*

X

Síndrome del "ojo fantasma": pacientes sin un ojo que siguen viendo cosas con él

Por: pijamasurf - 06/12/2015

Este síndrome es sin duda el más interesante y perturbador de los fenómenos de miembro fantasma

369378_detail

Cada uno de nuestros cinco sentidos tiene su fantasma. Hay los que uno escucha, los que siente con el cuerpo, los que prueba en la lengua, los que se pueden oler o, desde luego, los que puede ver. Ahora: todos estos fantasmas, específicos de los sentidos, son reportados con mucha más frecuencia por personas que han perdido una parte del cuerpo, lo que los médicos llaman “miembro o dolor fantasma”.

El más común de estos es el fantasma por amputación, cuando el amputado sigue sintiendo la parte que falta y, por ejemplo, si le amputaron una mano, intenta recoger algo con esa mano antes de recordar que ya no la tiene. Pero parece haber uno aún más perverso y perturbador: el síndrome del "ojo fantasma”.

El síndrome del ojo fantasma ha sido estudiado en el pasado pero ahora la psicóloga Laura Hope-Stone, de la Universidad de Liverpool, retomó el caso y condujo el estudio más exhaustivo de este síntoma hasta ahora.

Los investigadores encuestaron a 239 pacientes que habían perdido un ojo. Los pacientes compartieron detalles acerca de su vida monocular, y aquí es donde entran los fantasmas:

 

  • -       Mujer de 82 años: “Una figura caminando a mi lado”.
  • -       Hombre de 78 años: “Imágenes de personas en movimiento. Desaparecen cuando volteo a la derecha”.
  • -       Hombre de 77 años: “Gente pasando y cosas y artículos que no están allí”.
  • -       Mujer de 77 años: “En la oscuridad puedo ver gente”.
  • -       Hombre de 52 años: “Como si nadara bajo el agua entre algas”.
  • -       Mujer de 70 años: “Una vez desperté para encontrar a una persona no identificada al lado de mi cama”.

 

La encuesta no es la mejor manera de saber cómo funciona el síndrome del ojo fantasma, pero sí nos da un atisbo de lo que sucede cuando un ojo deja de existir pero sigue mandando señales al cerebro porque en su lugar está el fantasma de la costumbre.

De todos los miembros fantasma el más siniestro es, sin duda, este. Extraños atravesando nuestro campo de visión. Imaginemos eso.

Te podría interesar:

Premio Nobel obligado a renunciar como investigador tras comentarios sexistas

Por: pijamasurf - 06/12/2015

Declaraciones sexistas de un Nobel de Medicina alimentan el debate cultural en torno a la discriminación sexista en el mundo de la ciencia

Screen Shot 2015-06-16 at 12.09.54 PM

"Déjenme les platico sobre mi problema con las niñas. Tres cosas ocurren cuando ellas están en el laboratorio: te enamoras, se enamoran de ti, y cuando las criticas lloran". Así argumentó el bioquímico Tim Hunt, premio Nobel de  Medicina en 2001, su opinión de que la interacción entre géneros es problemática para la ciencia. 

Las declaraciones de Hunt, vertidas durante la World Conference of Science Journalists en Corea del Sur, llegan justo en un momento en el que se debate álgidamente la discriminación de género en el mundo de las ciencias y el sexismo --el cual evidentemente Hunt corrobora con sus declaraciones-- que afecta a decenas de miles de científicas.

A partir de esta intervención se desataron incontables protestas en medios y redes sociales, condenado la postura del Nobel. La presión fue tal que Hunt se vio obligado a renunciar a su cargo como profesor honorario del University College London y, por fortuna, su sexismo llega en buen momento para sumarse a los argumentos de la campaña que busca equilibrar las oportunidades entre hombres y mujeres en el plano de las ciencias.