*

X
Con motivo de la legalización en todo Estados Unidos de las uniones civiles entre personas del mismo género, Facebook permitió a sus usuarios apoyar la causa con una sencilla herramienta; ¿fue este otro experimento de la red social para examinar nuestro comportamiento en línea?

ZuckerbergPrideEn nuestra época, las redes sociales tienen ya una importancia que quizá sus creadores nunca hubieran esperado. Esto se explica, en parte, por la cantidad masiva de usuarios que todos los días y a todas horas interactúan en dichos espacios, consumiendo y generando contenido, vertiendo sus opiniones, dando like y retweet y, en suma, siguiendo las rutas de comportamiento que las propias redes permiten.

Sin embargo, como sucede con toda comunidad humana, existe también otra zona de conducta en donde puede surgir lo imprevisible o lo que no es sencillo de controlar. A pesar de todo, los seres humanos aún conservamos la capacidad de improvisar, de actuar a contracorriente de lo establecido, de realizar un movimiento inesperado. Eso, en cierta forma, es el fundamento de la creatividad, tan celebrada en nuestros días.

Solo que el mundo no es tan puro como a veces creemos, y aunque es cierto que ser creativo es posible, en el caso de las redes sociales las estructuras también están ahí para manejar dicha fuerza, para manipularla: basta un ajuste en las variables, la introducción de un pequeño cambio, para que el sistema también funcione de otra manera. La pregunta, ahí, es si dicho ajuste es circunstancial o planeado, si orgánico (generado por el propio sistema) o resultado de la intervención de un agente específico.

La idea, por supuesto, tiene un toque paranoico, pero hay por lo menos dos momentos recientes, de conocimiento público, en los que Facebook experimentó con sus usuarios para observar cómo cambiaba su conducta al interior de la red social con respecto a dos circunstancias: las emociones y la política. En general, en ambos casos se trató de ejercicios de observación y aprendizaje, con los que la empresa entendió mejor a sus usuarios o al menos obtuvo un conocimiento más preciso sobre dos escenarios específicos. Hasta ahora, como se sabe, Facebook emplea dicho conocimiento únicamente con fines comerciales, pero sin duda podría ser un motivo de preocupación el poder que la empresa está acumulando cada día y con cada nueva prueba que fácilmente puede poner en marcha.

Este fin de semana, con motivo de la legalización de las uniones civiles entre personas del mismo sexo en Estados Unidos, Facebook implementó la herramienta “Let's Celebrate Pride”, la cual sobrepone los colores del arcoíris a la imagen de perfil vigente del usuario. Como sabemos, dicha gama está asociada con los movimientos LGBTTTI desde hace ya varias décadas, por lo que realizar el pequeño cambio permitido por Facebook era, de alguna manera, apoyar no solo la decisión de la Suprema Corte de Estados Unidos sino, en general, la reivindicación de los derechos de dicha comunidad.

whitehouse_new

De acuerdo con William Nevius, vocero de la compañía, bastaron un par de horas para que 1 millón de personas cambiaran su imagen de perfil con la herramienta, una tendencia que se mantuvo creciente conforme el fin de semana transcurría y el uso de dicha función se divulgaba. La viralización es un comportamiento natural de las redes sociales y, como vemos por este suceso, no solo de contenido, sino también de conductas.

Por los antecedentes mencionados, es lícito sospechar de Facebook. Quizá, en efecto, su empresa comulga con el progresismo de las instituciones públicas de Estados Unidos. Pero la otra posibilidad no puede descartarse, que esta haya sido otra oportunidad aprovechada por la empresa para observar a sus usuarios y obtener conocimiento de ello.

