*

X

De la Virgen María en un sándwich con queso (FOTOGALERÍA)

Por: Samuel Zarazua - 08/18/2015

La pareidolia es bastante común, pero tiene que ver con tu estado de ánimo

En el Laboratorio de Ciencia y Comunicación NTT en Tokio se demostró que la neurosis conocida como pareidolia no coincide con los rasgos de la personalidad o estados emocionales, pero sí con el estado de ánimo. Al ver imágenes pareidólicas, las personas neuróticas o fanáticas tienden a ver caras donde no hay (como las personas que hallaron la imagen de Cristo en el ano de un perro o la Virgen María en un sandwich). Aquellos que tenían mayor grado de neurosis en su personalidad y un estado de ánimo bajo fueron más propensos a la pareidolia. Se midieron  también variables de género, edad y personalidad. Tal condición neurótica puede aumentar la tendencia a ver ciertos patrones de acuerdo a estados de ánimo.

En cambio, "creemos que los estados de ánimo positivos aumentan la creatividad", dice Norimichi Kitagawa, jefe del laboratorio; "la gente con puntajes más altos de estado de ánimo positivo no encuentran caras en los patrones". 

El doctor Jiangang Liu, junto con sus colegas del Institut of Automation de la Academia China de Ciencias diseñaron un experimento para comparar la asociación de la personalidad y el estado emocional con la tendencia a experimentar pareidolia

Photo: @melissadahl

Foto: @melissadahl

La creatividad es, entonces, una expresión del estado de ánimo. Hay quienes son capaces de ver el rostro de Jesús en un pan tostado, como ocurre en el famoso test de Hermann Rorschach.

 

También en Pijama Surf: Pareidolia erótica: objetos comunes y corrientes evocan formas sexuales (FOTOS)

Te podría interesar:

Este es el libro más grande del mundo

Por: pijamasurf - 08/18/2015

En la pagoda de Kuthraw en Birmania se encuentra este libro escrito en tablas enormes de mármol, que contiene todo el canon de budismo Theravāda

 image-1

El libro más grande del mundo está escrito en piedra y rodea la centelleante pagoda de Kuthraw en Birmania. Sus 730 hojas y mil 460 páginas ponen a prueba incluso al lector más ávido del planeta. Cada una de las 730 tablas de mármol, de 107cm de ancho, 153cm de altura y 13cm de grosor, está escrita densamente y por ambos lados en oro, tiene su propio techo y una joya preciosa corona la estructura que la contiene.

Juntas, las 730 rocas comprenden todo el Tipitaka Pali, el canon del budismo Theravāda que, hasta la construcción de este templo en 1860, existía sólo como manuscritos de hoja de palma en las bibliotecas reales. Fue el rey Mindon Min quien mandó construir este impresionante tomo, ya que las enseñanzas budistas se vieron gravemente afectadas por la invasión inglesa a mediados del siglo XIX y quería salvar las escrituras para la posteridad.

 image-2

Cuando las tablas fueron develadas en 1868, cada línea de texto estaba rellena de oro y las tablas rodeadas de rubíes y diamantes. Desafortunadamente, cuando los ingleses al fin llegaron a Birmania a mediados de 1880, las tropas saquearon el templo y se llevaron el oro y las piedras preciosas.

 image

Hoy, sin embargo, el libro entero sigue en pie y la escritura ha sido rellenada con tinta negra para que el mensaje sobreviva a varias generaciones. Este enorme antikindle de mármol es una de las obras más importantes para los estudiantes budistas de todo el mundo, y uno de los sitios sagrados menos conocidos y más bellos del planeta.