*

X

Un estudio confirma que los seres humanos caminamos envueltos en una nube de bacterias

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 09/25/2015

En las muestras tomadas de personas a quienes se les realizó el estudio se encontraron muchas especies que normalmente viven en la piel y en la boca, la nariz y el intestino y, en el caso de las mujeres, la vagina
051f5b40e9e5a8a2ba8b1b833f1be558

Imagen: Agostino Arrivabene, "Solo show"

Obsesivos de la higiene: cuidado, sus peores temores se han confirmado. Un estudio afirma que todas las personas andan por el mundo envueltas en una nube de bacterias, como el personaje Pig Pen, e incluso algunas de estas bacterias provienen de nuestros rincones más íntimos.

5145434954

Pig Pen

"Usted está de pie en una nube microbiana de otra persona en el momento que se dan la mano", dice James Meadow de la Universidad de Oregon en Eugene, Estados Unidos.

Nuestros cuerpos son el hogar de aproximadamente 100 billones de bacterias, virus y hongos. Dejamos las huellas de nuestras comunidades microbianas en las superficies de los teléfonos, computadoras, etcétera.

En un estudio realizado para saber más acerca de las bacterias que segregamos, se pidió a un grupo de 11 personas que permanecieran sentadas en una pequeña habitación esterilizada, y después se tomaron muestras del aire a 1m de distancia, así como del suelo, para atrapar las bacterias que caen. Tras analizar el ADN bacteriano se encontraron muchas especies que normalmente viven en la piel y en la boca, la nariz y el intestino y, en el caso de las mujeres, la vagina. Nueve de los 11 individuos examinados tenían “firmas personalizadas” creadas por distintas combinaciones de bacterias.

Es posible que estas nubes puedan transmitir múltiples enfermedades. El SARM (Staphylococcus aureus resistente a meticilina) se ha encontrado viviendo en la piel y la nariz de las personas sanas, por lo que podría estar en sus nubes también. Meadow sospecha que los virus respiratorios como el sarampión, probablemente se contagian también de esta manera.

Los resultados podrían tener un uso forense, ayudando a colocar a un sospechoso en la escena del crimen a través de su firma bacteriana. "No creo que sea una locura pensar que en un futuro podríamos estar reconociendo a las personas por su niebla de bacterias", dice Tim Spector del King's College de Londres.

Estos resultados son sólo un primer paso. Los voluntarios del estudio se sentaron en la sala durante 4 horas, pero en realidad alguien puede pasar sólo unos momentos en la escena del crimen y probablemente ya tendría distintas firmas bacterianas de otras muchas personas.

microbial-cloud

 

Te podría interesar:
Los hongos expulsan esporas al ambiente que siembran las nubes, y así aseguran la existencia de nuevas generaciones

puffball_fungus_shooting_spores-_151028

Los hongos son una especie maravillosa, con su propio reino en el árbol de la vida. Entre animales y plantas, estos  antiquísimos organismos que surgieron hace más de 1.3 mil millones de años han sido celebrados por la religiones más antiguas, encumbrados a inteligencias astrales por modernos antropólogos (como Terence McKenna) y considerados la clave para salvar al planeta por un micólogo como Paul Stamets.

Un estudio reciente publicado en la revista PLOS ONE descubrió que los hongos son capaces de "sembrar" las nubes para producir lluvia y de esta forma asegurar su supervivencia como especie, en un astuto mecanismo de retroalimentación. La investigación mostró que los hongos maduros desprenden esporas que luego resultan en lluvia. Como es sabido, los hongos a su vez se forman a partir de la humedad.

Nicholas Money, uno de los autores del estudio, señala: "Podemos ver grandes gotas de agua crecer mientras se condensa el vapor en la superficie de la espora de un hongo. Ninguna otra cosa funciona así".

Si bien el yoduro de plata puede también producir lluvia, lo hace a través de un proceso contaminante, lo cual no ocurre con los hongos. El reino fungi juega también un papel primordial en la vida de los bosques, al descomponer los tejidos vegetales y reciclar los nutrientes. A esto se suma la lluvia. "Sin hongos  no hay bosques, y sin bosques los seres humanos no habrían evolucionado", señaló Money. Nunca desestimes el nivel de interconexión entre todas las cosas.

El antropólogo británico Robert Gordon Wasson consideraba que el hongo amanita muscaria era el "rey Soma", el dios al cual se refieren los antiguos Vedas.

Lee: 6 maneras en las que los hongos pueden salvar el mundo