Este fin de semana, en The Atlantic, J. Nathan Matias escribió al respecto de esta que podría considerarse una especulación o una anticipación. Entre otros argumentos, Matias escribe sobre todo desde la noción del “slacktivism”, esa forma peculiar del activismo político que en español podría traducirse como “activismo de sofá”. En buena medida por causa de Internet, en esta época ciertas formas de la acción política se limitan al mundo virtual, y no son pocas las personas que se conforman o se sienten satisfechas con dar share a la nota sobre un suceso lamentable o firmar una petición en línea. Esto, por supuesto, genera cierto impacto social, pero en términos generales menor en comparación con el intercambio cara a cara, la organización presencial o la protesta en los espacios públicos. La Primavera Árabe, por ejemplo, no se explica sin el uso que parte de la población dio a las redes sociales, pero de cualquier modo el movimiento definitivo se dio en las movilizaciones, las acampadas y las protestas públicas.

¿Es posible pasar del activismo en línea al activismo en las calles? ¿En qué condiciones? ¿Qué impide dicho tránsito? Si ocurre, ¿hay elementos que pueden predecirlo y quizá incluso incentivarlo o propiciarlo?

En el artículo citado, Matias propone que ese podría ser uno de los motivos de Facebook para lanzar su campaña “Let's Celebrate Pride”. Al recurrir a una investigación de Doug McAdam, sociólogo de Stanford, sobre una serie de protestas en Mississippi a favor de los derechos civiles de la población afroamericana, Matias examina el hecho de que un movimiento social se fortalece casi espontáneamente conforme se tejen más redes de amistad entre los participantes; dicho de otro modo: una persona puede decidirse por participar en una protesta si ve que muchos de sus amigos están involucrados o se suman paulatinamente. 

ecc381678

La hipótesis es interesante y también un tanto perturbadora. En su cariz interesante se manifiesta un enigma de la participación social común en situaciones como esta: ¿una persona se convence de cierta idea porque su círculo ya la comparte o, por otro lado, esa persona ya estaba potencialmente inclinada por la misma?

Del lado perturbador, no resulta tan difícil imaginar un escenario un tanto distópico en el que con un ligero cambio en su algoritmo, Facebook es capaz de suscitar un movimiento social de envergadura, acaso con un fin específico como derrocar un gobierno o impulsar determinada legislación.

Alguna vez, justo en tiempos de la Primavera Árabe, surgió la paráfrasis de un motto ya conocido que aseguraba que la revolución no sería tweeteada. Esto quizá sea impreciso. Quizá no la revolución, pero sí alguna protesta de nuestro futuro inmediato nacerá en las redes sociales, con la salvedad de que su verdadero origen se encontrará posiblemente en una oficina común y corriente en California.

 

Twitter del autor: @juanpablocahz

Te podría interesar:

El sentido original de la filosofía: un ejercicio espiritual y un entrenamiento para la muerte

AlterCultura

Por: pijamasurf - 06/29/2015

En la segunda entrega de Cadena Áurea de Filosofía nos preguntamos sobre el sentido original de la filosofía que concibieron los filósofos griegos, especialmente la tradición platónica: un arte de vida, un entrenamiento para la muerte y una herramienta de evolución espiritual

 

En el segundo episodio del podcast de filosofía Cadena Áurea, el Dr.Ernesto Priani y Alejandro Martínez Gallardo conversan sobre el significado original de la filosofía y contemplan la importancia de rescatar el espíritu que encarnaron los antiguos filósofos helénicos y retomar una tradición filosófica que no se contentaba con el razonamiento discursivo y la abstracción, separación y clasificación de la realidad en sistemas lógicos, sino que era un camino teórico y práctico para la transformación y el crecimiento espiritual del ser humano. 

 

0-1:20: Intro -- Track: "How To Operate Your Brain" --Tim Leary sobre Sócrates y las ideas de "conócete a ti mismo" y "cuestiona a la autoridad".

1:20-5:00: La filosofía cómo un arte de vida y un medio de transformación: ¿hemos perdido el espíritu original de la filosofía?, ¿sabiduría y filosofía se han separado?

5:00-9:00: La tradición platónica y el significado original de la filosofía; Platón y la filosofía como entrenamiento para la muerte y como el arte de hacerse como dios; la importancia de la iniciación y los misterios; ¿la filosofía es el yoga de Occidente?

