*

X

Alianza entre monos gelada y lobos parece el inicio de una domesticación

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 06/13/2015

¿Puede un lobo etíope pasearse tranquilamente entre un grupo de monos gelada sin atacarlos y sin que los monos se sientan en peligro?

lob2

Las alianzas entre especies son una de las formas en que la evolución se manifiesta para asegurar la supervivencia de los individuos. Hace poco, por ejemplo, un estudio exploró la lealtad que consiguieron el Homo sapiens y los primeros lobos domesticados al momento de cazar para obtener alimento.

Hace unos días, Vivek Venkataraman, primatólogo del Dartmouth College, realizó una estancia de observación de una de estas sociedades y el resultado podría parecer sorprendente. En la meseta de Guasa, hacia el norte de Etiopía, parece ser que ciertos grupos de monos gelada (Theropithecus gelada) han establecido un pacto con los lobos etíopes (Canis simensis): los predadores pueden pasearse entre los gelada sin que ni uno ni otro se ataquen entre sí.

Venkataraman y su equipo siguieron durante 17 días a lobos que se infiltraban entre las manadas de los monos y notaron que el propósito y el beneficio que obtenían de este comportamiento era la posibilidad de cazar roedores con mayor facilidad. Los gelada, por su parte, no mostraron ningún tipo de alarma o precaución porque los lobos caminaran cerca de ellos o de sus crías y, por otro lado, los lobos tampoco atacaban a ningún mono. En estas condiciones, el éxito de cacería del también llamado chacal del Semién o caberú fue de 67%, mientras que al hacerlo por su propia cuenta (es decir, sin colarse entre los grupos de gelada) fue de 25%.

lob1

Cabe mencionar que durante el período de observación del científico hubo una ocasión en que uno de los lobos intentó llevarse a una cría de gelada para comérsela. Entonces los monos lo atacaron, hicieron que soltara al espécimen, lo “escoltaron” fuera del territorio de la manada y registraron sus características para impedir que ese lobo en específico volviera.

Hasta ahora parece ser que la única especie beneficiada en esta relación es la de los lobos, sin embargo, los científicos se preguntan si quizá esto podría tomarse como los primeros signos de un proceso de domesticación.

Te podría interesar:

Monsanto ha destruido "accidentalmente" 90% de la población de las mariposas monarcas

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 06/13/2015

Herbicida de Monsanto ha acabado indirectamente con la mayoría de las mariposas monarca

butterfly

La mariposa monarca vive en un ciclo sincronizado con las asclepias. La colorida migración de esta especie, que abarca el continente desde México hasta Canadá, sigue el florecimiento de estas plantas, que llevan el nombre del dios de la medicina y que aportan la principal fuente alimenticia de las larvas monarca. 

Con la llegada de Roundup, el herbicida de glifosato de Monsanto, las cosas han cambiado. Este producto mata a todas las plantas que no tienen un gen que les permita soportar su efecto tóxico; plantas como la soya prosperan de manera exponencial, mientras que plantas como las asclepias perecen al por mayor. El famoso divulgador de la ciencia Bill Nye explica que: "Hemos matado a las asclepias, y las asclepias son de lo que depende la mariposa monarca. Así que accidentalmente hemos diezmado la población de las mariposas monarca, la hemos reducido al 90% en 2 décadas. No queremos esta situación en la que potencialmente estamos erradicando una especie polinizadora". Y es que además de su belleza, las mariposas monarca tienen una importante función en el equilibrio de la naturaleza.

Hay que añadir el problema de la destrucción de insectos polinizadores, ya que las abejas también se ven afectadas por el potente herbicida de Monsanto. Nye agrega:

Y la otra consecuencia colateral es la agricultura de monocultivo. Enormes áreas de un solo tipo de planta hacen la vida muy difícil para las abejas como polinizadores. Tienen que ir ahí, usar ese único cultivo, y luego ya no hay nada que hacer. Y alguien las mete en un camión y las lleva a otro cultivo y simplemente están muy desgastadas, no pueden manejarlo.

Nye considera, sin embargo, que existen cuestiones positivas con respecto a la modificación genética de alimentos:

Lo bueno es que obtenemos mejores resultados por hectárea o área. En otras palabras, tenemos una agricultura de menos impacto ambiental. Afectamos menos el ecosistema porque producimos más comida en menos tierra. Estamos usando biología para luchar contra plagas y enfermedades, en lugar de química.

Sin embargo, habría que recordar que las consecuencias inesperadas, los accidentes de estos sistemas de cultivo --como la casi extinción de las mariposas monarca-- no han sido del todo medidos y no pueden ser completamente anticipados. Los desequilibrios en los sistemas de cultivo son poco menos que insondables; la pérdida de técnicas ancestrales de cultivo y relación antropológica con la tierra podría ser más grave de lo que se piensa.