*

X

Científicos descubren que esta fruta es el mejor remedio para la resaca

Salud

Por: pijamasurf - 08/09/2015

Por fin un remedio contra la resaca que también es saludable: científicos australianos descubrieron que la pera ayuda a metabolizar el alcohol en el cuerpo e incluso impide la absorción de los químicos tóxicos que provocan la también llamada "cruda"
Rocha_Pear

Imagen: Glysiak (Wikimedia Commons)

La resaca es uno de los males más ancestrales que pueden aquejar al ser humano; uno, además, que conlleva un importante sentido simbólico, pues al ser la consecuencia de beber bebidas alcohólicas en exceso pareciera ser el costo debido por el disfrute obtenido, como si la sanción moral que a veces se impone sobre los “vicios” tuviera también su correlato fisiológico.

Por esta misma antigüedad, los remedios para la resaca son tan viejos como esta misma. Cada país ha desarrollado los suyos, y también existen algunas fórmulas puestas a prueba por bebedores legendarios como Hemingway o Zelda Fitzgerald. Con todo, pareciera ser que ninguno de esos preventivos o soluciones son definitivos ni del todo efectivos, pues inevitablemente algún bebedor o bebedora termina por despertar al día siguiente con los temibles efectos de la ingesta desmedida de alcohol encima y, por otro lado, su recuperación demora demasiado sin importar las medidas tomadas.

Pero quizá este escenario adverso esté a punto de cambiar gracias al descubrimiento realizado por científicos de la Commonwealth Scientific and Industrial Research Organization, la institución de investigación científica del gobierno de Australia. De acuerdo con un estudio realizado, existe una fruta capaz de prevenir e incluso aliviar los síntomas de la resaca incluso antes de que comience a manifestarse: la pera.

Nashi_pear Pyrus pyrifolia (Pazuzu, Wikimmedia Commons)

En efecto, además de deliciosas y auxiliares contra los altos niveles de colesterol, las peras tienen la capacidad de intervenir en la metabolización del alcohol al interior de nuestro cuerpo, particularmente afectando las enzimas que lo procesan, de manera tal que aceleran su eliminación y en algunos casos incluso impiden que el cuerpo lo absorba. De acuerdo con Manny Noakes, el investigador principal del estudio, sólo las peras redujeron notablemente los niveles de acetaldehído en la sangre de personas que habían bebido alcohol, químico que por su toxicidad está asociado con los efectos perniciosos de la también llamada “cruda”. Entre los principales cambios registrados por el consumo de pera, se encontró la capacidad de concentración de personas que unas horas antes se habían embriagado.

Los resultados de esta investigación se observaron experimentando con pera coreana (Pyrus pyrifolia), en especial su jugo, pero, al tratarse de conclusiones preliminares, quizá cada uno podría efectuar su propia prueba con el tipo de pera al alcance. Y claro, compartir con otros lo observado.

Te podría interesar:

El uso de dispositivos móviles podría aumentar el riesgo de cáncer, según estudio

Salud

Por: pijamasurf - 08/09/2015

Un estudio publicado en septiembre plantea que los dispositivos móviles como tabletas, smartphones y computadoras portátiles pueden reflejar la luz ultravioleta del Sol y aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de piel

intro-ipad

Un estudio publicado en septiembre por el Journal of the American Academy of Dermatology plantea que los dispositivos móviles como tabletas, smartphones y laptops pueden reflejar la luz ultravioleta del Sol y aumentar indirectamente la exposición de los usuarios a las longitudes de onda que causan cáncer.

"Estos dispositivos se utilizan generalmente para la comunicación o el entretenimiento, así que puede ser fácil no prestar atención a sus propiedades de reflexión", dijo Mary E. Logue de la Universidad de Nuevo México en Albuquerque, coautora del la investigación junto al doctor Barrett J. Zlotoff.

"Nos preguntamos si, como esos antiguos reflectores de bronceado, los dispositivos electrónicos personales también podrían plantear riesgos para la salud de la piel", dijo Logue para la agencia Reuters Health en un correo electrónico.

En un pequeño estudio observacional realizado en un campo en Albuquerque, los investigadores pusieron una cabeza de maniquí con un medidor de luz UV sobre un atril de partituras y luego colocaron diversos dispositivos móviles en el atril.

En dos experimentos, los académicos registraron las lecturas de 1 hora de exposición a los rayos  UV, de 11 de la mañana hasta el mediodía, utilizando una revista, un iPhone 5, varios modelos de iPad, dos laptops Mac y un lector electrónico Kindle.

En el primer experimento, los dispositivos fueron situados a 16.5 pulgadas de distancia del sensor UV. Para el segundo experimento, estuvieron colocados 12.25 pulgadas más lejos.

Los dispositivos y el sensor UV estaban dispuestos en un ángulo específico, para imitar la mirada de un adulto viendo hacia abajo al dispositivo de mano.

El equipo de estudio midió las dosis de exposición de luz UV reflejada por los dispositivos en Jxcm2 durante 1 hora, y luego compararon estos resultados con las lecturas UV en el atril vacío.

En la primera prueba, cuando los dispositivos estaban más alejados del maniquí, una revista abierta incrementó la dosis de exposición UV a 46% comparada con la del atril solo, un iPad aumentó la exposición cerca de 85% y una Mac de 11 pulgadas incrementó la exposición UV un 75%.

Sólo en la segunda prueba con los dispositivos dispuestos más cerca de la cara del maniquí, incluyendo el iPhone 5, se incrementó la exposición UV en un 36%, como los investigadores reportaron en el Journal of the American Academy of Dermatology.

"Los efectos dañinos de los rayos UVA y UVB han sido bien documentados, y limitándonos a esta exposición es la única y más efectiva forma de cuidado preventivo que un individuo puede tomar".

"Dado el aumento de la exposición a los rayos UV, es necesario que haya más investigaciones para ver si los riesgos de cáncer de piel se ven afectados", agregó Logue.

“Los propios dispositivos podrían ser rediseñados para ser menos reflejantes, o para incluir la tecnología de sensor UV con la que sus usuarios podrían realizar un seguimiento de su exposición a estos rayos”, dijo la académica.

El doctor Robert Dellavalle, jefe del Servicio de Dermatología del Denver VA Medical Center, dijo que si bien la investigación no involucró a personas reales que utilizan los dispositivos, todavía plantea una cuestión práctica: "En el uso del mundo real, puede ser difícil ver la pantalla del teléfono o tableta en plena luz del Sol, y su uso en realidad puede fomentar un comportamiento que busque los lugares de sombra", señaló.