9:00-13:00: ¿La modernidad está regida por la superficialidad?, ¿nuestra vida es poco profunda?; nuestra época ha exiliado al alma, pero no se puede hablar sobre filosofía sin hablar del alma; "la filosofía como purificación del alma"; el alma como concepto integrador, la aglutinación de inteligencia y cuerpo; trinidad vs dualidad; Heinrich Zimmer y la filosofía de la transformación de la India.

13:00-17:00: La filosofía debe ser practicada; una herramienta en contra de la enajenación del capitalismo y el consumismo; la tradición filosófica de la imaginación; la imaginación como el órgano de percepción que aprehende  el mundo espiritual; la filosofía contra el materialismo; Sócrates y la reflexión sobre la muerte.

17:00-21:00: Los beneficios de meditar sobre la muerte; los procesos de la naturaleza; el hombre como espejo del cosmos; (18:30) Track: "Comply-Emergency Broadcast System"; la filosofía en la vida cotidiana; ejercicios prácticos de filosofía; la filosofía para comprender la fantasía y defendernos de la programación mental de los medios masivos y la publicidad.

21:00-25:00: La magia de las imágenes; la realidad como una guerra de fantasmas; un tip para navegar la cotidianidad, cortesía del emperador Marco Aurelio; la importancia de reflexionar sobre la vida y observar el mundo y el ser; ¿tomar las cosas con filosofía nos puede curar?; una reflexión sobre la frase: "el dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional"; las enfermedades como movimientos o comunicaciones del alma

25:00-27:39: La importancia de una vida con significado (la vida con filosofía es más rica); la eudaimonia, o el buen daimon; la conexión entre el hombre y el cosmos; seguir los ritmos de la naturaleza para llevar una vida más sana y significativa.

 

Axis conceptual

-Una filosofía cuyo centro es el alma y cuyo objetivo es la transformación.

-Transformación porque el filósofo al tener la experiencia del conocimiento se convierte en aquello que conoce (una gnosis propiamente) y también porque, para conocer lo que yace más allá de las apariencias, el filósofo debe agudizar su percepción y trabajar su propio instrumento de conocimiento: su ser. Dice la tradición platónica que solo podemos conocer aquello a lo que nos parecemos, el verdadero conocimiento es un vínculo de simpatía: un reconocimiento de la unidad.

-No hay verdadero entendimiento intelectual sin la energía que permita sostener la experiencia.

-La filosofía puede ser (y ha sido antiguamente) usada como un antídoto contra el materialismo.

-La filosofía platónica y neoplatónica, no debemos olvidar, es un cuerpo de conocimientos teóricos y prácticos que permiten al hombre comprender el mundo, comprenderse a sí mismo y posteriormente alcanzar un estado de conciencia en el que la muerte es percibida como la oportunidad de poner a prueba la labor de conocimiento y emprender el vuelo del alma de regreso a la unidad divina. O, como dijera Plotino: "el vuelo del solo al Solo".

-Entrenarse para morir es el ejercicio espiritual por antonomasia, el filósofo así se declara a favor de su alma y se opone al pesado sueño de la existencia material.

-Observar los ritmos y patrones del cosmos es parte del ejercicio de autoconocimiento, puesto que el hombre es un pequeño cosmos.

 

 

Material adicional- Como complemento o también para profundizar un poco más sobre estos temas, compartimos una serie de citas

 

platos-academy-michelangelo 

EL ORIGEN DE LA FILOSOFÍA EN LA TRADICIÓN PLATÓNICA 

El filósofo lituano Algis Uzdavinys escribe, en su introducción a la antología The Golden Chain:

En la definición de Platón de la filosofía como un entrenamiento para la muerte (Fedón, 67cd) se hizo una implícita distinción entre la filosofía y el discurso filosófico. La filosofía moderna occidental (una criatura un tanto monstruosa y corrompida, inicialmente modelada por la teología cristiana y por la lógica postcartesiana) ha sido sistemáticamente reducida al discurso filosófico dogmático de un solo a través de la unilateralidad fatal de su mentalidad humanista secular y una crucial incomprensión de su sabiduría tradicional. La tarea de los filósofos antiguos de hecho era contemplar el orden cósmico y su belleza; vivir en armonía con él y trascender las limitaciones impuestas por la experiencia sensorial y el razonamiento discursivo.

Uzdavinys rastrea el origen de la filosofía a la iniciación en una tradición espiritual (lo que Marsilio Ficino llamaría prisca theologia):

En el sentido órfico-pitagórico, filosofía significaba sabiduría (sophia) y amor (eros) combinados en una purificación moral e intelectual con el fin de lograr una "semejanza a Dios" (homoiosis theo, Platón, Teeteto, 176b). Esta semejanza debía ser lograda a través de la gnosis, conocimiento... La filosofía platónica (y sobre todo el neoplatonismo) es una vía contemplativa y espiritual basada en la intelección o la visión noética (noesis), que trasciende el reino de la percepción sensorial y el razonamiento discursivo. A través de una aprehensión inmediata de primeras causas, la inteligencia no-discursiva lleva a la (henosis) con las Formas divinas. "El conocimiento de los dioses", dice Jámblico, "es virtud y sabiduría y felicidad perfecta y nos hace como los dioses".

Manly P. Hall escribe, en su introducción a The Secret Teachings of All Ages:

Platón consideraba la filosofía como el bien más grande otorgado por la divinidad al hombre. En el siglo XX, sin embargo, se ha convertido en una complicada y onerosa estructura de nociones arbitrarias irreconciliables --cada una, no obstante, sostenida por una lógica casi incontestable. Los altivos teoremas de la vieja Academia que Jámblico comparó con el néctar y la ambrosía de los dioses se han adulterado tanto por la opinión --que Heráclito declaró ser una demoledora enfermedad de la mente-- que el hidromiel celestial sería irreconocible para este gran neoplatónico. Evidencia convincente de la creciente superficialidad del pensamiento científico y filosófico moderno puede verse en su constante deriva hacia el materialismo. 

[...] En esta era en la que la palabra "filosofía" tiene poco significado si no está acompañada de algún otro término calificativo. El cuerpo de la filosofía ha sido segmentado en innumerables ismos, más o menos antagónicos, los cuales se han esforzado tanto por refutar las falacias de uno o del otro que las cuestiones más sublimes del orden divino y el destino humano han sufrido un deplorable descuido.

En Words to the Wise, el filósofo canadiense señala:

Los misterios instituidos de la antigüedad poseían una tradición metafísica intacta que descendía de una larga línea de hierofantes desde los oscuros principios del tiempo. El merito de estos sistemas puede ser inferido por el alto orden de hombres que dejaron testimonio de lo sublime de sus enseñanzas. Pitágoras, Platón, Aristóteles, Plutarco, Proclo, Cicerón, Hipatia, Fidias, Hipócrates y una hueste más de pensadores reconocieron la supremacía de los misterios instituidos de los griegos y los romanos. Mentes de esta calidad difícilmente son engañadas por la superficialidad.   

 

LA FILOSOFÍA COMO ARTE DE VIDA Y PRAXIS DE TRANSFORMACIÓN

El emperador romano y filósofo estoico Marco Aurelio, en sus Meditaciones:

1. Al despuntar la aurora, hazte estas consideraciones previas: me encontraré con un indiscreto, un ingrato, un insolente, un mentiroso, un envidioso, un insociable. Todo eso les acontece por ignorancia de los bienes y de los males. Pero yo, que he observado que la naturaleza del bien es lo bello, y que la del mal es lo vergonzoso, y que la naturaleza del pecador mismo es pariente de la mía, porque participa, no de la misma sangre o de la misma semilla, sino de la inteligencia y de una porción de la divinidad, no puedo recibir daño de ninguno de ellos, pues ninguno me cubrirá de vergüenza; ni puedo enfadarme con mi pariente ni odiarle. Pues hemos nacido para colaborar, al igual que los pies, las manos, los párpados, las hileras de dientes, superiores e inferiores. Obrar, pues, como adversarios los unos de los otros es contrario a la naturaleza. Y es actuar como adversario el hecho de manifestar indignación y repulsa.

Heinrich Zimmer, en Filosofía de la India:

Pero la principal preocupación --en notable contraste con los intereses modernos de los filósofos occidentales-- ha sido siempre no la información sino la transformación: un cambio radical de la naturaleza humana y, con el, una revelación de su manera de entender tanto el mundo exterior como su propia existencia: transformación tan completa como es posible, y que, si tiene éxito, equivaldrá a una total conversión o renacimiento, será un renacimiento. 

El filósofo francés Pierre Hadot explica por qué decidió titular a su libro Ejercicios espirituales y filosofía antigua:

De hecho, estos ejercicios --tal como podemos advertir en el texto de G. Friedmann-- corresponden a un cambio de visión del mundo y a una metamorfosis de la personalidad. La palabra «espiritual» permite comprender con mayor facilidad que unos ejercicios como estos son producto no solo del pensamiento, sino de una totalidad psíquica del individuo que, en especial, revela el auténtico alcance de tales prácticas: gracias a ellas el individuo accede al círculo del espíritu objetivo, lo que significa que vuelve a situarse en la perspectiva del todo ("Eternizarnos al tiempo que nos dejamos atrás").

[...] La práctica de la filosofía no consistía en producir la teoría de la lógica, eso es la teoría de hablar bien y pensar bien, tampoco en producir la teoría de la física, eso es del cosmos, ni en producir  la teoría de actuar bien --sino que se ocupaba de hablar bien, de pensar bien, de actuar bien y de estar verdaderamente consciente del lugar que uno ocupa en el cosmos.

Manly P. Hall, en Words to the Wise:

Antes de la sabiduría debe llegar la capacidad de la sabiduría. El entendimiento es solo posible para un organismo que se ha entrenado para entender; y uno no se entrena solamente deseando, suspirando, escuchando. Como un atleta debe entrenarse para tener un alto rendimiento corporal, así también el estudiante de filosofía debe poner sus pensamientos, emociones y acciones bajo una disciplina especializada si es que quiere lograr fuerza filosófica.

Henry Corbin en Cuerpo Espiritual y Tierra Celeste:

No hay una verdadera filosofía que no desemboque en metafísica del éxtasis, ni experiencia mística que no requiera una preparación filosófica seria. 

 

FILOSOFÍA DEL MICROCOSMOS 

IMG_0012

Christos Evangeliou, en The Hellenic Philosophy: Between Europe Asia and Africa:

Podemos aprender del Sócrates platónico y de la genuina filosofía platónica una lección de cómo vivir en armonía con la naturaleza y la Madre Tierra, que merece nuestro amoroso cuidado mientras va envejeciendo y es cada vez más contaminada por nosotros, sus hijos desobedientes, tal vez su más grande pena, pero potencialmente su más grande gloria, mientras que el Padre Cronos nos hace más sabios a través del sufrimiento; y ver al Cosmos como nuestro hermano mayor con un cuerpo mucho más grande que el nuestro, pero hecho de los mismos elementos y con una "Hermana Alma" mucho más sabia que nuestras almas, que ocasionalmente detendrían el ritmo frenético, voltearían hacia adentro, e intentarían descubrir quiénes son, de dónde vienen, a dónde van y de qué se trata esta vida.

El médico y alquimista Paracelso (Selected Writings):

Así que la filosofía no es más que el conocimiento y el descubrimiento de aquello que tiene su reflejo en el espejo [...].

El cielo es el hombre y el hombre es el cielo, y todos los hombres juntos son el único cielo, y el cielo no es más que un solo hombre. 

Todo lo que la teoría astronómica ha sondeado profundamente estudiando los planetas y las estrellas y sus relaciones... puede ser aplicado al firmamento del cuerpo [humano].

Y el Sol y la Luna y los planetas, así como las estrellas y el caos, están en el hombre... el cuerpo atrae el cielo [...].

Ningún cerebro puede abarcar completamente toda la estructura del cuerpo del hombre y la extensión de sus virtudes; puede entenderse solo como una imagen del macrocosmos, la Gran Criatura. Solo así se manifiesta lo que yace dentro de él. Lo exterior y lo interior son una sola cosa, una constelación, una influencia, una concordancia, una duración... una fruta.

  

UNA MEDITACIÓN SOBRE LA MUERTE

david_the_death_of_socrates1328642627899

Rainer Maria Rilke, en Las Elegías de Duino:

Morir es trabajo duro y está lleno de recogimiento antes de que uno pueda gradualmente sentir un trazo de la eternidad.  

Pierre Hadot, en Ejercicios espirituales y filosofía antigua:

Sócrates se expuso a la muerte por la virtud. Prefirió morir antes que renunciar a las exigencias de su conciencia; prefirió por tanto el Bien al ser, y la conciencia y el pensamiento a la existencia corporal. Semejante elección constituye precisamente la elección filosófica fundamental, pudiéndose decir por tanto que la filosofía implica el ejercicio y el aprendizaje de la muerte, si es cierto que somete el deseo de existencia propio del cuerpo a las exigencias superiores del pensamiento. Como indica el Sócrates del Fedón: «Así pues, es cierto que quienes, en el sentido exacto de la expresión, se tienen por filósofos se ejercitan para morir, y que la idea de estar muertos no resulta para ellos, o en todo caso menos que para cualquier otro en el mundo, motivo de espanto. 

Platón, en el Gorgias:

"¿Quién sabe --como dice Eurípides-- si esta vida no es la muerte, y la muerte la vida?". Existen filósofos que mantienen que aún en vida estamos muertos, y que el cuerpo (soma) es la tumba (sema) del alma.

 

UNA FILOSOFÍA CON ALMA E IMAGINACIÓN VS EL MATERIALISMO

Jean Gebser, en su libro Origen y presente:

Una nueva realidad espiritual es sin duda la única seguridad de que se puede conjurar la destrucción material que nos amenaza, y tan solo su realización parece garantizar una subsistencia de la humanidad contra los poderes de la técnica, de la "ratio" y el caótico estado de ánimo. 

Si nuestra conciencia, y me refiero a la concienciación, vigilancia y claridad del individuo, no logra ayudar a que irrumpa una nueva realidad y a que ejerza sus efectos, entonces tendrán razón los profetas de la decadencia. Todo lo demás es ilusión. Con esto se plantean grandes exigencias a cada uno de nosotros, y cada uno de nosotros está cargado de responsabilidad.

Henry Corbin, en Cuerpo espiritual, tierra celeste:

Esto es sin ninguna duda lo que hemos olvidado en Occidente, desde que se perdió la "batalla a favor del Alma del mundo". Una vez perdida esta batalla, la imagen es presa de todas las degradaciones, de todas las desvergüenzas de una imaginación que ha perdido su eje orientador y, con ello, su función cognitiva. Ya no se conocen más que las imágenes derivadas de lo sensible o que son perceptibles a través de los sentidos (la llamada civilización de la imagen, la pantalla de cine). A partir de ahí, ya no hay imágenes metafísicas, ni metafísica de la imagen y de la imaginación, ya que el principio de esta es que, mediante el órgano del alma, por su función imaginadora, es el propio universo del Ser el que se revela en las Formas imaginales del mundus imaginalis, que revelan eo ipso al alma misma su propia imagen, su álter ego, al mundo del Malakūt.

 

Twitter de Ernesto Priani

Twitter de Alejandro Martínez Gallardo

Cadena Áurea de Filosofía en Facebook

En Soundcloud